El tiempo Mapas Satélites Radar Modelos El mundo Foro Revista Avisos        
16° Almendricos 10°-1° Madrid 15° Barcelona 17° Sevilla

Autor Tema: Los seres vivos y su adaptación al clima. Soportando extremos.  (Leído 30295 veces)

FRENTEFRIO

  • Visitante
Los seres vivos y su adaptación al clima. Soportando extremos.
« en: Sábado 08 Mayo 2004 12:21:35 pm »
Saludos a todos.
Este es un artículo de Javier Cano Sanchez, publicado en uno de los calendarios que edita el INM.

Recientemente se han encontrado en el interior de una fuente termal del parque nacional de Yellowstone (USA) sobre un fango oscuro y pestilente a más de 88ºC una comunidad de microorganismos adaptados a soportar temperaturas extremas, muy por encima del límite de tolerancia conocido. Se trata de bacterias y arqueobacterias capaces de reisistir temperaturas extremadamenbte elevadas que viven en densas colonias y parecen desafiar las propias leyes de la naturaleza, ya que la práctica totalidad de los seres vivos experimentan un cambio conocido como desnaturalización cuando alcanzan temperaturas entre los 60 y 70ºC, perdiendo así su actividad biológica característica. En el extremo opuesto, las cianobacterias pueden vivir permanentemente en el interior de los hielos antárticos desarrollando todo su ciclo vital en esas duras condiciones. En lo que respecta a los animales, sólo unos cuantos invertebrados y muy pocos vertebrados tienen como hábitat aguas cuya temperatura esta ligeramente por encima del punto de congelación, debido a que su sangre se hiela a -2,0ºC y no a 0,5ºC como el resto, al poseer una sustancia que actúa como anticongelante.
Sin embargo, de todos los animales que pueblan la tierra, salvo algunas pocas excepciones, tal vez sean las aves quienes tienen que hacer frente a las condiciones meteorológicas y climáticas más rigurosas, soportando situaciones que ningún otro organismo sería capaz de resistir. Aquí van unos cuantos ejemplos:

EL FRIO
Una de las características más significativas de los pingüinos es su capacidad de termoregulación con temperaturas muy bajas. Gracias a un plumaje largo y muy denso (de hasta 12 plumas por cm2 de piel), que retiene en su interior el aire que actúa de aislante térmico, y a una capa de grasa subcutánea, pueden mantenerse calientes bajo condiciones muy rigurosas. Además, el color negro de su plumaje del dorso abosrbe los atenuados rayos de sol que llegan a ésas latitudes calentando sus entumecidos cuerpos.
De las 17 especies de pingüinos que existen, el Emperador, el más grande de todos y que se halla exclusivamente en la costa antártica, vive en un medio que sería hostil para cualquier otra criatura. Es el único ser vivo que cría durante el inclemente y oscuro invierno antártico con temperaturas por debajo de los -60ºC, intensas tormentas de nieve y fuertes venstiscas, que zotan continuamente los territorios ocupados por estas aves, superándose a menudo los 200 Kms/h de velocidad.
Cuando están incubando o criando al único descendiente, los pingüinos se agrupan en colonias, en ocasiones a mas de 200 kms de mar abierto, con densidades de hasta 10 aves por metro cuadrado, comportamiento que les defiende de las extremadamente bajas temperaturas con un mínimo gasto de energía y haciendo que la temperatura en el interior de estos grupos sea 10ºC más alta que la del ambiente. Mientras las crías se van desarrollando se reúnen en grandes grupos supervisados por algunos adultos. Se trata, en definitiva, de la guardería más gélida del mundo, y del único animal que desafía al frio extremo y a los terribles vientos que se suceden en el continente helado.
Por otro lado el petrel níveo es el ave que más se interna dentro de la Antártida. Algunas de sus colonias de cria se localizan a más de 325 Kms de la costa y a altitudes que superan los 2400 metros. De hecho está considerada como la segunda especie más resistente a las adversidades climáticas.

EL CALOR
A lo largo del Rift Valley africano, la gigantesca fosa de hundimiento que va separando el este de Africa del resto del continente, se han formado durante la última fase del terciario una serie de lagos endorreicos especialmente favorables para el desarrollo de las mayores concentraciones de flamencos del mundo. Lagos como el Nakuru, Naivasha, Magadi (el más salado) o el Natrón (de alto contenido en sosa) son los lugares de cria preferidos por estas aves.
Debido al régimen estacional, estos lagos-pluviómetro, son muy sensibles a cualquier variación de las precipitaciones, lo que obliga a los flamencos a adaptar los mecanismos necesarios para su supervivencia. En 1962, debido a las abundantes precipitaciones se congregaron a orillas del lago Magadi alredecor de 1.100.000 parejas, lo que favoreció la aparición de un hábitat adecuado.
Todos estos lagos están muy cerca del ecuador, en una región donde se alcanzan temperaturas muy elevadas, especialmente en la estación seca, época que coincide con la cría de estas aves. Pero lo más destacado es la resistencia de los flamencos enanos rosados a las duras condiciones de su ambiente. Mientras incuban bajo un sol abrasador, la temperatura que hay en el nido está en torno a los 30-35ºC, la de la atmósfera a su alrededor esta a 50-55ºC y la que se registra a unos 20 cms de altura, al sol, puede alcanzar hasta los 68ºC, temperatura inaguantable para la mayoría de los animales.

LA ARIDEZ
Uno de los grupos de aves más resistentes a las duras condiciones que imponen las altas temperaturas y a la escasez de precipitaciones es el de las "gangas", capaces de sobrevivir en ambientes de extrema aridez. Una característica que las hace únicas  es la gran capacidad que tienen las plumas del vientre para absorber y retener el agua, a modo de esponjas, transportándola desde los distantes lugares de abrevadero hasta los nidos y proveer de agua a los pollos. Como la actividad de estas aves se desarrolla enteramente sobre el suelo, que es donde está el aire más caliente, y a menudo las temperaturas exceden los 50ºC, se protegen mediante un plumaje denso que les cubre hasta la base del pico y el tarso y una dura placa ventral que les protege de las altas temperaturas del suelo del desierto. También cuentan con una temperatura corporal elevada (entre 41 y 42º) para el mantenimiento del equilibrio térmico con el excterior e, incluso, se termorregulan mediante el retardo de su metabolismo basal y el jadeo, perdiendo calor por evaporación, lo que obliga a las gangas a beber agua periódicamente.


Desconectado Terral

  • EL BRUJO
  • La vieja guardia de Meteored
  • Supercélula
  • *****
  • Mensajes: 7867
  • Sexo: Masculino
  • EL BRUJO TERRAL MÁLAGA
    • BLOG TORMENTAS  Y  RAYOS  JOSE LUIS  ESCUDERO
Re:Los seres vivos y su adaptación al clima. Soportando extremos.
« Respuesta #1 en: Sábado 08 Mayo 2004 17:17:28 pm »
interasante articulo amigo ,gracias por ponerlo un  saludo de jose ;)