Unas pinceladas del Campo de Montiel.

Desconectado Valero

  • Regular, no ta´bulta!!!
  • Cb Calvus
  • ****
  • 1076
  • Sexo: Masculino
  • Tomelloso, 14 de diciembre de 2009.
Unas pinceladas del Campo de Montiel.
« en: Martes 06 Octubre 2009 00:17:40 am »
Yo, como casi todos, soy unpoco de aquí y un poco de allí. En realidad soy manchego, pero mis abuelos eran campomontieleños. Uno de Villanueva de los Infantes, la otra de Lezuza que aunque no es del Campo de Montiel histórico, si que es del que se denomina Campo de Montiel albaceteño. Y es que esta comarca ha sufrido muchos cambios con el paso de los siglos con entradas y salidas de municipios según las circunstancias. Pero me extendería demasiado con este tema.

Lo que yo expongo abarca el sureste de la provincia de Ciudad Real mas el municipio albaceteño de Ossa de Montiel, que se corresponde con gran parte del Campo de Montiel histórico. Una cosa si que une a todo el sector y es el olvido y, la resignación de sus habitantes al ver como poco a poco estos pueblos se quedan aún mas vacíos de lo que siempre han estado. Valga como ejemplo la densidad de población que es de 9,92 han/km2, destacando por debajo de todos Alhambra con 1,97.

Salgo de Tomelloso por la carretera de Ossa de Montiel, y la entrada a esta comarca es la llamada cuesta de la Mierera (996msnm).


Llego a Ossa de Montiel, una población a la que da vida el turismo procedente de las cercanas lagunas de Ruidera. El sol otoñal invita a la conversación.


Pero mi camino no se detiene aquí. Recuerdo ahora un suceso que contaba mi abuelo y que ocurrió en el mismo sendero que ahora recorro con mi vehículo. Pasó que un abuelo y su nieto iban caminando de Tomelloso a Montiel, ya que el dinero escaseaba y no había otros medios. Era un día de enero de los años 50. En un descuido el pequeño se perdió por los campos de Villahermosa y apareció al amanecer del día siguiente totalmente congelado. Es una muestra de la dureza del clima de la zona y de la penuria de aquellos años.


De Villahermosa a Villanueva de la Fuente el terreno va en ascenso.  Es el pueblo situado a mayor altitud de la provincia de Ciudad TReal con 1006 metros.. El invierno es duro aquí en esta zona cercana a la sierra de Alcaraz y no son de extrañar las nevadas.


Este pueblo cuenta con el nacimiento de un río dentro de sus calles, el Villanueva, que en su día aprovecharon para construir un lavadero público hoy ya en desuso.


Desde aquí parto hacia el sur, junto a la sierra de Relumbrar, borde oriental de Sierra Morena y llego a Albaladejo, un pueblo encaramado a una loma con estrechas, sinuosas y empinadas calles. En los días claros sus vistas son impresionantes hacia las sierras de Alcaraz y Segura. Sus olivares recuerdan la cercanía de la provincia de Jaén.


Y a escasos 4 kilómetros Terrinches.


Casi sin detenerme y por una solitaria y áspera carretera diviso un pueblo que parece estar en medio de ningún sitio. Subo una pendiente y allí está Puebla del Príncipe.


Después salvando una corta distancia por una pésima carretera llego a Villamanrique al que ya dediqué un reportaje. Aunque también aquí parece que el tiempo va a un ritmo distinto, hay algo más de vida. Es la patria de Jorge Manrique.


Alguien se empeña en demostrarnos que esta es la tierra de Don Quijote.


No cambio de comarca pero si de escritor. El siguiente pueblo que me encuentro es Torre de Juan Abad, cuyo comendador fué Don Francisco de Quevedo. Me recibe un rebaño de ovejas, algo imposible que ocurra en las ciudades desnaturalizadas que hemos inventado con el "progreso".


Cózar es mi siguiente destino. La silueta de su iglesia es visible desde la lejanía.


Estos terrenos algo mas llanos, están puntualmente cultivados de vides y me topo con una cuadrilla en plena vendimia.


Y desde Cózar me vuelvo a meter en el Campo de Montiel profundo. Parto hacia Almedina, un lugar perfecto para ver las huellas que deja la erosión en estas tierras rojizas.


Hasta la estatua parece sobrecogida de la maravilla que ven sus ojos.


Me dirijo ahora a uno de esos sitios heridos por la despoblación, pero cuyas gentes se niegan a dejarlos morir. Es Santa Cruz de los Cáñamos.




Y siguiendo por estos campos tan desolados como desoladores, llego al sitio que da nombre a la comarca. Montiel lo fué todo, pero hoy no corren buenos tiempos. Con la caida de la industria de la confección se fué el trabajo y con ello la ilusión de muchos de sus moradores. Aún así atesora buenos paisajes, historia y lo mejor de todo... un gran paisanaje.




Y de lo que fué la capital de la comarca al lugar que lo es hoy, Villanueva de los Infantes. Es el punto neurálgico y la cabecera de la zona. Dispone de buenos servicios y un turismo quizá algo masificado durante el verano. Pero bien merece une visita. Según algunos estudiosos es el lugar del que Cervantes no se quiso acordar (con permiso de Argamasilla de Alba).


El relieve se va suavizando, lo cual me recuerda que poco a poco me voy acercando de nuevo a La Mancha. Pero aún paso por Carrizosa y cruzo allí el río Cañamares.


De nuevo el terreno se vuelve agresivo y tras unos kilómetros, en lo alto de un cerro aparece Alhambra, el gran despoblado de la comarca como ya he dicho al principio. Al pasear por sus calles me apeno al ver la dejadez y el abandono de muchas de sus casas, que a penas se mantienen en pié. Pero el lugar merece la pena aunque sea para ver sus preciosos miradores hacia el vacío y para tener una conversación con sus mayores en la plaza del pueblo cuyo entretenimiento es ver pasar con paciencia los días, las estaciones...




Y no me podía dejar sin visitar las lagunas de Ruidera, rebosadero natural del acuífero del Campo de Montiel. Y lo primero que se deja ver al llegar a ellas desde Alhambra es la cascada del Hundimiento.


Después una visita a las lagunas para digerir todo lo visto y lo vivido en estos lugares perdidos de Castilla La Mancha.


Y hasta aquí estas pinceladas del Campo de Montiel. Aún quedan fuera del reportaje poblaciones como Fuenllana, Alcubillas, San Carlos de Valle y otras mas que habrían hecho demasiado extenso este reportaje. En otros hablaré más detenidamente sobre los unos y los otros. Mientras sus gentes seguirán luchando día a día por conservarlos para que no se pierdan las raices de quienes como yo procedemos de ellos. !Ójala lo consigan!

Un saludo.
Tomelloso, 663 msnm.

febrero 1956

  • Visitante
Re: Unas pinceladas del Campo de Montiel.
« Respuesta #1 en: Martes 06 Octubre 2009 15:45:39 pm »
¡Qué maravillosos recuerdos los de aquellas tierras, hará 1 mes!..... :'( :'(

Gracias por evocármelos de nuevo.... ;)

PD: Prueba a hacer lo siguiente, si me permites el consejo: simultáneamente a la contemplación del paisaje mientras viajas en tu coche, prueba a escuchar "The Shadowlands" de Ryan Adams... :cold: :cold:
Hay canciones que han nacido para acompañar los paisajes ásperos.... :cold: :cold:

Desconectado Arrendajo

  • Cb Calvus
  • ****
  • 1443
Re: Unas pinceladas del Campo de Montiel.
« Respuesta #2 en: Miércoles 07 Octubre 2009 15:59:41 pm »
Magnífico reportaje valero, muy pocas veces nos acordamos del Campo de Montiel, una comarca preciosa y con mucha historia pero totalmente olvidada, aunque gracias a reportajes como el tuyo es posible recordarnos que esas tierras tan nuestras ahí están.


CR

Desconectado Valero

  • Regular, no ta´bulta!!!
  • Cb Calvus
  • ****
  • 1076
  • Sexo: Masculino
  • Tomelloso, 14 de diciembre de 2009.
Re: Unas pinceladas del Campo de Montiel.
« Respuesta #3 en: Miércoles 07 Octubre 2009 22:15:36 pm »
¡Qué maravillosos recuerdos los de aquellas tierras, hará 1 mes!..... :'( :'(

Gracias por evocármelos de nuevo.... ;)

PD: Prueba a hacer lo siguiente, si me permites el consejo: simultáneamente a la contemplación del paisaje mientras viajas en tu coche, prueba a escuchar "The Shadowlands" de Ryan Adams... :cold: :cold:
Hay canciones que han nacido para acompañar los paisajes ásperos.... :cold: :cold:

Muchas gracias.

Hiciste un reportaje espectacular. No conocía la canción pero una vez escuchada desde luego que se ajusta a estos paisajes como dijiste. Habrá que seguir tu consejo.

Magnífico reportaje valero, muy pocas veces nos acordamos del Campo de Montiel, una comarca preciosa y con mucha historia pero totalmente olvidada, aunque gracias a reportajes como el tuyo es posible recordarnos que esas tierras tan nuestras ahí están.

Gracias Vael!

La verdad es que es una zona muy desconocida y con un gran potencial para el turismo. Pero quizá sea mejor que las cosas sigan así.
Tomelloso, 663 msnm.