AEMET 2019 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...

Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula
  • *****
  • 8312
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2019 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #12 en: Lunes 13 Mayo 2019 20:57:18 pm »
Abril de 2019, un mes muy húmedo y de récords

08/05/2019 - La Agencia Estatal de Meteorología confirma que el pasado mes ha sido el segundo abril más húmedo en lo que llevamos de siglo XXI, tan solo por detrás de 2008, y el cuarto más húmedo desde 1965. Se han batido, además, hasta 9 récords locales vinculados a precipitación, tanto mensual como máxima diaria. Además, pese a ser un mes de contrastes térmicos espaciales y temporales éstos, al contrarrestarse entre sí, han dado paso a un abril con datos en las medias.

Temperaturas

El mes de abril ha sido en conjunto normal, con una temperatura media sobre España de 13,0 ºC, valor que coincide con la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010).
Se ha tratado del vigesimotercer abril más cálido desde 1965 y del decimocuarto más cálido (el sexto más frío)
desde el comienzo del siglo XXI.

Abril tuvo un carácter frío en la mayor parte del centro y sur de la España peninsular, llegando a resultar muy frío en el este de Castilla-La Mancha y noreste de Andalucía. Resultó, en cambio, cálido en algunas regiones del tercio norte de la península, mientras que en el resto de la España peninsular y en Baleares fue normal.
En Canarias el mes mostró un comportamiento variable de unas zonas a otras, resultando en conjunto frío.
Las anomalías térmicas se situaron alrededor de -1 ºC en amplias zonas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, interior de Murcia y sur de Castilla y León, llegando a alcanzarse valores próximos a -2 ºC en algunos
puntos de Castilla-La Mancha.
Se observaron valores cercanos a 1 ºC en puntos del Cantábrico, La Rioja, Pirineos y en la costa catalana, mientras que en el resto del territorio peninsular español, así como en Baleares, las anomalías se situaron en torno a 0 ºC.
En Canarias las anomalías tomaron valores mayoritariamente comprendidos entre 0 y -1 ºC.

         

Tanto las temperaturas máximas como las mínimas se situaron en promedio en valores muy cercanos a los normales del mes: las máximas fueron 0,1 ºC inferiores a la media, mientras que las mínimas coincidieron con la media
mensual, resultando una oscilación térmica diaria prácticamente igual a la normal de abril.

El mes de abril se caracterizó por la alternancia de sucesivos episodios fríos y cálidos, observándose una notable oscilación de las temperaturas a lo largo del mes.
Abril comenzó con temperaturas algo por encima de las normales, si bien el día 3 se produjo un descenso generalizado de las temperaturas que dio paso a un primer episodio frío, con temperaturas tanto máximas como
mínimas por debajo de las normales, que se extendió hasta el día 11.
El día 13 las temperaturas pasaron nuevamente a situarse en valores por encima de las normales, situación que se prolongó hasta el día 17.
Entre el 18 y el 26 de abril las temperaturas máximas fueron inferiores a las normales para la época del año mientras que las mínimas tomaron valores cercanos a los normales.
A partir del día 27 y hasta el final del mes las temperaturas, tanto máximas como mínimas, volvieron a situarse en valores claramente por encima de los normales.

Las temperaturas más elevadas se registraron los últimos días de abril y durante el episodio cálido de mediados de mes, destacando entre estaciones principales los 31,3 ºC medidos en Córdoba/aeropuerto el día 30, los 30,8 ºC
de Sevilla/aeropuerto el día 30, los 30,7 ºC de Badajoz/aeropuerto también el día 30, y los 30,5 ºC de Valencia/aeropuerto medidos el día 14.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos se registraron en el episodio frío de comienzos del mes, destacando entre estaciones principales los -7,4 ºC del puerto de Navacerrada medidos el día 4, los -5,2 ºC
de Burgos/aeropuerto el día 4, y los -4,8 ºC de Salamanca/aeropuerto y de Molina de Aragón los días 4 y 13, respectivamente.
Se registraron heladas en zonas de montaña y en ambas mesetas, destacando entre observatorios principales los 16 días de helada observados en el puerto de Navacerrada, los 8 de Izaña, los 7 de Molina de Aragón y los 4 días registrados en Burgos/aeropuerto, Salamanca/aeropuerto, Valladolid/aeropuerto, León y Pamplona/aeropuerto.

Precipitaciones:

Abril ha sido en conjunto un mes muy húmedo, con una precipitación media sobre España de 96 mm, valor que supera en un 48% al valor normal, que es de 65 mm (Periodo de referencia 1981-2010).
Con la información disponible,  abril ha resultado el segundo mes más húmedo en lo que llevamos de siglo
XXI por detrás de 2008 y el cuarto más húmedo desde 1965.

         

El mes de abril ha destacado por resultar muy húmedo en la mitad sur de Galicia, en las islas de la Gomera y el Hierro, y en una extensa área peninsular que abarca el cuadrante sureste y se extiende a toda Castilla-La Mancha, comunidad de Madrid, y algunas zonas de Castilla y León, Extremadura y sur de Aragón, siendo en el sureste peninsular donde ha sido extremadamente húmedo.

En cuanto al porcentaje de precipitación respecto al valor normal, las precipitaciones han sido superiores a los valores normales en gran parte del territorio peninsular y en Canarias occidental. Se han superado en un 50%
los valores normales en el cuadrante sureste peninsular, mitad sur de Galicia, suroeste y este de Castilla y León, Castilla-La Mancha y diversas áreas de Extremadura y Andalucía, duplicándose dichos valores al sureste de Galicia,
este de Castilla-La Mancha, este de Madrid, sur de Aragón, provincia de Soria y este de Extremadura y Andalucía oriental, y llegándose a superar el triple de los valores normales en un área que abarca la mitad sur de la comunidad
valenciana y gran parte de Murcia, y de las provincias de Albacete y Granada.
Por el contrario, en la franja norte desde Asturias hasta el norte de Navarra, en el este y centro de Cataluña, extensas zonas del valle del Ebro, Baleares e  islas más orientales de Canarias, las precipitaciones no han alcanzado los
valores normales, siendo en la desembocadura del Ebro, en zonas de Mallorca y Menorca, y de Canarias oriental, donde no se ha llegado ni a la mitad de dichos valores.

En la primera decena, las precipitaciones afectaron a todo el territorio acumulándose más de 30 mm en Galicia, franja norte desde Asturias hasta el norte de Cataluña, Sistema Central y Sistema Ibérico, gran parte de Andalucía, algunas zonas de Extremadura, y pequeñas áreas al norte de las islas de Canarias occidental. Se acumularon más de 100 mm en el oeste y sur de Galicia y en la sierra de Grazalema en Cádiz, siendo al suroeste de Galicia
donde se superaron los 150 mm.

En la segunda decena las precipitaciones volvieron a extenderse a todo el territorio con excepción de algunas zonas de Canarias, superándose los 30 mm en el cuadrante sureste peninsular, zonas elevadas de la cordillera cantábrica, Sistema Ibérico, provincia de Guadalajara, sur de Aragón, comunidad valenciana y algunas pequeñas áreas del Sistema Central, Galicia y norte de Huelva. En el sureste peninsular se acumularon más de 60 mm, siendo en extensas zonas de la Comunidad valenciana y provincia de Albacete, así como al norte de Murcia donde se acumularon más de 100 mm.

En la tercera decena las precipitaciones disminuyeron, aunque también se extendieron a todo el territorio peninsular y a Baleares.
Se acumularon más de 30 mm en Galicia, Pirineos, Sistema Central y algunas zonas del Sistema Ibérico, de Extremadura y Castilla-La Mancha, norte de Andalucía, mitad sur de la comunidad valenciana y norte de Mallorca.
En diversas áreas del Pirineo aragonés y de Lleida, así como en un área entre Valencia y Alicante se acumularon más de 100 mm. En la zona de Jávea (Alicante) se registraron 278 mm el día 21.

En cuanto a episodios de precipitaciones intensas a lo largo del mes de abril destacan: los días 4 al 9 en que al paso de diversos frentes, se produjeron precipitaciones en gran parte del territorio siendo más intensas en Galicia,
Andalucía y Pirineos, y que fueron en forma de nieve en diversas áreas de la mitad norte peninsular; los días 17 al 22 con precipitaciones abundantes en el sureste peninsular, comunidad valenciana, Sistema Ibérico y Castilla-La
Mancha; y los días 23 al 25 en que se registraron precipitaciones en el área peninsular, siendo más intensas en el entorno de Pirineos y Sistema Central.

Las mayores precipitaciones diarias de abril entre observatorios principales se registraron el día 19 con 79 mm en Murcia, 76 mm en San  Javier/aeropuerto, 99 mm en Alicante-Elche/aeropuerto, 78 mm en Alcantarilla/Base aérea, 64 mm en Albacete/Base aérea, y 47 mm en Alicante, siendo las precipitaciones máximas diarias registradas en estos cuatro últimos observatorios los valores máximos de su correspondiente serie mensual.
El día 18 se registraron precipitaciones de 54 mm en Teruel y 49 mm en Valencia/aeropuerto, que también han supuesto el valor máximo de la correspondiente serie.

         

Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula
  • *****
  • 8312
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2019 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #13 en: Sábado 08 Junio 2019 22:54:37 pm »
Mayo de 2019, un mes parco en lluvia

06/06/2019 - La Agencia Estatal de Meteorología confirma que el pasado mes ha sido el cuarto mayo más seco desde 1965. En algunas estaciones como por ejemplo Madrid, Huelva, Cádiz, Córdoba, Jerez de la Frontera, Santa Cruz de Tenerife o Las Palmas de Gran Canaria no ha llovido en todo el mes. Además, mayo ha sido un mes de contrastes térmicos espaciales, al registrarse como muy cálido en el suroeste peninsular y Canarias, y entre frío y muy frío en el noreste peninsular y Baleares.

Temperaturas

El mes de mayo ha sido en conjunto cálido, con una temperatura media sobre España de 17,6 ºC, valor que queda 1,0 ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010).
Se ha tratado del decimoséptimo mayo más cálido desde 1965 y del noveno más cálido desde el comienzo del siglo XXI.
El carácter térmico de mayo mostró un marcado contraste entre el suroeste de la península, donde resultó en general muy cálido, llegando a ser incluso extremadamente cálido en algunas zonas, y el noreste peninsular, donde
tuvo un carácter entre frío y muy frío.
En Baleares el mes fue en conjunto frío, mientras que en Canarias resultó entre cálido y muy cálido, llegando a ser
extremadamente cálido en zonas altas.

         
          Porcentaje de precipitación acumulada en mayo de 2019 en relación al periodo normal (1981-2010)

Las anomalías térmicas se situaron por encima de 2 ºC en prácticamente todo el cuadrante suroccidental de la península, llegando a alcanzarse valores superiores a 3 ºC en puntos de Extremadura, oeste de Castilla-La
Mancha y centro y oeste de Andalucía.
En contraste, se observaron anomalías térmicas negativas, cercanas a -1 ºC, en el este de Asturias,
Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, noreste de Castilla y León, Aragón y Cataluña, alcanzándose valores en torno a -2 ºC en puntos del País Vasco y Navarra. En el resto del territorio peninsular español las anomalías térmicas
se situaron mayoritariamente entre 0 y 1 ºC.
En Baleares las anomalías tomaron valores cercanos a -1 ºC, mientras que en Canarias predominaron
valores comprendidos entre 1 y 2 ºC, llegando a ser superiores a 3 ºC en las zonas más altas.

Las temperaturas máximas diarias fueron claramente superiores a las normales para la época del año, situándose en promedio 1,8 ºC por encima del valor normal de mayo, mientras que las mínimas quedaron tan solo 0,1 ºC
por encima del valor normal, resultando, por tanto, una oscilación térmica diaria 1,7 ºC mayor que la normal del mes.

Durante la primera decena de mayo las temperaturas se mantuvieron en general en valores cercanos a los normales para la época del año.
A partir del día 10 las temperaturas máximas se situaron en valores muy superiores a los normales, mientras que las mínimas tomaron valores cercanos o algo por encima de los normales, situación que se mantuvo hasta el día 16.
El día 17 se observó un descenso generalizado de las temperaturas, dando lugar a un
breve episodio frío, con máximas y mínimas por debajo de las normales, que se mantuvo hasta el día 20.
Durante la última decena de mayo las temperaturas máximas se situaron ligeramente por encima de las normales,
mientras que las mínimas tomaron valores próximos a los normales.

Las temperaturas más elevadas se registraron los últimos días del mes, destacando entre estaciones principales los 37,1 ºC medidos en Córdoba/aeropuerto el día 28, los 36,6 ºC de Ourense el día 31, los 36,5 ºC de Sevilla/aeropuerto el día 28, y los 36,3 ºC de Badajoz/aeropuerto medidos el día 31.
En A Coruña se registraron 33,6 ºC el día 31, valor que superó el anterior valor más alto de la serie, con datos desde 1972.
Así mismo, en la estación de Melilla la temperatura media de mayo fue la más alta desde el comienzo de la serie en 1971.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos se registraron en el episodio frío de mediados de mes y durante los primeros días de mayo, destacando entre estaciones principales los -2,8 ºC del puerto de Navacerrada medidos el día 18, los -2,0 ºC de Molina de Aragón el día 6, los -1,6 ºC de Vitoria/aeropuerto el día 6, y los -0,9 ºC de Burgos/aeropuerto, registrados también el día 6.
En Menorca/aeropuerto se midieron 5,4 ºC el día 16, valor que constituye un nuevo mínimo de la serie, con datos desde 1965.

Se registraron algunas heladas en zonas de montaña y en ambas mesetas, destacando entre observatorios principales los 5 días de helada observados en el puerto de Navacerrada, los 3 días de Molina de Aragón y los 2 días
registrados en Burgos/aeropuerto y Vitoria/aeropuerto.

Precipitaciones

Mayo ha sido en su conjunto muy seco aunque muy próximo a extremadamente seco, con una precipitación media sobre España de 24 mm, lo que supone el 39 % de la media de este mes que es de 61 mm (Periodo de
referencia 1981-2010).
En el mes de mayo las precipitaciones han estado muy desigualmente repartidas espacialmente. Tan sólo ha sido un mes húmedo o muy húmedo en algunas zonas del País Vasco, Navarra, nordeste de Aragón, y extremos
norte y sur de la isla de Mallorca, mientras que en toda la península con excepción del cuadrante nordeste peninsular y regiones cantábricas, ha resultado un mes muy seco e incluso extremadamente seco en el centro
peninsular y de Castilla y León.

         
                 Precipitación acumulada en mayo de 2019

En cuanto al porcentaje de precipitación acumulada, las precipitaciones han superado en más de un 25% el valor normal en un área que abarca el este del País Vasco y amplias zonas de Navarra, y también en el litoral sur de
Barcelona y de la isla de Mallorca, siendo en Donostia/San Sebastián donde se ha duplicado dicho valor.
Por el contrario, no se ha alcanzado ni la mitad de los valores normales y en muchas zonas ni el 25% de dichos valores, en gran parte de la mitad oeste y sur peninsulares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, sur de Aragón, Canarias e islas de Menorca e Ibiza.
En zonas del interior peninsular y de Castilla y León, así como del tercio sur  peninsular y en Canarias, las precipitaciones acumuladas no han superado los 5 mm.

En la primera decena las precipitaciones se extendieron a gran parte del territorio y quedaron sin precipitación la comunidad de Madrid, el este de Andalucía y gran parte de Canarias. Se acumularon más de 30 mm en la
mitad oeste de Galicia, Pirineos y zonas de la provincia de Cuenca.

En la segunda decena las precipitaciones fueron ligeramente superiores aunque tan sólo se extendieron a la mitad norte peninsular y algunas zonas de Baleares.
Se acumularon más de 30 mm en la franja norte peninsular desde Asturias hasta el noroeste de Aragón, así como en zonas de las provincias de Zaragoza y Girona. Se acumularon más de 120 mm en una pequeña área entre Gipuzcoa y Navarra.

En la tercera decena las precipitaciones en general disminuyeron, extendiéndose al cuadrante nordeste peninsular y zonas del sureste, así como al norte de Galicia, Asturias y Baleares, aunque tan sólo se superaron los 20 mm en algunas zonas de Cantabria, País Vasco, Pirineos, oeste de Aragón, Cataluña y norte de la comunidad valenciana, alcanzándose los 30 mm al norte de Tarragona y en algunos puntos al norte de Lleida y de Navarra.

         
          Porcentaje de precipitación acumulada en mayo de 2019 en relación al periodo normal (1981-2010)


En cuanto a eventos de precipitaciones intensas, a lo largo del mes de mayo se acumuló más de la mitad de la precipitación mensual en los siguientes dos episodios: del 16 al 19 con precipitaciones en el tercio norte peninsular que fueron más intensas en Navarra, Aragón y País Vasco, acumulándose más de 100 mm en Donostia/San Sebastián; y del 23 al 24 en que las precipitaciones afectaron principalmente al tercio este peninsular y Baleares. Por otra parte, también se produjeron tormentas con precipitaciones localmente intensas el día 1 en la zona de Cuenca y el día 9 en Galicia, Asturias y Pirineo Navarro.

Las mayores precipitaciones diarias de mayo entre observatorios principales se registraron el día 18 con 92 mm en Hondarribia/Malkarroa y 85 mm en Donostia/San Sebastián, el día 1 con 39 mm en Cuenca, el día 17 con 37 mm
en Barcelona y el día 16 con 34 mm en Pamplona.
Y en cuanto a las precipitaciones acumuladas en el mes destaca que se han registrado las mínimas precipitaciones acumuladas mensuales de la correspondiente serie en 11 observatorios principales, aunque sólo en tres de ellos las diferencias absolutas con el anterior valor mínimo han superado los 2 mm (Ávila con una precipitación acumulada mensual de 3 mm, Puerto de Navacerrada con 6 mm y Valladolid con 5 mm).

Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula
  • *****
  • 8312
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2019 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #14 en: Lunes 24 Junio 2019 23:39:29 pm »
Una primavera seca confirma la situación de sequía meteorológica

                                                                        Resumen climático de la primavera 2019
                                                                                            Temperaturas

La primavera 2019 (periodo comprendido entre el 1 de marzo y el 31 de mayo de 2019) ha tenido un carácter cálido, con una temperatura media de 14,2 ºC, valor que queda 0,5 ºC por encima de la media de esta estación (período de referencia 1981-2010).
Se ha tratado de la decimosegunda primavera más cálida desde 1965 y la novena más cálida desde el comienzo del siglo XXI.

         

La primavera tuvo un carácter cálido o muy cálido en el cuadrante suroccidental de laEspaña peninsular, así como en Galicia y en el oeste de Castilla y León, mientras que resultó fría en el cuadrante noreste, en puntos del este de la península y en el archipiélago Balear.
En Canarias la primavera mostró un carácter muy variable en cuanto a temperaturas, resultando en general cálida en zonas altas, y normal o fría en las zonas de menor altitud.

Se observaron anomalías térmicas de alrededor de 1 ºC en la mayor parte de Extremadura, oeste y centro de Andalucía, Madrid, oeste de Castilla-La Mancha, Galicia y en puntos del oeste y sur de Castilla y León.
En contraste, se observaron anomalías negativas, comprendidas entre 0 y -1 ºC, en el oeste de Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, este de Castilla y León, Aragón e interior de Cataluña, así como en Baleares y
en algunas zonas del sureste peninsular.
En el resto del territorio peninsular español las anomalías fueron próximas a 0 ºC. En Canarias, las anomalías térmicas se situaron en valores comprendidos entre 0 ºC y -1 ºC en zonas bajas, mientras que tomaron valores
positivos, cercanos a 1 ºC, en las zonas de mayor altitud.

Destaca el contraste observado entre las anomalías de las temperaturas máximas, que se situaron en promedio 1,1 ºC por encima del valor normal del trimestre, y las de las temperaturas mínimas, que fueron 0,1 ºC inferiores a las normales, resultando, por tanto, una oscilación térmica diaria 1,2 ºC superior a la normal.

         

La primavera comenzó con un mes de marzo cálido, con una temperatura media que se situó 0,7 ºC por encima de la normal del mes.
Abril resultó normal, con una temperatura media que coincidió con la normal, mientras que mayo fue cálido, con una temperatura 1,0 ºC superior a la media del mes.

Marzo resultó entre cálido y muy cálido en el cuadrante noreste de la península y cálido en amplias zonas del centro y suroeste peninsulares, así como en el noroeste de Castilla y León y sur de Galicia.
En el resto de la España peninsular el mes fue mayoritariamente normal, llegando a resultar frío en algunos puntos del tercio sur peninsular y del suroeste de Castilla y León.
En Baleares fue en conjunto normal, mientras que en Canarias resultó predominantemente frío. Las anomalías térmicas se situaron alrededor de 1 ºC en amplias zonas de Cataluña, Aragón, La Rioja, norte y centro de la Comunidad Valenciana, sur de Galicia, noroeste y sureste de Castilla y León, Madrid, Extremadura, norte y oeste de Castilla-La Mancha y Andalucía occidental, llegando a observarse anomalías cercanas a 2 ºC en algunos puntos de los Pirineos y en otros sistemas montañosos del norte y centro de la península.
En el resto del territorio peninsular español predominaron anomalías próximas a 0 ºC salvo en algunos puntos del sureste, en los que se observaron valores negativos cercanos a -1 ºC, así como en el extremo suroeste de Castilla y León.
En Baleares las anomalías se situaron en torno a 0 ºC, mientras en que en Canarias tomaron valores mayoritariamente comprendidos entre 0 y – 1 ºC.

Abril tuvo un carácter frío en la mayor parte del centro y sur de la España peninsular, llegando a resultar muy frío en el este de Castilla-La Mancha y noreste de Andalucía.
Resultó, en cambio, cálido en algunas regiones del tercio norte de la península, mientras que en el resto de la España peninsular y en Baleares fue normal.
En Canarias el mes mostró un comportamiento variable de unas zonas a otras, resultando en conjunto frío.
Las anomalías térmicas se situaron alrededor de -1 ºC en amplias zonas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, interior de Murcia y sur de Castilla y León, llegando a alcanzarse valores próximos a -2 ºC en algunos puntos de Castilla-La Mancha.
Se observaron valores cercanos a 1 ºC en puntos del Cantábrico, La Rioja, Pirineos y en la costa catalana, mientras que en el resto del territorio peninsular español, así como en Baleares, las anomalías se situaron en torno a 0 ºC.
En Canarias las anomalías tomaron valores mayoritariamente comprendidos entre 0 y -1 ºC.

Mayo mostró un marcado contraste entre el suroeste de la península, donde resultó en general muy cálido, llegando a ser incluso extremadamente cálido en algunas zonas, y el noreste peninsular, donde tuvo un carácter entre frío y muy frío.
En Baleares el mes fue en conjunto frío, mientras que en Canarias resultó entre cálido y muy cálido, llegando
a ser extremadamente cálido en zonas altas.
Las anomalías térmicas se situaron por encima de 2 ºC en prácticamente todo el cuadrante suroccidental de la península, llegando a alcanzarse valores superiores a 3 ºC en puntos de Extremadura, oeste de
Castilla-La Mancha y centro y oeste de Andalucía.
En contraste, se observaron anomalías térmicas negativas, cercanas a -1 ºC, en el este de Asturias, Cantabria, País
Vasco, Navarra, La Rioja, noreste de Castilla y León, Aragón y Cataluña, alcanzándose valores en torno a -2 ºC en puntos del País Vasco y Navarra.
En el resto del territorio peninsular español las anomalías térmicas se situaron mayoritariamente entre 0 y 1 ºC.
En Baleares las anomalías tomaron valores cercanos a -1 ºC, mientras que en Canarias predominaron valores comprendidos entre 1 y 2 ºC, llegando a ser superiores a 3 ºC en las zonas más altas.

Episodios más destacados

A lo largo de la primavera hubo varios episodios fríos, destacando el episodio de los días 18-21 de marzo, el de los días 3-11 de abril, que fue el más intenso del trimestre y en el que se registraron las temperaturas más bajas de la primavera en muchas zonas, y el episodio de los días 17-20 de mayo.

Las temperaturas más bajas entre observatorios principales correspondieron al Puerto de Navacerrada, donde se midieron -7,4 ºC el 4 de abril, Molina de Aragón, con -7,2 ºC el 21 de marzo, Burgos/aeropuerto, con -5,2 ºC el 4 de abril, y Salamanca/aeropuerto, donde se registraron -4,8 ºC también el 4 de abril.

Las heladas fueron frecuentes en zonas de montaña y en ambas mesetas, destacando entre observatorios principales los 36 días de helada de Molina de Aragón y del Puerto de Navacerrada, y los 24 días de helada de Teruel y de Salamanca/aeropuerto.

En cuanto a episodios cálidos, durante la primavera fueron frecuentes los episodios con temperaturas superiores a las normales, destacando entre ellos el de los días 13-17 de abril y el que se extendió entre los días 21 y 31 de mayo.

Las temperaturas más altas entre observatorios principales se registraron los últimos días de mayo, destacando entre estaciones principales los 37,1 ºC medidos en Córdoba/aeropuerto el día 28, los 36,6 ºC de Ourense el día 31, los 36,5 ºC de Sevilla/aeropuerto el día 28, y los 36,3 ºC de Badajoz/aeropuerto medidos el día 31.
En A Coruña se midieron 33,6 ºC el día 31 de mayo, registro que superó en 0,5 ºC el anterior
valor más alto de la serie, con datos desde 1972.

                                                                                  Precipitaciones

La primavera ha sido en su conjunto seca, con una precipitación media sobre España de 147 mm, valor que queda un 15 % por debajo del valor medio del trimestre según el periodo de referencia 1981-2010. El trimestre comenzó con un mes de marzo muy seco, seguido de un mes de abril muy húmedo y un mes de mayo entre muy seco y
extremadamente seco.

         

La primavera fue seca o muy seca en extensas áreas de la mitad occidental peninsular así como en Cataluña, País Vasco, Baleares y en algunas zonas de Navarra, al norte de La Rioja y de Canarias. No obstante, resultó húmeda o muy húmeda tan sólo en el suroeste peninsular, algunas zonas del centro de Aragón, sur de Galicia y de Canarias,
llegando a ser extremadamente húmeda en un área entre Alicante y Murcia.

Las precipitaciones no superaron el 75 % de los valores normales en una extensa área que abarca desde Asturias y Cantabria hasta Toledo, así como en Baleares, gran parte de Cataluña y Canarias, y oeste de Extremadura y Andalucía. En algunas zonas del interior de Castilla y León, desembocadura del Ebro, Baleares y Canarias no se alcanzó
ni la mitad de los valores normales.
Por el contrario, las precipitaciones superaron en un 50 % los valores normales al suroeste de Castellón y en un área que abarca la mitad sur de la comunidad valenciana, el norte de Murcia y la zona oriental de las provincias
de Albacete y Granada.

         

Se inició el trimestre de primavera con un mes de marzo muy seco, con una precipitación de 26 mm inferior al valor normal en un 45 %, abril fue muy húmedo con una precipitación en conjunto de 96 mm que supera en un 48 % al valor normal y mayo resultó muy seco con una precipitación de 24 mm inferior en un 61 % a su correspondiente valor normal.

En Marzo las precipitaciones fueron inferiores a los valores normales en todo el territorio excepto en algunas zonas de la comunidad valenciana, Canarias oriental y en algunos puntos del sur de Aragón y Andalucía oriental, siendo al sureste de la provincia de Valencia, en Fuerteventura y nordeste de Gran Canaria las únicas zonas donde se
superaron en más de un 50 % los valores normales. En gran parte del área peninsular las precipitaciones fueron inferiores al 75 % del valor normal, y no se alcanzó ni la mitad de los valores normales en el interior peninsular, Baleares y en extensas áreas de Asturias, provincia de León, sur de Navarra, La Rioja, centro y oeste de Andalucía, e
interior de Murcia.
Destaca por no alcanzar ni el 25 % de los valores normales una extensa área que abarca Cataluña y el norte de Aragón, y pequeñas zonas al norte y sur de Mallorca, norte de la provincia de Toledo, oeste de Huelva, sur de Cádiz e isla de La Palma.

Abril destacó por resultar muy húmedo en la mitad sur de Galicia, en las islas de la Gomera y el Hierro, y en una extensa área peninsular que abarca el cuadrante sureste y se extiende a toda Castilla-La Mancha, comunidad de Madrid, y algunas zonas de Castilla y León, Extremadura y sur de Aragón, siendo en el sureste peninsular donde
fue extremadamente húmedo.
Se superaron en un 50 % los valores normales en el cuadrante sureste peninsular, mitad sur de Galicia, suroeste y este de Castilla y León, Castilla-La Mancha y diversas áreas de Extremadura y Andalucía, duplicándose dichos
valores al sureste de Galicia, este de Castilla-La Mancha, este de Madrid, sur de Aragón, provincia de Soria y este de Extremadura y Andalucía oriental, y llegándose a superar el triple de los valores normales en un área que abarca la mitad sur de la comunidad valenciana y gran parte de Murcia, y de las provincias de Albacete y Granada.
Por el contrario, en la franja norte desde Asturias hasta el norte de Navarra, en el este y centro de Cataluña, extensas zonas del valle del Ebro, Baleares e islas más orientales de Canarias, las precipitaciones no alcanzaron.

En Mayo las precipitaciones disminuyeron no alcanzándose ni la mitad de los valores normales y en muchas zonas ni el 25 % de dichos valores, en gran parte de la mitad oeste y sur peninsulares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, sur de Aragón, Canarias e islas de Menorca e Ibiza. Por el contrario, las precipitaciones superaron en más de un 25 % el valor normal, en un área que abarca el este del País Vasco y amplias zonas de Navarra, y también en el litoral sur de Barcelona y de la isla de Mallorca, siendo en Donostia/San Sebastián donde se duplicó el valor normal.

Episodios más destacados

A lo largo del trimestre de primavera se produjeron diversos episodios de precipitaciones intensas, de entre los cuales los más importantes fueron: en el mes de marzo los días 5 al 7 en que debido al paso de un frente frío asociado a la borrasca Laura, se produjeron precipitaciones en gran parte del área peninsular siendo más intensas en Galicia y
sistema Central; y los días 30 y 31 con precipitaciones que afectaron a la mitad sur peninsular y zonas de Aragón, y que fueron más intensas en la comunidad valenciana.
En el mes de abril los días 4 al 9 en que al paso de diversos frentes, se produjeron precipitaciones en gran parte del territorio siendo más intensas en Galicia, Andalucía y Pirineos, y que fueron en forma de nieve en diversas áreas de la mitad norte peninsular; los días 17 al 22 con precipitaciones abundantes en el sureste peninsular, comunidad
valenciana, Sistema Ibérico y Castilla-La Mancha; y los días 23 al 25 en que se registraron precipitaciones en el área peninsular, más abundantes en el entorno de Pirineos y Sistema Central; y en el mes de mayo el episodio del 16 al 19 con precipitaciones en el tercio norte peninsular que fueron más intensas en Navarra, Aragón y País Vasco, acumulándose más de 100 mm en Donostia/San Sebastián; y los días del 23 al 24 en que las precipitaciones afectaron principalmente al tercio este peninsular y Baleares.

El valor más elevado de precipitación máxima diaria registrado en esta primavera en un observatorio principal fue de 99 mm en Alicante-Elche/aeropuerto el día 19 de abril, seguido de 92 mm en Hondarribia/Malkarroa y 85 mm en Donostia/SanSebastián ambos el 18 de mayo, y de 79 mm registrados en Murcia también el día 19 de abril.
Las cantidades registradas en Alicante y Murcia han supuesto el valor más elevado de la correspondiente serie. Lo mismo ocurría con la precipitación máxima diaria registrada el día 19 de abril en Albacete/Los Llanos con 64 mm, y el día 5 de marzo con 69 mm en Pontevedra.

En cuanto a los acumulados de precipitación de los tres meses de primavera en los observatorios principales, en Alicante-Elche/Aeropuerto se registraron 207 mm que han supuesto el valor más alto de la correspondiente serie desde 1967, y por el contrario, en Ávila se han acumulado 50 mm que ha sido el valor más bajo de la correspondiente
serie desde 1983.