M-501 y las aguilas

Desconectado Anuris

  • Nubecilla
  • *
  • 72
  • Sexo: Femenino
M-501 y las aguilas
« en: Martes 01 Junio 2004 11:37:18 am »
MADRID. La actividad humana en los ncleos urbanos est organizada en ciclos semanales, con cinco das consecutivos de trabajo y dos de descanso. Por efecto del intenso trfico a lo largo del fin de semana en una zona muy prxima a Madrid, donde se reproducen 18 especies de aves de presa, los humanos estamos imponiendo ese rutinario ritmo semanal al patrn de actividad de algunas especies, como el guila imperial ibrica, la rapaz en mayor peligro de extincin del mundo.As se desprende de un estudio publicado en la revista Conservation Biology por bilogos del Museo Natural de Ciencias Naturales, adscrito al CSIC, las Universidades de Castilla-La Mancha, Complutense y Autnoma de Madrid y del Instituto de Investigacin en Recursos Cinegticos de Toledo. El origen de este trabajo fue un informe solicitado por el Gobierno de Madrid sobre el proyecto de desdoblamiento de la M-501, la popular carretera de los pantanos, que propona la Consejera de Obras Pblicas para descongestionar el trfico en esa zona muy prxima a la capital donde abundan las urbanizaciones de chals. El dictamen de la Consejera de Medio Ambiente, basado en la investigacin de este grupo de cientficos, fue contrario al proyecto, que se paraliz en 2001. Ahora, esta investigacin de notable repercusin social y medioambiental aparece publicada en la revista ms prestigiosa sobre biologa de la conservacin por su inters cientfico. No en vano es el primer estudio que demuestra cmo el trfico puede alterar el patrn de actividad de las rapaces.Arrinconados en reas remotasLuis Miguel Bautista, del Museo Nacional de Ciencias Naturales y coautor principal del estudio, precis a ABC que la investigacin se realiz durante un ao en una seccin de 19 kilmetros de la carretera de los pantanos, aproximadamente desde Brunete hasta Navas del Rey. Este tramo cruza una de las mejores reas para las rapaces en todo el pas, donde pueden observarse hasta 18 especies. Los cientficos registraron los movimientos de todos los ejemplares avistados en una malla de cuadrculas clasificadas como cercanas o lejanas a la carretera M-501 para averiguar si las observaciones de rapaces eran diferentes en los das laborables y en los fines de semana, cuando se produce un incremento muy marcado de la intensidad del trfico.Los bilogos espaoles detectaron que tres especies -el guila imperial, el buitre negro y el buitre leonado- utilizaban con menor frecuencia las inmediaciones de la carretera en fin de semana, restringiendo su actividad a las reas remotas y poco transitadas.No es extrao el inters de los editores de Conservation Biology por la investigacin espaola. Y es que los efectos del turismo sobre la fauna son bien conocidos, pero no los originados por el trfico. Uno de nuestros mritos fue disponer de un tramo de carretera con grandes oscilaciones de trfico a lo largo de la semana. Era necesario una zona prxima a una gran urbe que tuviera una fauna muy rica, lo que es muy difcil de encontrar en la prctica, dice Bautista. Si t molestas a la fauna, sta cambia de comportamiento. Eso es trivial porque se sabe. Lo que deja de serlo, y es el segundo motivo de inters cientfico, es que hemos encontrado ciclos de siete das en la actividad de la fauna. De forma natural los animales tienen ciclos anuales, otoales, de diez aos... Lo que no es natural es que tengan ciclos de siete das.Luis Miguel Bautista es cauto porque derivar patrones generales de un solo estudio es arriesgado. Habra que hacer nuevos trabajos con ms tramos de carretera cerca de otras ciudades.

Esto es de parte de Jose V.
« ltima modificacin: Martes 01 Junio 2004 11:39:03 am por Anuris »

"Dije al almendro : "Hablame de Dios". y el almendro floreci" Nikos Kazantzakis