La constante solar. Relación con el clima y seguimiento

Desconectado Roberto-Iruña

  • Supercélula
  • ******
  • 5101
  • Sexo: Masculino
  • Nunca llueve a gusto de todos.
Re: La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #48 en: Sábado 16 Julio 2011 13:39:07 pm »
Es una diferencia de potencia muy pequeña, tal vez sea relevante si se combina con una mayor evaporación que haga que haya más vapor de agua en la troposfera y que como consecuencia haga aumentar el efecto invernadero, aunque claro está que también mayor evaporación significan más nubes lo que puede hacer aumentar el albedo. Tema complicado.

Desconectado Néstor

  • Duncan
  • Cumulus Congestus
  • ***
  • 948
  • Sexo: Masculino
  • La Laguna (Tenerife)
Re: La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #49 en: Sábado 16 Julio 2011 18:59:39 pm »
¿Y la influencia de las corrientes marinas cálidas (como la corriente del Golfo) reguladas por la actividad solar? porque influye la actividad solar en la corriente del golfo ¿verdad?

La evaporación y luego liberación de calor latente de la que habla Roberto y de paso el calor sensible.
Nunca te olvidaré!

Desconectado Vaqueret di Rondó

  • un Zarathustra insidioso
  • Supercélula
  • ******
  • 5077
  • Sexo: Masculino
  • Eppur si calfa....
    • MeteoCastalla
Re: La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #50 en: Sábado 16 Julio 2011 21:45:36 pm »
¿Y la influencia de las corrientes marinas cálidas (como la corriente del Golfo) reguladas por la actividad solar? porque influye la actividad solar en la corriente del golfo ¿verdad?

La evaporación y luego liberación de calor latente de la que habla Roberto y de paso el calor sensible.


Pero ¿de verdad crees que todo eso no se tiene en cuenta?
Dale un vistazo a las especificaciones de algún modelo de circulación general -HadAM3, por ejemplo- y verás que no solo se tiene en cuenta eso sino también los posibles cambios espectrales de la radiación solar, cosa que influye en la respuesta química de la atmósfera, lo que a su vez modifica sus propiedades radiativas.

Como ya habeis dicho, una de las diferencias sustanciales entre un forzamiento solar y uno provocado por cambios en el ef. invernadero es que el primero no afecta a todas las latitudes por igual, lo que se traduce que su impacto en procesos dinámicos es mucho mayor. Así, un aumento de TSI no tendría tanto impacto en las temperaturas porque parte de esa energía iría a parar a un aumento de la fuerza de los vientos y de las corrientes.

Y, por supuesto, el tema del calor latente en la evaporación es muy importante. De media, se calcula que la superficie pierde unos 83 W/m2 por esa causa.
« Última modificación: Sábado 16 Julio 2011 21:55:19 pm por Vaqueret »
   

Desconectado Néstor

  • Duncan
  • Cumulus Congestus
  • ***
  • 948
  • Sexo: Masculino
  • La Laguna (Tenerife)
Re: La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #51 en: Domingo 17 Julio 2011 15:02:01 pm »
Hombre, claro que no iba a pensar que no se tenía en cuenta. Precísamente no pretengo encontrar una relación entre temperatura/actividad solar, sino encontrar algo nuevo sobre la influencia en la circulación atmosférica.

Empecé por la corriente del Golfo por empezar por alguna parte. Me gustaría ver una ampliación del tema sobre la influencia de la actividad solar y la circulación atmosférica (incluyendo el efecto que causan ciertas reacciones químicas)


« Última modificación: Domingo 17 Julio 2011 15:17:21 pm por Néstor »
Nunca te olvidaré!


Desconectado El buho

  • El buho
  • Cb Incus
  • *****
  • 3488
  • Sexo: Masculino
  • Ilerdam videas (155 msnm)
Re: La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #53 en: Lunes 18 Julio 2011 01:29:36 am »
No me funcionan esos enlaces Vaqueret.

EDITO. Ahora si que me van.
« Última modificación: Martes 19 Julio 2011 10:42:23 am por Elbuho »
Tienes problema. No solución. No problema. (Sensei Miyagi)

Desconectado Roberto-Iruña

  • Supercélula
  • ******
  • 5101
  • Sexo: Masculino
  • Nunca llueve a gusto de todos.
Re: La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #54 en: Lunes 18 Julio 2011 07:53:00 am »
La duda que tengo es cómo traducen el forzamiento radiativo a temperatura de equilibrio. Me explico creo que la superficie de la Tierra emite del orden de 390 W/m2 de infrarrojo, si decimos que por el aumento de CO2 se va a producir un forzamiento de 6W/m2 ¿significa eso que la Tierra va a emitir 396 W/m2 y que utilizando la ley de Stephan-Boltzmann se puede calcular la nueva temperatura de equilibrio del planeta?

Desconectado Néstor

  • Duncan
  • Cumulus Congestus
  • ***
  • 948
  • Sexo: Masculino
  • La Laguna (Tenerife)
Re: La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #55 en: Lunes 18 Julio 2011 22:37:07 pm »
Se supone, pero 6W/m2 es más de lo estimado. Si duplicamos el CO2 en la atmósfera, el forzamiento sería de 3,7W/m2 y solo hemos aumentado 1,6W/m2 según leo.

Gracias Vaquerent! Lástima que no tenga suficiente dinero para tantas hojas.  :P Aunque puedo imprimir lo más necesario. Muchas gracias de nuevo y voy aprendiendo con vosotros.
Nunca te olvidaré!

Desconectado Roberto-Iruña

  • Supercélula
  • ******
  • 5101
  • Sexo: Masculino
  • Nunca llueve a gusto de todos.
Re: La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #56 en: Martes 19 Julio 2011 07:44:19 am »
Sí es como digo y el forzamiento radiativo ha aumentado 1,6 W/m2 me sale una temperatura media de 15,28ºC frente a 14,99ºC sin dicho forzamiento. Simplemente he aplicado la Ley de Stephan-Boltzmann. ¿Pero no decían que por los gases de efecto invernadero ya había subido más de un grado?

Desconectado ninguno

  • Nubecilla
  • *
  • 71
Re:La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #57 en: Jueves 26 Septiembre 2013 20:29:13 pm »
Hola a todos.

Retomo este hilo (aunque podría haber tirado de cualquier otro sobre hielos marinos, zonas polares o circulación oceánica) porque se me ha ocurrido una idea (seguramente peregrina o que ya ha sido explorada sin éxito o que se trata de un claro caso de descubrimiento del Mediterráneo) que podría explicar algunas relaciones entre la constante solar y el clima. Ahí va.

Con un programa que da la irradiancia solar (w/m2), en función de una constate solar que puede variar, para diferentes zonas de latitud en distintos momentos del año y en promedio anual, he visto que, cuando la constante solar cambia, la variación relativa correspondiente en la irradiancia recibida en superficie no es uniforme en todo el globo. Al contrario, los cambios en la irradiancia son proporcionalmente mayores conforme pasamos de las latitudes altas a las bajas. Esto es evidente en el solsticio de invierno de cada hemisferio: la irradiancia en las latitudes bajas aumentará o disminuirá según cómo lo haga la constante solar, pero en las áreas polares, al ser nula la insolación, la irradiancia no cambiará. El caso es que el aumento de la insolación en las áreas polares conforme nos acercamos al solsticio de verano correspondiente no compensa totalmente el efecto invernal y, en promedio anual, el aumento o disminución relativos de la irradiancia frente a un cambio en el valor de la constate solar es mayor en las latitudes bajas que en las altas.

Si esto es así, la sucesión de unos cuantos ciclos solares intensos llevaría a un aumento del gradiente térmico (quizá mejor, energético) latitudinal en cada hemisferio y, por tanto, a un reforzamiento de los vientos del Oeste en las latitudes medias. El efecto sería mayor en invierno, y especialmente en el Hemisferio Sur, donde este flujo del oeste queda poco obstaculizado por la orografía. De la misma forma, unos cuantos ciclos solares débiles (o una ausencia de ciclos solares, como en el Mínimo de Maunder) llevarían a unos vientos del Oeste menos intensos.

Según investigaciones recientes, la AMOC (Atlantic Meridional Overturning Circulation) e incluso toda la circulación global oceánica, está originada no sólo por el hundimiento de agua fría y salada (muy densa) en el sector más septentrional del Atlántico Norte, sino también, y sobre todo, por la surgencia ("upwelling") de agua profunda en el Océano Antártico. Los vientos circumpolares del Oeste arrastran las aguas superficiales, que, por el efecto de Coriolis (desviación a la izquierda en el Hemisferio Sur), tienden a girar hacia el norte, de forma que la Corriente Circumpolar Antártica no esta dirigida exactamente hacia el este, sino que adquiere una cierta componente hacia el norte. Es esto lo que obliga al agua fría profunda a surgir alrededor de la Antártida, movilizando toda la cinta transportadora oceánica.

Según este razonamiento, durante una época prolongada de actividad solar intensa los vientos del Oeste más fuertes en el Hemisferio Sur mantienen una circulación oceánica vigorosa. En superficie, esto de traduce en  un transporte de agua hacia al norte a nivel global y, particularmente, en el Atlántico. Alrededor de la Antártida el agua fría en superficie llega a latitudes más bajas, lo que permite que la banquisa se extienda más que la media durante el invierno austral. En el Hemisferio Norte, la rama superficial de la circulación oceánica procede de áreas cálidas, lo que hace disminuir el tamaño de la banquisa ártica, especialmente en verano.

Es de suponer que una época prolongada de actividad solar débil provocará el efecto contrario: unos vientos del oeste más flojos en el Hemisferio Sur, una menor surgencia de agua fría en torno a la Antártida y, en consecuencia, una ralentización de la circulación oceánica. Esto llevaría, al menos, a una contención del tamaño de la banquisa invernal antártica y a una menor erosión de la banquisa ártica estival.

El balancín bipolar ("bipolar seesaw"), mecanismo por el cual cada zona polar se comporta de forma opuesta a la otra, se ha mantenido desde que tenemos un seguimiento por satélite de la extensión de las banquisas (1979) en la fase de expansión de la banquisa antártica y de disminución de la ártica, si bien con una disminución global del hielo marítimo. De hecho, en los últimos años, los mínimos estivales más destacados de la banquisa ártica (2007,2012) se corresponden casi exactamente con los máximos invernales más destacados de la antártica. Desde 1979 hasta hace poco los ciclos solares han sido intensos. ¿Se dará un cambio de fase de este mecanismo bipolar, incluso con un aumento global del hielo marítimo, ahora que parece que entramos en una época de ciclos solares débiles? El asunto es muy interesante, pero habrá que esperar unos cuantos años (seguramente no muchos) para ver hacia dónde vamos.

Saludos

Desconectado meteoxiri

  • Supercélula
  • ******
  • 8760
  • Sexo: Masculino
  • Chirivel( Almería) 1045 m, Alto Guadalentín
Re:La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #58 en: Jueves 26 Septiembre 2013 20:40:23 pm »
Estoy de acuerdo. Y lo del comportamiento bipolar en los dos polos, yo creo que en la antártida se pueden mantener los valores de banquisa al fortalecerse los vientos del oeste que harían que las borrascas del Hemisferio sur entrasen mas hacia la meseta antártica.
Numero de nevadas temporada: 4 / Precipitación 2014: 210 mm / Precipitación 2013: 402  litros
Chirivel, (1045 m) Media 2007-2012 385 mm, 13ºC. En la comarca de Los Vélez.
AÑO HIDROLOGICO MAS SECO. 2011-2012   173 mm
Nieve: 2005:40cm / 2006:2cm  2007:100cm / 2008:12cm 2009:25cm 2010:30cm / 2011:12cm  / 2012:10cm 2013: 10cm
Sierra María,(Chirivel 1270 m) Pluviometria en estudio: 2014: 100 mm

Desconectado Môr Cylch

  • Anticiclón, tu antes molabas
  • La vieja guardia de Meteored
  • Supercélula
  • *****
  • 8415
  • Sexo: Masculino
  • Siberia-Gasteiz, 528 msnm
Re:La constante solar. Relación con el clima y seguimiento
« Respuesta #59 en: Miércoles 02 Octubre 2013 12:59:53 pm »
Ya que en este tema se ha hablado de forzamientos:

Citar
Radiación ultravioleta

Se denomina radiación ultravioleta a la energía electromagnética emitida a longitudes de onda menores que la correspondiente a la visible por el ojo humano, pero mayor que la que caracteriza a los rayos X, esto es, entre 100 y 360 nm. La radiación de longitud de onda entre 100 y 200 nm se conoce como ultravioleta lejano o de vacío. Comunmente proviene del sol o de lámparas de descarga gaseosa. La radiación ultravioleta es tan energética, que su absorción por parte de átomos y moléculas produce rupturas de uniones y formación de iones (reacciones fotoquímicas), además de excitación electrónica. La exposición prolongada de la piel humana a los rayos ultravioletas predispone al desarrollo de cáncer de piel.

El oxígeno y el nitrógeno de la atmósfera absorben virtualmente la totalidad de la radiación ultravioleta lejana proveniente del sol, transformando su enorme energía en reacciones fotoquímicas e impidiendo, en consecuencia, que llegue a la superficie terrestre, donde destruiría las moléculas complejas, y por lo tanto imposibilitaría la existencia de vida.

El oxígeno y el ozono de la estratosfera actúan como filtro protector contra la radiación ultravioleta, no mucho menos dañina, de 200 a 300 nm de longitud de onda.

Actualmente se elaboran cremas protectoras con compuestos que absorben la radiación ultravioleta antes que puedan dañar la piel.

P. Canziani

Entonces........... ::) puede que la constante solar no varíe mucho, pero lo que si varía mucho es la radiación ultravioleta, que es absorbida en su practica totalidad por la atmósfera
OHIO!!!!! Is here!!!!!