Sobre las hayas y el Guadarrama

Desconectado Lozoya

  • Nubecilla
  • *
  • 62
Sobre las hayas y el Guadarrama
« en: Domingo 09 Mayo 2004 13:00:29 pm »
   
   Hace un par de das le en este foro una interesante discusin que trataba sobre la conveniencia o no de repoblar con hayas en algunos puntos del Guadarrama, duda que surga de las diferentes opiniones sobre si el haya existi y es autctona de esta sierra. Se trata de un tema apasionante que no ha sido aclarado por la ciencia ya que existen argumentos a favor y en contra de la presencia natural en tiempos histricos de las hayas en el Guadarrama. Voy a exponer algunos de ellos con la esperanza de que los discutamos en este foro.

  El Clima. Las diferencias climticas entre el Guadarrama y la Sierra de Aylln, donde el haya es relativamente frecuente, son escasas en trminos cuantitativos. Aylln es algo ms fro (salvo excepciones), lo cual podra perjudicar a las hayas por el dao que en ellas causan las heladas tardas. La mayor diferencia aparece en las precipitaciones. En trminos absolutos los registros son siilares, incluso puntualmente superiores en el Guadarrama, pero la doferencia est en la distribucin: en Aylln se acusa cierta oceanidad en el clima, de forma que la sequa estival se ve algo mitigada por lluvias estivales ms frecuentes que en Guadarrama, algo clave en la supervivencia del haya. En terminos absolutos esto no son ms de 15 20 litros ms de precipitacin al mes en julio y agosto, pero cualitativamente parece ser una diferencia importante. Pueden 4 5 tormentas estivales ms en Aylln generar tanta diferencia en la extensin del haya en ambas sierras?

  Las citas histricas de las hayas de Guadarrama plantean algunas dudas. La mayor parte de ellas se refieren a lugares muy intervenidos por el hombre. Por ejemplo El Escorial y La Granja, sitios reales con palacios y jardines con numerosas especies exticas que en algunos casos se han asilvestrado. Otra de las citas clsicas es el Valle del Lozoya, donde algunos autores creen que de haber hayas debieron ser introducidas por los monjes del monasterio del Paular que tambin sembraron otros rboles foraneos al valle. Sin embargo los autores de estas citas del siglo XIX, Cutanda y Willkomm, se consideran botnicos solventes y de gran prestigio que habran anotado la presencia del haya como especie cultivada. En otros puntos de la sierra con hayas, como el Puerto de Malagn (El Escorial) se sabe que las hayas existentes fueron plantadas por los ingenieros de montes de la escuela que hubo en el pueblo. Puede que ese mismo origen tengan las hayas del Pinar de Navafra, donde los ingenieros plantaron otras especies alctonas.

  Frente a las dudas de las citas histricas est la aparente fiabilidad de los anlisis de plenes fsiles de las turberas. En el Valle del Lozoya existen datos desde hace 8000 aos; sin embargo el haya aparece de forma muy puntual, siempre escasa y en pocas muy recientes (los ltimos 500 aos). Esto podra avalar la tesis de que las hayas fueron introducidas por los monjes (que llevan en el valle mas de 600 aos). Sin embargo, de forma aislada y escasa el polen de haya aparece en una tuurbera del Lozoya a unos 1750 metros hace 1800 aos. Los autores del estudio lo atribuyen a plenes de procedencia lejana, pero; qu es aqu lejana? pudieron llegar plenes desde Aylln o venan desde hayas de la cabecera del Valle del Lozoya, del Pinar de Navafra o de otros puntos del Guadarrama? Por otra parte los anlisis de este tipo efectuados en Aylln arrojan en muchos casos una presencia relativamnete escasa del haya en el macizo, donde era muy abundante el pino silvestre, incluso en el mismo Hayedo de Montejo o en otras reas hoy pobladas de hayas. En algunos lugares de Aylln donde actualmente quedan hayas, esta ni siquiera aparece en los anlisis de plenes.
Esto puede indicar que el plen de haya se propaga mal y no llega a los yacimientos estudiados (con lo cual pudo haber ms hayas en Guadarrama que no dejaron registros polnicos) y/o que las hayas no fueran tan abundantes tiempo atras, mostrando as una expansin muy reciente. En este segundo caso, la colonizacin del Guadarrama podra haber quedado truncada por la accin del hombre.

  Desde un punto botnico la existencia histrica de haya en el Guadarrama tambin arroja incgnitas. La presencia de especies como los acebos, abedules o robles albares no es determinante para afirmar que pueden prosperar hayas en esas mismas zonas. Adems el roble albar, la especie con mayor afinidad ecofisiolgica con el haya, se enrarece mucho desde Somosierra hacia el oeste y slo aparece en puntos muy favorables climtica y edficamente. la escasez de estos rboles se debe sin duda a un clima menos favorable que en Aylln, pero tambin existen causas antrpicas. Robles y hayas fueron intensamente carboneados y por ello pudieron enrarecerse,; sin embargo estas mismas prcticas en Aylln, dnde fueron incluso ms intensas, no provocaron la desaparicin del haya. Quiza se d la paradoja de que los montes hiperprotegidos por sus propietarios (la Iglesia y la Corona) como los del Paular (en el Valle del Lozoya) o Valsan, al orientarse a la produccin de madera de pino, acabaran con las hayas.
   
Rascafra, Valle de Lozoya,
Sierra de Guadarrama, Madrid.
1163 msnm.
Temperatura media 9.8C
Precipitacin anual 906 mm