¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?

Desconectado 1979

  • Cb Incus
  • *****
  • 3919
  • Sexo: Masculino
  • El Espinar (Segovia) 1230 m, Sistema Central
¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« en: Domingo 06 Diciembre 2009 11:58:44 am »
Sabiendo la historia del escudo madrileño del oso y madroño, es de suponer que en la antigüedad la Sierra de Guadarrama y el resto del Sistema Central debía estar lleno de osos.

¿Cuando se extinguió el oso en estas zonas?
¿Existen referencias fiables y claras sobre su presencia en siglos pasados?

Yo siempre he escuchado una vieja historia a mi abuelo, cuyo abuelo (tatarabuelos mios) cuentan como se organizó una gran batida para cazar a un oso que merodeaba por las inmediaciones del nucleo urbano de San Rafael (Segovia).
Ello debió suceder en la primera mitad del siglo XIX probablemente.

¿Alguien tiene más referencias?  ::)
Pienso, luego existo. I think, therefore I am. Je suis, donc je pense. Ich denke, also ben ich. Io penso, pertanto io sono. Ik denk, dus ik bin. Eu penso, logo eu existo.

Desconectado Punsuly

  • Villaverde, Madrid
  • Fotografía
  • Supercélula
  • *****
  • 9392
  • Sexo: Femenino
  • Politicamente soy una incorreccion del sistema.
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #1 en: Domingo 06 Diciembre 2009 15:02:09 pm »

He encontrado esto:

INVESTIGACIÓN/ECOLOGÍA 
El último oso de Gredos
Una zarpa clavada desde hace cuatro siglos en la puerta de la iglesia de un pueblo de Ávila ayuda a desentrañar la historia evolutiva de las distintas poblaciones europeas de osos
 
PEDRO CÁCERES
 
 
EFE / E. SACRISTÁN
En Navacepeda de Tormes hace frío esta mañana de invierno. Brilla el sol, pero las calles están vacías, dominadas por la presencia imponente del Circo de Gredos que se asoma cercano, helado, refulgente de nieve a cada vuelta de la esquina. Es como si el pueblo llevara toda la vida sentado a una mesa camilla, contemplando por la ventana el espectáculo de las cimas más altas del centro de España.

En ellas hubo osos alguna vez. Pero ya no. Se cuenta que hace siglos un vecino se encontró con uno cuando segaba. Le atacó. Se defendió con la guadaña. Lo mató. Seguramente era uno de los últimos ejemplares del Sistema Central. Los mismos que le dieron el escudo a la cercana Madrid y que ahora sólo pueden verse en estatuas de bronce. En Navacepeda, sin embargo, sí queda algo de ellos. Es la zarpa que el paisano clavó en la puerta de la iglesia de San Juan Bautista en agradecimiento al santo.

Todo tiene algo de leyenda, pero la zarpa es real. Está clavada sobre la puerta, momificada por el tiempo y el frío, cubierta de pelo y con alguna uña perdida. De vez en cuando los turistas le hacen una foto, como esta mañana, cuando dos de ellos bajan del coche, se acercan al atrio y miran la reliquia. Han venido porque lo han visto en televisión. Pues, de repente, el oso de Navacepeda es noticia científica.

El relato completo la cuenta Enrique Sacristán, un biólogo enamorado de la historia de su pueblo. Hace años, encargó a un laboratorio que realizara la prueba del carbono 14 a los restos para averiguar su edad y saber cuánto de cierto tenía el relato secular. Averiguó entonces que la garra tenía unos 400 años. La última cita conocida hasta ahora de osos pardos (Ursus arctos) en el Sistema Central data de 1582, cuando el historiador Gonzalo Argote de Molina escribió su Discurso sobre la montería. En él narra que siendo príncipe Felipe II, y por tanto antes de que fuera coronado en 1556, el monarca mató un oso «de un arcabuzazo» cerca del monte de El Pardo, en Madrid. De modo que, en ausencia de otra referencia, el oso de Navacepeda sí fue el último en morir en el centro de España. Hoy sólo quedan ejemplares en la Cordillera Cantábrica y en los Pirineos.

Tiempo después de datar la zarpa de Navacepeda, Sacristán supo que el equipo del Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos buscaba muestras de osos europeos antiguos para estudiar el parentesco entre las poblaciones del continente. Contactó con ellos y la información les fue de utilidad, pues no tenían un resto mejor de los desaparecidos osos del Sistema Central.

El análisis del ADN mitocondrial de los restos de Navacepeda, junto al de unas 60 muestras de otras poblaciones europeas, ha servido ahora para variar las ideas conocidas sobre la evolución de los osos europeos. Un equipo internacional coordinado por la investigadora española Cristina E. Valdiosera, del Centro Mixto UCM-ISCIII, acaba de publicar el resultado de una investigación en la revista Molecular Ecology. Defienden que el flujo de genes entre las distintas poblaciones no quedó interrumpido durante las glaciaciones tal y como se pensaba y que, por tanto, los osos europeos actuales provienen de una población que estuvo unida hasta hace poco tiempo.

La teoría usual sostenía que, durante las épocas de máximo avance de los hielos, los osos quedaron aislados durante largos periodos en las tres penínsulas del sur (Ibérica, Balcánica e Itálica) que les sirvieron de refugio por su clima más benigno. Esa falta de contacto habría motivado una separación genética de la que provendrían las actuales diferencias entre los osos europeos. Sin embargo, explica Cristina Valdiosera, no hay argumentos para sostener esa idea tras analizar restos de osos de lugares tan distantes como el Mont Ventoux, Francia (de hace 1.500 años); de Pestera Baltalgul, Rumanía (hace 1.700 años); Thuringia, Alemania (hace 5.200 años); de las cuevas del Somo, Burgos (varias muestras de hasta 7.500 años); de los Abruzzos italianos (hace 16.000 años); o de Atapuerca, Burgos (hace 17.400 años). «Se pensaba que la estructura de las poblaciones de osos era consecuencia de respuestas a cambios climáticos y hemos visto que no era tanto eso sino el resultado de actividades humanas. Por ejemplo, un oso de Atapuerca de hace 18.000 años presenta un haplotipo itálico. Genéticamente es italiano y eso ocurría en pleno máximo glaciar», cuando supuestamente estaban aislados y no podían contactar, explica Cristina Valdiosera. «Los osos de ahora», continúa la investigadora, «son una muestra muy fragmentada», con pequeñas poblaciones en lugares dispersos de Europa y «falta información desde un punto de vista moderno» para saber con seguridad el origen de su diversidad genética.

Solucionar este vacío de conocimiento ha sido uno de los méritos del estudio. Juan Luis Arsuaga es codirector del yacimiento de Atapuerca, de donde se ha extraído el resto fósil de oso más antiguo empleado en la investigación, y también el máximo responsable del Centro Mixto UCM-ISCIII, donde se ha realizado el trabajo. Para Arsuaga, la investigación tiene diversos puntos de vista. Por una parte, ha ayudado a saber cómo funcionan las especies microevolutivamente y también a conocer cómo evolucionan «las especies, o las poblaciones que forman esas especies, en situaciones de cambio climático» como los producidos en el pasado.

Pero además, explica el científico, el estudio tiene «consecuencias a nivel de conservación». De hecho, afirma, «podría ayudar a responder a la pregunta de si es lícito introducir osos de Eslovenia en los Pirineos». Este ha sido un elemento de debate en años recientes. Francia ha desplazado osos eslovenos al Pirineo para potenciar el escaso y amenazado contingente de plantígrados autóctonos. Sin embargo, hay expertos que se oponen a esa medida, por entender que es una forma de contaminar genéticamente a las poblaciones locales. España, de hecho, no ha recurrido todavía a la importación de osos extranjeros para repoblar las mismas zonas del Pirineo.

Arsuaga no se pronuncia sobre el debate, pero considera que el estudio ofrece datos para el mismo. «No es algo que se responda en un minuto, pero ahora tenemos datos para reconstruir el pasado que pueden ser útiles para tomar decisiones cuando hablamos de biología de la conservación», afirma. «Ahora sabemos que las poblaciones han estado unidas hasta más tarde de lo que se pensaba y que después se han ido fragmentando. Podemos ir hacia atrás y reconstruir esa historia y ver cómo estaban unidas en el pasado».

Se podría preguntar, estima Arsuaga «a partir de cuándo entendemos que son distintas y no se pueden mezclar, porque, en realidad, cuando movemos un oso de Eslovenia a los Pirineos estamos retrocediendo en el tiempo hasta el momento en que esas dos poblaciones estaban unidas».

¿Y qué las separó? Si no fue el cambio climático, fue el hombre. Cristina Valdiosera cree que el patrón de distribución actual y la cronología de la desaparición de los osos en Europa muestra que hubo una extinción más intensa y temprana en el centro del continente, sometido en mayor medida a la presión de los humanos primitivos, y que después ese acoso al gran mamífero se extendió hacia las penínsulas. Hoy quedan osos en España, los Balcanes, Rumanía y Bulgaria y zonas de Escandinavia, como islas azotadas por la marea humana. En las sierras centrales de la Península sobrevivieron hasta hace cuatro siglos y el último de ellos, como seguramente no podía ser de otro modo, lo hizo junto al más agreste de los rincones del alto Gredos.

En Navacepeda, donde murió aquel último oso, aprecian ahora más la reliquia de la iglesia y están contentos de haber aportado algo a la investigación. A Vicente Tejeda, que pastorea sus cabras por los campos de la localidad, se le iluminan los ojos cuando mira al monte e imagina a los osos vagando por ellos. Admira al gran animal, pero él mismo explica lo que debió pasar en tiempos: «Esta siempre ha sido tierra de mucha ganadería, no creo que la gente de entonces les dejara en paz». Mientras recoge las cabras, el sol va cayendo sobre Gredos, lleno de nieve, vacío de osos.

 

--------------------------------------------------------------------------------
 
LA INVESTIGACIÓN


Muestras fósiles. El estudio publicado por el equipo de Cristina E. Valdiosera en la revista 'Molecular Ecology' ha utilizado muestras fósiles de huesos y dientes de hasta 66 ejemplares de osos antiguos europeos. Los restos pertenecen a diversos museos y yacimientos y también a fuentes tan extrañas como la puerta de la iglesia de Navacepeda de Tormes. El mapa que acompaña estas líneas señala algunos de los lugares de origen de los restos analizados.

 
Don't not know what you got, til it's gone

Desconectado Punsuly

  • Villaverde, Madrid
  • Fotografía
  • Supercélula
  • *****
  • 9392
  • Sexo: Femenino
  • Politicamente soy una incorreccion del sistema.
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #2 en: Domingo 06 Diciembre 2009 15:10:08 pm »
O este otro articulo, en el que menciona que Felipe II antes de 1556 los cazaba en el Pardo.

http://www.mma.es/secciones/biodiversidad/especies_amenazadas/vertebrados/mamiferos/pdf/CAP01_OSOPARDO.pdf
Don't not know what you got, til it's gone

Desconectado 1979

  • Cb Incus
  • *****
  • 3919
  • Sexo: Masculino
  • El Espinar (Segovia) 1230 m, Sistema Central
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #3 en: Domingo 06 Diciembre 2009 15:51:06 pm »
¿Cuatro siglos? La historia de mi abuelo a lo mejor hacía referencia a algun tatarabuelo suyo entonces  :o
Bueno, supongo que en algun valle recóndito del Sistema Central hayan sobrevivido algunos años más sin constar en referencias fiables.
Pienso, luego existo. I think, therefore I am. Je suis, donc je pense. Ich denke, also ben ich. Io penso, pertanto io sono. Ik denk, dus ik bin. Eu penso, logo eu existo.

Desconectado Ibérico

  • Cumulus Húmilis
  • **
  • 465
  • Toledo, Castilla centro-sur
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #4 en: Domingo 06 Diciembre 2009 16:00:46 pm »
Muy probablemente. Si Felipe II los cazaba en El Pardo, a mediados del siglo XVI, dudo que el último fuera el ejemplar de Gredos 40 años después. No creo que en 40 años desapareciera tal abundancia. Probablemente fuera cosa de uno o dos siglos.

Desconectado Ibérico

  • Cumulus Húmilis
  • **
  • 465
  • Toledo, Castilla centro-sur
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #5 en: Domingo 06 Diciembre 2009 16:04:27 pm »
Mira lo que he encontrado, si me sonaba a mí que en Montes de Toledo los hubo hasta hace relativamente poco:

Cacería de osos de Felipe IV en Montes de Toledo en 1.622
http://docs.google.com/viewer?a=v&q=cache:s1vo_tZtZacJ:www.bibliotecaspublicas.es/villarrubiadelosojos/imagenes/contenido10570_9.pdf+osos+montes+de+toledo&hl=es&gl=es&sig=AHIEtbQLl3SXgEv7_sUtX3UyTY3n25AMqw

También en el archivo municipal de Toledo, se conserva este texto, del siglo XVII:
http://www.ayto-toledo.org/archivo/curiosos/ampliar.asp?docum=29

Desconectado meteoxiri

  • Supercélula
  • ******
  • 8760
  • Sexo: Masculino
  • Chirivel( Almería) 1045 m, Alto Guadalentín
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #6 en: Domingo 06 Diciembre 2009 16:12:15 pm »
Pues será que el escudo de Madrid no lo dice claro. El Oso y el Madroño. Claro que había, lo que tenéis que ver es si eran de la subespecie mediterránea o de la atlántica.
Aquí en Almería el útimo Oso se cazó por el 1760 en un monte que por cierto se llama Sierra del Oso. Eso si, los osos eran de menor tamaño que los del Norte y adaptados al clima cálido veraniego.
Numero de nevadas temporada: 4 / Precipitación 2014: 210 mm / Precipitación 2013: 402  litros
Chirivel, (1045 m) Media 2007-2012 385 mm, 13ºC. En la comarca de Los Vélez.
AÑO HIDROLOGICO MAS SECO. 2011-2012   173 mm
Nieve: 2005:40cm / 2006:2cm  2007:100cm / 2008:12cm 2009:25cm 2010:30cm / 2011:12cm  / 2012:10cm 2013: 10cm
Sierra María,(Chirivel 1270 m) Pluviometria en estudio: 2014: 100 mm

Desconectado Snark

  • Supercélula
  • ******
  • 7085
  • Sexo: Masculino
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #7 en: Domingo 06 Diciembre 2009 17:13:20 pm »
He leido que en la Edad Media abundaban los Osos en los alrededores de Madrid. En los tiempos que los bosques inundaban la península.
Villalba, 917msnm, 60.000 habitantes, NW de Madrid.

Salvemos la Sierra de Guadarrama, stop terrorismo hacia nuestra sierra.

Desconectado Pepeavilenho

  • Meteo Tropical
  • Supercélula
  • *****
  • 8487
  • Sexo: Masculino
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #8 en: Domingo 06 Diciembre 2009 23:30:48 pm »
que interesante tema.

se os ha olvidado la foto...me cachis... ;D


En el Libro de Montería de Alfonso XI, escrito a mediados del siglo XIV, se indica que las gargantas de Gredos "son un buen monte de oso en verano" y se citan algunos lugares cercanos a Navacepeda, donde existen además algunos topónimos que hacen referencia a los osos, como Polvoroso, Fuente la Osa o Raigoso.

Por otro lado, el premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway menciona una mano de oso en su novela 'Por quién doblan las campanas', donde uno de los personajes, Anselmo, comenta: "En la puerta de la iglesia de mi pueblo había una pata de oso que maté yo en primavera". Hemingway visitó la Sierra de Gredos durante el mes de junio de 1931 y es probable que supiera de la garra, ya que en una carta dirigida a su amigo John Dos Passos señala, entre otros detalles, la presencia de cabras salvajes en estas montañas, así como truchas, lobos y "una garra de oso clavada en la puerta de la iglesia".

Hasta el momento no se ha encontrado ningún documento escrito que informe sobre la historia de esta mano, que recientemente los vecinos han protegido con una placa de metacrilato. Según una leyenda local se trata de la ofrenda presentada por un segador, a Dios o a algún santo, en agradecimiento por haber salvado la vida tras el ataque de un oso, al que "valientemente" logró vencer con su guadaña.

y pensar que ahi he estado yo mas de una vez... :crazy:

un saludo ;)
Seguimiento Polos del Frío 2013-2014
Garganta del Villar (-17.6ºC) - Puerto El Pico (-11.4ºC)

¡¡¡Síguenos en Twitter!!!

Desconectado Morgana

  • Cb Calvus
  • ****
  • 1279
  • Sexo: Femenino
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #9 en: Domingo 06 Diciembre 2009 23:38:11 pm »
En el centro de interpretación del Castillo de Manzanares el Real... se puede apreciar  una caceria de osos, jabalies...con las bozerias y la forma de actuar de las gentes....en un mapita Claro....tomado de Alfonso X.
¿Te caigo mal?: Coge turno... Toma asiento y... espera a que me importe
Soto del Real (Madrid)

Desconectado disidente

  • Sol
  • *
  • 7
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #10 en: Lunes 07 Diciembre 2009 17:29:43 pm »
Un tema muy interesante. Y las aportaciones de dos usuarios, una oral (sobre la sierra del Guadarrama) y otra supongo que escrita, sobre las sierras de Almería en 1760, poseen mucha importancia histórica.

En el libro que se comenta en otro hilo de este foro, en relación con el nuevo estudio sobre el oso pardo de las Montañas Galaico-Leonesas, hay un capítulo referido a la distribución del oso en España y Europa meridional hasta aproximadamente 1830.

Se da cuenta de existencia de osos en el Sistema Central (sector sierra del Guadarrama-sierra Norte de Madrid) hasta principios del siglo XIX. Presencia de osos, efectivamente, en los Montes de Toledo durante el siglo XVII y estancia del plantígrado en las sierras andaluzas de Cazorla y Segura hasta mediados del siglo XIX. Igualmente, se cita la especie en la sierra de Albarracín por la misma época. Se señala también la existencia de osos en la sierra de Gata (Salamanca, Cáceres y zonas limítrofes de Portugal) hasta aproximadamente 1890...
De igual manera, se menciona la presencia rara de algún animal en el norte de Portugal (regiones de Minho y Tras-os-Montes) hasta 1940-1950.
Se trata de dar, en fin,  una visión más amplia del oso español, o mejor dicho ibérico, huyendo de los análisis tan regionales y particulares como han proliferado, en cuanto a la especie aludida, en los últimos 60 años; como un animal típico de Asturias y poco más.

Sería muy útil que informárais sobre esos datos que sabéis con mayor detenimiento.

Un saludo.-

Desconectado meteoxiri

  • Supercélula
  • ******
  • 8760
  • Sexo: Masculino
  • Chirivel( Almería) 1045 m, Alto Guadalentín
Re: ¿Osos en el Sistema Central en la antigüedad?
« Respuesta #11 en: Martes 08 Diciembre 2009 12:42:56 pm »
Yo lo tengo que mirar en un libro de esta comarca en la que vienen mas detalles, y en la que se dice que fue el último oso de la provincia. Tambien en otros catálogos hace referencia a las piezas de caza que abatían por el siglo XVI entre las que se encontraban varias y algunas de especial interés como el corzo.
El lobo desaparció en los años 30 del pasado siglo habiéndose divisado algún ejemplar en los 40. Tambien desaparecido aquí el  buitre negro, el lince, el quebrantahuesos, la cabra montes, el ciervo,galápago mediterráneo en proceso de reintroducción,e l torillo está en vías de extinción ect, ect
En cambio han vuelto especies como el jabalí o el buitre leonado introducido. Otras como el arruí que no es de aquí, bastante dañino con la flora, en fin, somos un desastre.
« Última modificación: Martes 08 Diciembre 2009 12:53:32 pm por meteoxiri »
Numero de nevadas temporada: 4 / Precipitación 2014: 210 mm / Precipitación 2013: 402  litros
Chirivel, (1045 m) Media 2007-2012 385 mm, 13ºC. En la comarca de Los Vélez.
AÑO HIDROLOGICO MAS SECO. 2011-2012   173 mm
Nieve: 2005:40cm / 2006:2cm  2007:100cm / 2008:12cm 2009:25cm 2010:30cm / 2011:12cm  / 2012:10cm 2013: 10cm
Sierra María,(Chirivel 1270 m) Pluviometria en estudio: 2014: 100 mm