tiempo.com

AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...

Conectado Arena

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 18437
  • Sexo: Femenino
Este tópic esta enfocado al pasado, de manera que se trata de debatir a posteriori sobre AEMET, principalmente sobre las alertas y avisos emitidos por dicho organismo: "¿funcionaron las alertas, fueron atinadas, fueron precisas, acertaron de pleno?, etc."... también en este tópic tendrá cabida todo el debate referente a informaciones climatológicas de AEMET y su funcionamiento general.

Así, en este tópic se permite hablar de:

-- Alertas y avisos "después de".
-- Resúmenes mensuales.
-- Resúmenes estacionales.
-- Resúmenes anuales.
-- Funcionamiento en general de AEMET.

Para hablar del balance hídrico, que se actualiza cada 10 días, creemos más conveniente hacerlo en el tópic "Sequía y Embalses"...



pd: para cualquier comentario, por favor, hacedlo en "Sugerencias sobre el web".
Madrid.

Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 12555
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #1 en: Sábado 25 Enero 2020 22:48:10 pm »
Diciembre de 2019, el tercer diciembre más cálido y húmedo del siglo XXI

08/01/2020 -Diciembre de 2019 ha resultado en su conjunto muy cálido, con una temperatura media sobre España de 9,9 ºC, y húmedo, con una precipitación media sobre España de 112 mm. En concreto, ha sido catalogado como el tercer mes de diciembre más cálido y húmedo en lo que llevamos de siglo XXI.

Temperaturas

El mes de diciembre ha sido en conjunto muy cálido, con una temperatura media sobre España de 9,9 ºC, valor que queda 1,9 ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010).
Se ha tratado del cuarto diciembre más cálido desde 1965, por detrás de los diciembres de 1989, 2015 y 2002, y del tercero más cálido desde el comienzo del siglo XXI.

Diciembre resultó cálido en el cuadrante noroeste de la península y muy cálido en el resto de la España peninsular, llegando a ser extremadamente cálido en algunos puntos.
En Baleares fue muy cálido, mientras que en Canarias tuvo un carácter muy variable de unas zonas a otras, predominando el carácter cálido en las zonas altas y el frío en zonas de baja altitud, resultando en conjunto normal.

Se observaron anomalías térmicas cercanas a +2 ºC en Cataluña, centro y sur de Aragón, La Rioja, sur y este de Castilla y León, Madrid, centro y sur de Extremadura, Comunidad Valenciana, interior de Andalucía y en zonas de
Castilla-La Mancha y Murcia.
En el resto de la España peninsular predominaron anomalías próximas a +1 ºC, observándose valores en torno
a 0 ºC en algunos puntos de Galicia y Asturias.
En Baleares, las anomalías se situaron alrededor de +2 ºC en las islas de Mallorca y Menorca y de +1 ºC en
Ibiza.
En Canarias las anomalías estuvieron mayoritariamente comprendidas entre +1 ºC y -1 ºC.

         

Las temperaturas máximas diarias se situaron en promedio 1,9 ºC por encima del valor normal de diciembre, mientras que las mínimas diarias fueron en promedio 1,8 ºC superiores a las normales, resultando, por tanto, una oscilación térmica diaria 0,1 ºC mayor que la normal del mes.

Durante los primeros días de diciembre las temperaturas se situaron ligeramente por debajo de los normales para la época del año, especialmente las temperaturas máximas.
A partir del día 6, las temperaturas pasaron a tomar valores por encima de las normales, situación que se extendió hasta el día 10.
Durante los días 11-12 las temperaturas se situaron en valores cercanos a los normales. El día 13 se observó un aumento generalizado de las temperaturas que dio lugar a un prolongado episodio cálido, el cual se extendió hasta el día 28, con temperaturas tanto máximas como mínimas por encima de las normales, siendo especialmente elevadas
a lo largo de los días 20-28.
Los tres últimos días del mes las temperaturas máximas se mantuvieron en valores por encima de los normales, aunque no tan elevados como los días anteriores, mientras que las mínimas quedaron por debajo de las normales en la mayoría de las regiones.
En las estaciones principales de Barcelona/aeropuerto, Málaga/aeropuerto y Soria, la temperatura media de diciembre fue la más alta desde el comienzo de las series, con datos desde 1924, 1942 y 1943, respectivamente.

Las temperaturas más elevadas se registraron durante la última decena del mes, destacando entre estaciones principales los 29,2 ºC observados en  Tenerife Sur/aeropuerto el día 24, los 29,0 ºC de La Palma/aeropuerto el día
29, los 27,8 ºC de Gran Canaria/aeropuerto el día 24, y los 27,1 ºC de Santa Cruz de Tenerife registrados también el día 24.
En la zona de la península, los valores más altos correspondieron a San Javier/aeropuerto, con 25,5 ºC el día
26, Castellón y Valencia, con 25,3 ºC medidos en ambas estaciones el día 21, y Alicante, donde se midieron 25,0 ºC el día 24.
En tres estaciones principal esla temperatura máxima diaria superó el anterior valor más alto de la serie (ver tabla adjunta).

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos se registraron los últimos días del año, destacando entre estaciones principales los -8,5 ºC de Molina de Aragón medidos el día 28, los -6,7 ºC de Teruel también el día
28, los -5,7 ºC de Salamanca/aeropuerto el día 31, y los -5,1 ºC de León el día 27.
Fueron frecuentes las heladas en ambas mesetas y en zonas de montaña, destacando entre estaciones principales los 17 días de helada de Teruel, los 16 días de Molina de Aragón, y los 15 de León y del Puerto de Navacerrada.
En cinco estaciones principales la temperatura mínima diaria más alta de diciembre fue la más alta de la serie, y en dos la temperatura media de las mínimas supero el valor más alto de la serie (ver tabla adjunta).

         

         

Precipitaciones

Diciembre ha resultado en su conjunto húmedo, con una precipitación media sobre España de 112 mm, valor que supera en un 37% al valor normal que es de 82 mm (periodo de referencia 1981-2010).
Con la información disponible diciembre ha resultado ser el tercer mes de diciembre más húmedo en lo que llevamos de siglo XXI por detrás de 2009 y 2010, y el decimosegundo más húmedo desde 1965.

El mes ha resultado húmedo en extensas áreas de la península y en Ibiza, y muy húmedo en Asturias, noroeste de Castilla y León, algunas zonas del suroeste peninsular y de Mallorca, así como en un área que abarca parte de
las provincias de Castellón y Teruel, resultando seco tan sólo al este de La Rioja, este de Menorca, Canarias occidental, Ceuta y Melilla.

         

Las cantidades acumuladas en el mes han superado los valores normales en gran parte del área peninsular, Mallorca y extremo norte de Tenerife y Gran Canaria, siendo superiores en más de un 50% a los valores normales en
extensas áreas del litoral mediterráneo desde Girona hasta Almería, Pirineos, sur de Galicia, Asturias, oeste de Castilla y León, norte de Mallorca, y diversas áreas del Sistema Central, Madrid y Cuenca, y del norte de las provincias de
Huelva y Sevilla. En zonas al norte de la provincia de León, suroeste de Salamanca y Barcelona, así como en la Comunidad Valenciana, Murcia y un área que abarca parte de las provincias de Albacete y Granada, se han
duplicado los valores normales.
Por el contrario, las precipitaciones han quedado por debajo del 75% de dichos valores en el centro de Castilla-La
Mancha, sur de Andalucía, algunas pequeñas áreas en La Rioja, Menorca e Ibiza y en gran parte de Canarias, siendo en áreas de las provincias de Cádiz y Málaga, así como en Menorca e islas Canarias occidentales, donde no se ha
alcanzado ni la mitad de los valores normales.

En la primera decena las precipitaciones se extendieron a todo el territorio, superándose los 20 mm en zonas de Galicia, regiones cantábricas, área mediterránea desde Girona hasta el oeste de Almería, oeste de Madrid, noreste de Extremadura, Baleares, y algunas zonas de Andalucía y norte de las islas Canarias.
En diversas áreas del litoral mediterráneo en la Comunidad Valenciana, en un área entre Girona y Barcelona, en otra al norte de Murcia,  y al norte de la isla de Mallorca, se superaron los 100 mm, siendo en un punto al sureste de valencia donde se acumularon más de 300 mm.

En la segunda decena las precipitaciones aumentaron afectando a todas las regiones, y siendo muy intensas en la mitad oeste peninsular y Pirineos, acumulándose en dichas regiones más de 30 mm.
Se superaron los 120 mm en Galicia, regiones cantábricas, Pirineos, oeste y noroeste de Castilla y León, sistema Central, sur de la Rioja, zonas en la mitad norte de Extremadura y sur de la provincia de Toledo, sistema Bético y sierra de Cádiz.
En áreas al oeste y sur de Galicia, zonas elevadas del sistema Central y sierra de
Grazalema, se acumularon más de 300 mm.

En la tercera decena las precipitaciones disminuyeron, y fueron superiores a 10 mm en Galicia, noroeste de León, sur de Cantabria, Pirineos, algunos puntos elevados del sistema Central, al suroeste de La Rioja y de la provincia
de Toledo, norte de Cuenca y sierra de Grazalema.
Se superaron los 40 mm tan sólo en algunas zonas de Galicia, Pirineo oscense y al noroeste de León.

El mes de diciembre se caracterizó por presentar diversos episodios de precipitación y finalizar con una última semana con ausencia de precipitaciones en todo el territorio.
En cuanto a eventos de precipitaciones intensas cabe destacar: los días 2 al 4 en que la presencia de una depresión
aislada en niveles altos (“dana”) provocó precipitaciones intensas en la vertiente mediterránea, Baleares y Canarias; el día 12 con precipitaciones en la franja norte desde Galicia hasta el Pirineo de Lleida; los días 15 al 17 en que se produjeron precipitaciones intensas en la mitad oeste peninsular al paso de la borrasca “Daniel”; y los días 18 al 21 en que al paso de la borrasca “Elsa” seguida de la borrasca “Fabien” se produjeron precipitaciones en todo
el territorio peninsular y Baleares, siendo muy intensas en Galicia, Pirineos, sistema Central, sistema Bético y sierra de Cádiz.

Las mayores precipitaciones diarias de diciembre entre observatorios principales se registraron en Vigo/aeropuerto con 109 mm el día 12; 106 mm el día 4 en Castellón-Almassora; 102 mm el día 2 en San Javier/aeropuerto;
89 mm el día 18 en Pontevedra; y el día 19 con 76 mm en el Puerto de Navacerrada y 71 mm en Colmenar Viejo/Famet.
Las precipitaciones máximas diarias indicadas en Castellón-Almassora, Colmenar Viejo y San Javier/aeropuerto han supuesto el mayor valor de la correspondiente serie para un mes de diciembre, y también ha supuesto el mayor valor de la serie la precipitación máxima diaria registrada en Salamanca/Matacán, que fue de 37 mm el día 19.

Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 12555
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #2 en: Viernes 31 Enero 2020 21:47:17 pm »
                                   2019, un año muy cálido y normal en precipitación

29/01/2020 - 2019 ha sido un año muy cálido, el sexto año más cálido desde el comienzo de la serie, en 1965, y en lo que llevamos del siglo XXI. De los diez años más cálidos, ocho corresponden a años del siglo XXI y seis de ellos pertenecen a la década 2011-2020. 2019 ha sido además, en cuanto a cantidad de precipitación, un año normal en el conjunto de España; un noviembre muy húmedo y un diciembre húmedo equilibraron la balanza después de un primer periodo, de enero a octubre, muy seco.

                                                                                Temperatura

Características generales.

El año 2019 ha sido muy cálido en España, con una temperatura media de 15,9 ºC, valor que supera en 0,8 ºC al valor medio anual (periodo de referencia 1981-2010).
Se ha tratado del sexto año más cálido desde el comienzo de la serie en 1965 y también del sexto más cálido en
lo que llevamos del siglo XXI, por detrás de los años 2017, 2011, 2015, 2014 y 2006.
De los diez años más cálidos desde el comienzo de la serie, ocho corresponden a años del siglo XXI y
seis de ellos pertenecen a la década 2011-2020.

         
El año 2019 ha tenido un carácter muy cálido en la mayor parte de la España peninsular, llegando a ser extremadamente cálido en algunos puntos del centro y del este de la península.
En Baleares fue entre cálido y muy cálido, salvo en Ibiza donde tuvo un carácter normal.
En Canarias fue muy variable de unas zonas a otras, siendo en conjunto ligeramente cálido.

Se observaron anomalías cercanas a +1 ºC en amplias zonas de Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla y León, La Rioja, País Vasco, Navarra, Madrid, norte y oeste de Castilla-La Mancha, Murcia, y en puntos de Galicia, Extremadura y Andalucía.
En el resto del territorio peninsular español las anomalías se situaron en valores próximos a 0 ºC.
En Baleares las anomalías estuvieron mayoritariamente comprendidas entre 0 y +1 ºC, mientras que en Canarias tomaron valores en torno a 0 ºC.

Las temperaturas máximas diarias se situaron en promedio +1,2 ºC por encima del valor normal, siendo 2019 el tercer año con la temperatura media de las máximas más alta desde el comienzo de la serie en 1965, por detrás de 2017 y 2015.
En cambio, las temperaturas mínimas diarias fueron solo +0,3 ºC superiores al valor normal, resultando, por tanto, una
oscilación térmica diaria +0,9 ºC mayor que la normal.

         

         

Evolución de las temperaturas a lo largo de 2019.

El año comenzó con un mes de enero normal, con una temperatura media en España 0,1 ºC inferior al valor normal de este mes.
El mes de febrero fue cálido, con una temperatura media que se situó 1,2 ºC por encima de la media del mes.

La primavera (periodo comprendido entre el 1 de marzo y el 31 de mayo) tuvo un carácter cálido, con una temperatura media de 14,2 ºC, valor que queda 0,5 ºC por encima de la media de esta estación.
Comenzó con un mes de marzo cálido, con una temperatura media que se situó 0,7 ºC por encima de la normal del mes.
Abril resultó normal, con una temperatura media que coincidió con la normal, mientras que mayo fue cálido, con una temperatura 1,0 ºC superior a la media del mes.

El verano (1 de junio a 31 de agosto) tuvo un carácter muy cálido, con una temperatura media de 23,8 ºC, valor que queda 0,8 ºC por encima de la media de esta estación.
Los tres meses del verano resultaron muy cálidos, con una temperatura media que se situó 1,2 ºC por encima
de la normal en junio y julio, y 0,9 ºC por encima de la normal en agosto.

El otoño 2019 (1 de septiembre a 30 de noviembre) tuvo un carácter muy cálido, con una temperatura media de 16,5 ºC, valor 0,7 ºC por encima de la media de esta estación.
El otoño comenzó con un mes de septiembre cálido, con una temperatura media que se situó 0,7 ºC por
encima de la normal del mes.
Octubre fue muy cálido, con una temperatura 1,3 ºC por encima de la normal, mientras que noviembre fue normal, con una temperatura 0,1 ºC superior a la media del mes.

Por último, el mes de diciembre fue muy cálido, con una temperatura media sobre España de 9,9 ºC, valor que queda 1,9 ºC por encima de la media del mes, resultando el cuarto diciembre más cálido desde 1965 y el tercero desde el comienzo del siglo XXI.

Episodios de temperaturas extremas.

A lo largo del verano fueron frecuentes los episodios de temperaturas por encima de las normales, registrándose tres olas de calor.
Destacó por su intensidad la ola de calor que se extendió desde el 26 de junio hasta el 1 de julio y que afectó a gran parte de la península ibérica y a Baleares, debida a la llegada de una masa de aire tropical continental muy cálida y
seca procedente del norte de África.
Durante este episodio se superaron los 40 ºC en amplias zonas del centro y del noreste de la península, llegando a alcanzarse valores por encima de 43 ºC en algunos puntos.
Las otras dos olas de calor, de menor intensidad, se extendieron del 20 al 25 de julio y del 6 al 10 de agosto, respectivamente..

Las temperaturas más elevadas se registraron durante la ola de calor de los últimos días de junio, destacando entre estaciones principales los 43,4 ºC de Lleida el 29 de junio, los 43,2 ºC de Zaragoza/aeropuerto medidos también el 29 de junio, los 43,0 ºC de Girona/aeropuerto el 28 de junio, y los 42,8 ºC de Alcantarilla/base aérea el 9 de agosto.
En 7 estaciones principales de AEMET la temperatura máxima absoluta registrada durante el verano superó el valor más alto de la serie histórica anual, habiéndose registrado la mayoría de estos valores en la ola de calor
de finales de junio (ver tabla adjunta).
Así mismo, en 6 observatorios principales la temperatura mínima diaria más alta registrada en el verano superó el valor más alto de la serie anual.
En la estación principal de Lleida la temperatura media anual de las máximas resultó la más alta de
la serie, con datos desde 1984.

En cuanto a episodios fríos, se observaron dos olas de frío durante los meses invernales: la ola de frío de los días 4-8 de enero, en la que se registraron temperaturas mínimas bajas generalizadas, si bien las máximas en muchas zonas alcanzaron valores por encima de los normales; y la ola de frío de los días 11-13 de enero, más breve pero más intensa que la  anterior, durante la cual se alcanzaron las temperaturas más bajas del año.
Hubo también un episodio frío significativo los días 1-4 de febrero, si bien no puede considerarse como ola de frío.

Los valores más bajos en observatorios principales correspondieron a Molina de Aragón, donde se registraron -11,3 ºC el 11 de enero, Puerto de Navacerrada, con -10,3 ºC medidos también el 11 de enero, Burgos/aeropuerto, con -9,5 ºC el 4 de febrero, y Teruel, donde se midieron -9,4 ºC el 11 de enero.

                                                                              Precipitaciones

Características generales

El año 2019 ha sido en cuanto a cantidad de precipitación, un año normal en el conjunto de España.
La precipitación media se sitúa en torno a 628 mm, valor que queda un 3 % por debajo del valor medio anual según el periodo de referencia 1981-2010.
Tras un noviembre muy húmedo y un diciembre húmedo, el año ha resultado normal a pesar de que el primer periodo
del año de enero a octubre había sido muy seco.

         

El año ha resultado húmedo o muy húmedo en un área que abarca zonas de Galicia, regiones cantábricas, Navarra, La Rioja y norte de Castilla y León, y en otra en el sureste peninsular entre Alicante, Murcia y Albacete, mientras que ha sido seco en extensas áreas del interior peninsular, Andalucía, Aragón, norte de la comunidad valenciana, noreste y sur de Cataluña, Ibiza, Menorca y zonas de Canarias.
Ha llegado a ser muy seco en gran parte de Extremadura, zonas de Ávila y Toledo, mitad occidental de Andalucía, un área entre Tarragona y Castellón, y en Canarias, Ceuta y Melilla, siendo al suroeste de Andalucía donde incluso ha sido
extremadamente seco.

         

         

Desde el inicio de 2019 y hasta el 31 de diciembre las precipitaciones acumuladas superaron los valores normales en la franja norte peninsular desde Galicia hasta el noroeste Aragón, en el sureste peninsular y en zona centro de Castilla-La Mancha.
Las precipitaciones superaron en más de un 25% los valores normales en las regiones cantábricas, Navarra y en una zona del sureste peninsular, siendo en un área entre Alicante y Murcia, y también al noreste de Granada, donde la precipitación fue superior en un 50% al valor normal e incluso se duplicaron dichos valores en algunas zonas.
Por el contrario, en el cuadrante suroeste peninsular, Girona, desembocadura del Ebro y Canarias, las precipitaciones fueron inferiores al 75% de los valores normales y no se alcanzó ni la mitad de dichos valores en zonas de Málaga, Cádiz y Canarias.

Mientras que en dos observatorios principales la precipitación acumulada en el año 2019 superó el anterior valor más elevado de la serie: en Alicante-Elche/aeropuerto con 667 mm y en Gijón/Musel con 1.293 mm; en otros seis observatorios, principalmente de Andalucía occidental, se registraba la precipitación anual más baja de la correspondiente serie (ver tabla de efemérides adjunta).

Evolución de la precipitación a lo largo del 2019

El año 2019 comenzó con un mes de enero normal, con una precipitación sobre España un 14% inferior a la media del mes (periodo de referencia 1981-2010), seguido de un mes de febrero en conjunto muy seco con una precipitación inferior al valor normal en un 72%.
Con la información disponible febrero de 2019 ha resultado ser el mes más seco en lo que llevamos de siglo XXI, y el cuarto más seco desde 1965.

La primavera fue en su conjunto seca, con una precipitación media sobre España de 147 mm, valor que queda un 15% por debajo del valor medio del trimestre según el periodo de referencia 1981-2010.
El trimestre comenzó con un mes de marzo muy seco, seguido de un mes de abril muy húmedo y un mes de mayo entre muy seco y extremadamente seco.
La primavera fue seca o muy seca en extensas áreas de la mitad occidental peninsular así como en Cataluña,
País Vasco, Baleares y en algunas zonas de Navarra, al norte de La Rioja y de Canarias.
No obstante, resultó húmeda o muy húmeda tan sólo en el suroeste peninsular, algunas zonas del centro de Aragón, sur de Galicia y de Canarias, llegando a ser extremadamente húmeda en un área entre Alicante y Murcia.

El verano ha sido en su conjunto seco, aunque cercano a normal, con una precipitación media sobre España de 64 mm, valor que queda un 14% por debajo del valor medio del trimestre según el periodo de referencia 1981-2010.
El trimestre comenzó con un mes de junio muy seco con precipitaciones muy por debajo del valor normal, seguido por un mes de julio muy húmedo y un mes de agosto húmedo.
Las precipitaciones acumuladas, en muchas ocasiones debidas a tormentas y acompañadas de granizo, superaron los valores normales en amplias zonas del cuadrante noroeste peninsular y de Navarra, norte de Aragón, La Rioja, este del País Vasco, provincia de Alicante y algunas zonas de Murcia, Castellón, Albacete y al norte de Málaga, siendo al oeste de Zamora y Salamanca, en una amplia franja del litoral de Alicante y en algunos puntos al norte de Canarias, donde se duplicaron los valores normales.

El otoño, a diferencia de las estaciones anteriores, resultó en conjunto húmedo, con una precipitación media sobre España de 234 mm, valor que queda un 15% por encima del valor medio del trimestre según el periodo de referencia 1981-2010.
El otoño comenzó con un mes de septiembre húmedo con una precipitación que quedó un 16% por encima del valor normal, pero posteriormente disminuyeron las precipitaciones quedando en octubre un 19% por debajo
de lo normal de dicho mes.
Sin embargo, noviembre resultó muy húmedo con una precipitación un 48 % por encima de lo normal.
El otoño ha sido húmedo o muy húmedo en los cuadrantes noroeste y sureste peninsulares, en Navarra, La Rioja, País Vasco, Ceuta, Melilla y algunas zonas de Baleares y Cataluña, siendo incluso extremadamente húmedo en extensas áreas de las regiones cantábricas y Galicia.
Se duplicaron los valores normales en un área entre Granada, Jaén y Murcia, en otra entre Murcia y Alicante, y también en zonas de la provincia de  Almería y suroeste de A Coruña.
Sin embargo ha resultado seco o muy seco en el cuadrante suroeste peninsular, mitad norte de la comunidad valenciana, Canarias y en algunas zonas de Aragón y provincia de Guadalajara.

Diciembre fue en su conjunto húmedo, con una precipitación media sobre España de 112 mm, valor que supera en un 37 % al valor normal según el periodo de referencia 1981-2010.
El mes ha resultado húmedo en extensas áreas de la península y en Ibiza, y muy húmedo en Asturias, extremo norte y mitad sur de Galicia, noroeste de Castilla y León, algunas zonas del suroeste peninsular y de Mallorca, así como en un área que abarca parte de las provincias de Castellón y Teruel, resultando seco tan sólo al este de La Rioja, este de Menorca, Canarias occidental, Ceuta y Melilla, y siendo en áreas de las provincias de Cádiz y Málaga, así como en Menorca e islas Canarias occidentales, donde no se ha alcanzado ni la mitad de los valores normales.

Episodios de precipitaciones intensas

El episodio más extraordinario del año de precipitaciones intensas y persistentes que dio lugar a un área extensa de inundaciones, tuvo lugar en septiembre, entre los días 10 al 15, tanto por las cantidades de precipitación acumuladas que superaron los 200 mm, como por la extensión a la que afectaron (>300 km2 ), que fue principalmente el sureste peninsular.
En total de dicho episodio en algunas zonas de las provincias de Alicante y Murcia, se acumularon más de 400 mm, y en más de 100 estaciones de la red de AEMET se acumularon más de 100 mm, ubicándose más de 85 de dichas estaciones en las provincias de Valencia, Alicante y Murcia.

Otros episodios destacables fueron: en julio el episodio de los días 8-9 con precipitaciones en zonas de la mitad norte peninsular y Baleares, que fueron de especial intensidad en Navarra; y en agosto el episodio de los días 11-12 con tormentas de gran intensidad en Cataluña y especialmente en Barcelona, así como el de los días 19-21 con precipitaciones en el tercio este peninsular destacando las precipitaciones persistentes en el norte de Alicante. En octubre, el episodio de los días 21 al 23, en que la presencia de una depresión aislada en niveles altos provocó precipitaciones intensas en Cataluña, Asturias, Cantabria, Baleares, y diversas zonas de la comunidad valenciana y en noviembre los siguientes episodios debidos a la presencia de las borrascas denominadas: “Amelie” los días 1 al 3 con precipitaciones intensas en Galicia y Pirineos; “Bernardo” los días 9 y 10 con precipitaciones intensas en Baleares y “Cecilia” los días 21 a 23 con precipitaciones más importantes en el cuadrante suroeste, tercio norte
peninsulares y este de Baleares.
En diciembre, los episodios destacables de precipitaciones intensas fueron: los días 2 al 4 afectando principalmente a la vertiente mediterránea, Baleares y Canarias; el día 12 afectando a la franja norte desde Galicia hasta el Pirineo de Lleida y los días 18 al 21 en que al paso de la borrasca “Elsa” seguida de la borrasca “Fabien” se produjeron precipitaciones muy intensas en Galicia, Pirineos, sistema Central, sistema Bético y sierra de Cádiz.

Entre los valores de precipitación máxima diaria registrados en un observatorio principal en el año 2019 destacan por tratarse de valores que han superado el anterior valor más elevado de cada una de las correspondientes series mensuales y además ser superiores a 80 mm: En enero 92 mm en Pontevedra el día 30; en abril, el día 19 con 99 mm en AlicanteElche/aeropuerto; en agosto, el día 20 con 87 mm en Alicante y 85 mm en AlicanteElche/Aeropuerto; en septiembre, el día 12 con 205 mm en San Javier/aeropuerto, 180 mm en Alcantarilla/Base Aérea, 169 mm en Murcia, 153 mm en Alicante-Elche/Aeropuerto y 99 mm en Almería/Aeropuerto; y en diciembre, el día 4 con 106 mm en Castellón-Almassora.
Las precipitaciones máximas diarias de los observatorios mencionados de Almería/aeropuerto, Murcia y Murcia/Alcantarilla, han supuesto también el valor máximo registrado de la correspondiente serie anual.
No obstante, otros valores elevados de precipitación diaria a destacar por ser superiores a 100 mm fueron: en octubre el día 22 con 108 mm en Reus/aeropuerto y en diciembre el día 2 con 102 mm en San Javier/aeropuerto y el día 12 en
Vigo/aeropuerto con 109 mm.

         

         

         




Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 12555
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #3 en: Jueves 13 Febrero 2020 23:30:52 pm »
                 Enero de 2020, un mes cálido y con récords de precipitación


06/02/2020 Enero de 2020 ha sido el noveno enero más cálido de este siglo, con una temperatura media 0,5ºC más alta que el promedio. Pese a no haber sido calificado como muy húmedo, una desigual distribución de la precipitación ha favorecido que se batiesen innumerables récords de lluvia e incluso de granizo.

                                                                              Temperatura

El mes de enero ha sido en conjunto cálido, con una temperatura media sobre España de 7,7 ºC, valor que queda 0,5 ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010). Se ha tratado del vigesimoprimer enero más cálido desde 1965 y del noveno más cálido desde el comienzo del siglo XXI.

Enero fue cálido en amplias zonas del tercio norte y del centro de la península ibérica, resultando muy cálido en algunas zonas de montaña e incluso extremadamente cálido en puntos del Pirineo.
Mostró, en cambio, un carácter frío en el interior del valle del Ebro y en puntos del oeste de Castilla y León, donde
fueron frecuentes las nieblas persistentes, así como en el sureste peninsular y en la costa mediterránea andaluza.
En Baleares enero fue entre cálido y muy cálido, mientras que en Canarias resultó muy variable entre unas zonas y otras, siendo en conjunto frío.

Se observaron anomalías térmicas cercanas a +1 ºC en gran parte de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Pirineos, mitad norte de Cataluña, rebordes montañosos de Castilla y León y sus proximidades, sur de Aragón, Madrid, norte y oeste de Castilla-La Mancha, centro y sur de Extremadura y zonas del interior de Andalucía.
En algunos puntos de montaña de estas regiones las anomalías se situaron por encima de +2 ºC.
En contraste, se observaron anomalías negativas, en torno a -1 ºC, en el interior del valle del Ebro, en zonas del centro-oeste de Castilla y León cercanas al Duero, y en la costa mediterránea de Andalucía y de Murcia, llegando a alcanzarse anomalías cercanas a -2 ºC en algunos puntos.
En Baleares las anomalías tomaron valores próximos a +1 ºC en Mallorca y Menorca y cercanos a 0 ºC en Ibiza, mientras que en Canarias las anomalías se situaron mayoritariamente entre 0 y -1 ºC.

         

Tanto las temperaturas máximas diarias como las mínimas diarias se situaron en promedio 0,5 ºC por encima del valor normal de enero resultando, por tanto, una oscilación térmica diaria igual a la normal del mes.

Durante la primera decena de enero las temperaturas máximas se situaron en general en valores por encima de los normales, mientras que las mínimas tomaron valores cercanos a los normales o ligeramente inferiores.
Durante los días 12-14 se observó un descenso térmico generalizado, más acusado en las mínimas,
registrándose en muchas zonas las temperaturas más bajas del mes.
Entre los días 15 y 18 se observó un breve episodio cálido, con temperaturas tanto máximas como mínimas por encima de las normales.
El día 19 se produjo un nuevo descenso térmico debido a la borrasca Gloria, la cual dio lugar a un temporal de
viento, nieve, lluvia y oleaje, con temperaturas por debajo de las normales, especialmente las máximas, hasta el día 21. Entre los días 22-27 las temperaturas se situaron nuevamente en valores cercanos a los normales, mientras que a partir del día 28 y hasta el final del mes se observó un episodio cálido, con temperaturas tanto máximas como mínimas muy por encima de las normales para la época del año, el cual afectó tanto a la península ibérica como a los archipiélagos Balear y Canario.

Las temperaturas más elevadas se registraron durante el episodio cálido de los últimos días del mes, destacando entre estaciones principales los 26,9 ºC observados en Hierro/aeropuerto el día 30, los 26,6 ºC de Tenerife Sur/aeropuerto el día 29, los 25,5 ºC de Tenerife Norte/aeropuerto el día 30, y los 25,1 ºC La Palma/aeropuerto registrados el día 31.
En la zona de la península los valores más altos correspondieron a Valencia, con 23,7 ºC medidos el día 31,
Málaga/aeropuerto, con 23,5 ºC el día 31, Alicante, con 23,3 el día 30, y Melilla, donde se registraron 23,0 ºC el día 30.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos en estaciones principales correspondieron al Puerto de Navacerrada, con -10,8 ºC medidos el día 20, Molina de Aragón, con -10,3 ºC el día 12, Teruel, con -8,6 ºC el día 13, y
Salamanca/aeropuerto, donde se observaron -6,7 ºC el día 12.
Fueron frecuentes las heladas en ambas mesetas y en zonas de montaña, destacando entre estaciones principales los 23 días de helada de Teruel y Molina de Aragón, los 19 del Puerto de Navacerrada y los 18 de León, Soria y Valladolid/aeropuerto.

En la estación principal de Lugo se registró una temperatura mínima el día 31 de 12,6 ºC, valor que superó el anterior registro más alto de la serie de temperaturas mínimas diarias de enero, con datos desde 1986.

                                                                   Precipitaciones

Enero ha sido en su conjunto húmedo, con una precipitación media sobre España de 71mm, valor que supera en un 11 % al valor normal que es de 64 mm (Periodo de Referencia 1981-2010).

           

En el mes de enero las precipitaciones han estado muy desigualmente repartidas tanto espacialmente como en el tiempo.
Las precipitaciones en la primera quincena del mes fueron muy escasas no alcanzando ni el 10% de la precipitación total del mes, y la distribución espacial de precipitaciones en el acumulado del mes muestra que en el interior de ambas castillas las precipitaciones no alcanzaron los 30 mm, mientras que en algunas zonas del litoral mediterráneo y al oeste de Galicia se superaron los 200 mm.
El mes ha resultado muy húmedo en una amplia extensión desde Cataluña hasta Murcia incluyendo gran parte de Aragón, así como en Málaga, Mallorca y Menorca, e incluso extremadamente húmedo en Girona, zonas próximas a la desembocadura del Ebro y sur de Valencia, y muy seco en Cantabria, País Vasco y algunas zonas de Canarias.

En cuanto al porcentaje de precipitación respecto al valor normal, las precipitaciones han sido superiores a los valores normales en la vertiente mediterránea, Baleares, oeste de Galicia y algunas zonas de Andalucía, y se han duplicado los valores normales en un área que abarca Cataluña, Aragón, comunidad valenciana, Murcia y este de Castilla-la Mancha, así como en zonas de Málaga, e islas de Mallorca y Menorca.
Destacan por triplicarse los valores normales zonas del noreste y sur de Cataluña, este de Aragón, norte y sur de la
comunidad valenciana, norte de las provincias de Alicante y Murcia, y algunas pequeñas áreas en Baleares.
Por el contrario, las precipitaciones no han superado el 75% del valor normal en una amplia extensión del centro peninsular que abarca desde las regiones cantábricas hasta Extremadura y norte de Andalucía, no alcanzándose ni la mitad del valor normal en Cantabria, País Vasco, noreste y sureste de Castilla y León, algunas zonas de Castilla-La Mancha, norte de Andalucía y en Canarias.

En la primera decena, debido a que continuó el tiempo estable, las precipitaciones fueron muy escasas, registrándose precipitaciones cercanas a 10 mm tan sólo al oeste de Galicia, norte de Cantabria y País Vasco, litoral de la provincia de Barcelona, extremo noreste de Alicante y algunos puntos de Baleares.

En la segunda decena y principalmente a partir del día 15, las precipitaciones se extendieron a gran parte del territorio, acumulándose más de 30 mm en en una extensa área que abarca desde el sur de Tarragona hasta algunas zonas al norte de Murcia, así como en Galicia, zonas elevadas de Asturias y del sistema Central, provincia de Girona, norte de Huelva y sierra de Grazalema.
En un área entre Valencia y Alicante, al suroeste de A Coruña y en algunos puntos de Mallorca, se
acumularon más de 150 mm.

En la tercera decena las precipitaciones se extendieron a todo el territorio y se acumularon más de 30 mm en Galicia, gran parte de los cuadrantes noreste y suroeste peninsulares, algunas zonas elevadas del sistema Central, del norte de la provincia de Murcia.
Se acumularon más de 150 mm al oeste de Galicia, sur de la provincia de Málaga, noreste de Cataluña, y en una zona próxima a la desembocadura del Ebro que abarca parte de las provincias de Tarragona, Teruel y Castellón.
Parte de dichas precipitaciones fueron en forma de nieve en zonas elevadas en el episodio frío de los primeros días de la decena.
En cuanto a eventos de precipitaciones intensas a lo largo del mes de enero el episodio de precipitaciones intensas más destacado tuvo lugar entre los días 18 al 23, en que, las precipitaciones afectaron a gran parte del territorio con
precipitaciones muy intensas en la vertiente mediterránea, que se iniciaron bajo la influencia de la borrasca Gloria entre los días 18 al 20, con precipitaciones superiores a 150 mm en zonas de Baleares y en un área al sur de Valencia y norte de Alicante.
Los días siguientes las precipitaciones, en ocasiones acompañadas de tormentas y de granizo, afectaron en mayor medida a las provincias de Girona, Tarragona y este de Aragón, siendo en varias zonas de la península y en especial
en las provincias de Teruel y noroeste de Castellón, donde parte de la precipitación fue en forma de nieve.

Otros episodios destacados son: días 15-16, con precipitaciones en el cuadrante noroeste peninsular que fueron intensas al oeste de Galicia; días 24-25, en que las precipitaciones fueron más intensas en el cuadrante suroeste peninsular y en especial en la provincia de Málaga.

Las mayores precipitaciones diarias de enero entre observatorios principales se registraron el día 21 con 137 mm en Tortosa y 88 mm en Barcelona/aeropuerto, el día 20 con 108 mm en Girona/aeropuerto, el día 19 con 72 mm en
Menorca/aeropuerto y 71 mm en Palma/aeropuerto, y el día 24 con 71 mm en Málaga/aeropuerto.
Los valores de precipitación máxima diaria citados en Tortosa, Barcelona/aeropuerto, Menorca/aeropuerto y Palma/aeropuerto, junto con los 41 mm registrados en Zaragoza/aeropuerto el día 21, han superado el anterior valor
más alto de su correspondiente serie.
Y en cuanto a la precipitación total mensual registrada en observatorios principales también han superado el anterior valor más alto de su correspondiente serie los: 242 mm en Girona/aeropuerto, 241 mm
en Tortosa y 174 mm en Barcelona/aeropuerto (ver tabla).

         

         

Desconectado pepecruz

  • Cumulus Húmilis
  • **
  • 181
  • Sexo: Masculino
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #4 en: Viernes 13 Marzo 2020 20:25:41 pm »
El radar no se puede ver no sé a ustedes no el pronóstico por provincias,no me gusta la última actualización de Aemet nada de nada
Huercal de Almeria...

Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 12555
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #5 en: Domingo 22 Marzo 2020 12:53:13 pm »
                                      Febrero de 2020, el más cálido y seco de la serie histórica

06/03/2020 - El mes de febrero de 2020 ha sido extremadamente cálido en España. Con una temperatura media 3 ºC superior al valor normal, ha igualado a febrero de 1990, aunque en 2020 las temperaturas máximas han sido más altas. También ha sido un mes extremadamente seco: las precipitaciones han sido tan escasas en la mayor parte de España, que solo ha llovido un 17 % de lo normal. Esto convierte a febrero de 2020 en el más seco desde que hay registros

Temperaturas: un mes extremadamente cálido

El mes de febrero ha sido en conjunto extremadamente cálido, con una temperatura media sobre España de 11,5 ºC, valor que queda 3,0 ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010).
Se ha tratado del febrero más cálido desde el comienzo de la serie en 1965 empatado con el mes de febrero de 1990. Destacan especialmente los elevados valores de las temperaturas máximas que se han registrado en febrero: la media de las temperaturas máximas diarias ha sido de 17,5 ºC, habiendo superado en 0,5 ºC el anterior valor más alto de la
serie de febrero, que correspondía hasta ahora a febrero de 1990.

         

Febrero fue muy cálido o extremadamente cálido en prácticamente todo el territorio peninsular español, con la excepción de algunas pequeñas zonas del cuadrante sureste en las que tuvo un carácter cálido.
En Baleares fue muy cálido, y en Canarias muy cálido o extremadamente cálido.
Se observaron anomalías térmicas superiores a +2 ºC en la mayor parte de la España peninsular, predominando valores en torno a +3 ºC en la mayor parte del norte, centro y este de la Península, llegando a alcanzarse anomalías superiores a +4 ºC en regiones montañosas y zonas altas de las mesetas.
En la costa mediterránea andaluza, en cambio, las anomalías se situaron alrededor de +1 ºC. En Baleares las anomalías fueron cercanas a +2 ºC en Mallorca y Menorca y de alrededor de +1 ºC en Ibiza.
En Canarias las anomalías se situaron alrededor de +2 ºC en zonas bajas mientras que alcanzaron valores significativamente mayores, cercanos a +4 ºC, en zonas altas.

Las temperaturas máximas diarias se situaron en promedio 3,9 ºC por encima del valor normal de febrero, mientras que las mínimas diarias fueron 2,1 ºC superiores a las normales resultando, por tanto, una oscilación térmica diaria 1,8 ºC mayor que la normal del mes.

Durante todo el mes de febrero las temperaturas máximas diarias se situaron en valores por encima de los normales, registrándose valores especialmente elevados para la época del año durante los cuatro primeros días del mes y entre los días 21-25.
Las temperaturas mínimas estuvieron por encima de los valores normales durante todo el mes salvo los días 19-21, en los que tomaron valores cercanos a los normales o ligeramente inferiores.
En Canarias destacan las elevadas temperaturas, tanto máximas como mínimas, que se registraron durante el episodio de calima de los días 22-25, debido a una intensa irrupción de polvo sahariano con fuertes vientos
de componente este.

En 35 observatorios principales de la Agencia Estatal de Meteorología la temperatura media de febrero resultó la más alta para un mes de febrero desde el comienzo de la serie (ver tabla adjunta).
Así mismo, en 31 observatorios principales la media mensual de las temperaturas máximas diarias fue la más alta de la serie, y en 8 observatorios la media de las temperaturas mínimas diarias superó el anterior valor más alto de las series de febrero.

Las temperaturas más elevadas se registraron en el archipiélago canario, destacando entre observatorios principales los 31,9 ºC medidos en Tenerife Sur/aeropuerto el día 24, los 30,4 ºC de La Palma/aeropuerto el día 3, los 29,4 ºC de Lanzarote/aeropuerto el día 25 y los 28,6 ºC de Fuerteventura/aeropuerto registrados el día 5.
En la zona de la Península los valores más altos correspondieron a Valencia/aeropuerto, con 29,6 ºC, Alicante, con 28,6 ºC, Murcia, con 28,2 ºC, y San Javier/aeropuerto, con 27,6 ºC, temperaturas todas ellas registradas el día 4.
En 8 estaciones principales la temperatura máxima absoluta de febrero resultó la más alta para un mes de febrero
desde el comienzo de la serie.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos en estaciones principales correspondieron a Molina de Aragón, con -6,4 ºC medidos el día 24, Burgos/aeropuerto, con - 4,2 ºC el día 19, y Salamanca/aeropuerto y Teruel, donde se registraron -4,1 ºC los días 19 y 20, respectivamente.
Se registraron heladas en ambas mesetas y en zonas de montaña, siendo más frecuentes en las mesetas debido a las inversiones térmicas, destacando entre estaciones principales los 17 días de helada de Molina de Aragón, los 15 días de helada de Teruel y Salamanca/aeropuerto, y los 10 días de Burgos/aeropuerto.
En 18 estaciones principales la temperatura mínima diaria más alta registrada en febrero fue la más alta desde el comienzo de la serie de febrero.

Precipitaciones: el febrero más seco de la serie histórica

Febrero ha sido en su conjunto extremadamente seco, con una precipitación media sobre España de 9 mm, valor que tan sólo representa el 17 % del valor normal del mes que es de 53 mm (Periodo de Referencia 1981-2010).
Con la información disponible, febrero 2020 ha resultado ser el mes de febrero más seco desde 1965, seguido de los años 1997, 2000 y 1990, todos ellos con una precipitación mensual inferior a 15 mm.

         

El mes de febrero se ha caracterizado por la escasez de precipitaciones, siendo en Galicia, regiones cantábricas y parte de Navarra, las únicas zonas con precipitación mensual superior a 20 mm.
El mes ha sido muy seco en gran parte del territorio e incluso extremadamente seco en una extensa área al este de Castilla y León, en otra entre Navarra y el norte de Aragón, al sur de Madrid y en las islas de Mallorca y Menorca.
En amplias zonas de Galicia y en puntos de la mitad oriental del País Vasco y de la provincia de Gerona el mes ha resultado seco, sin apreciarse ninguna zona donde haya resultado húmedo.

En cuanto al porcentaje de precipitación respecto al valor normal, la mayor parte del territorio ha estado por debajo del 25 % del valor normal, superándose dicho valor en Galicia, oeste de Asturias, noroeste de la provincia de León y un área que abarca desde el este de Cantabria hasta el noroeste de Navarra.
En algunas zonas del interior de Galicia, noreste del País Vasco y extremo noroeste de Navarra las precipitaciones han sido superiores a la mitad de los valores normales, siendo la zona norte de las rías bajas en Galicia donde el porcentaje de precipitación ha superado el 75 % del valor normal aunque sin llegar a alcanzar dicho valor.

En la primera decena las precipitaciones se extendieron al cuadrante noroeste peninsular, algunas zonas de Castilla-La Mancha, oeste de Andalucía y norte de Tenerife y Gran Canaria.
Las precipitaciones superaron los 10 mm en zonas de Galicia y noroeste de la provincia de León, siendo al oeste de Galicia donde se acumularon más de 30 mm.

En la segunda decena las precipitaciones se extendieron a gran parte del cuadrante noroeste peninsular y de forma débil al litoral mediterráneo.
Precipitaciones superiores a 10 mm se registraron en zonas de Galicia y regiones cantábricas.
Al norte y oeste de Galicia las precipitaciones superaron los 30 mm.

En la tercera decena las precipitaciones continuaron siendo escasas extendiéndose a Galicia y regiones cantábricas, zonas de la vertiente atlántica peninsular, Pirineos y Canarias occidental.
Fueron superiores a 10 mm en Galicia, oeste de Asturias, País Vasco y zonas de Navarra, siendo al norte del País Vasco y Navarra, y oeste de Galicia donde se superaron los 30 mm.

Durante el mes de febrero no hubo ningún episodio destacado por intensidad o abundancia de las precipitaciones.
No obstante, los días en que se registraron precipitaciones más intensas fueron el día 16 en que las precipitaciones afectaron a Galicia, Asturias y noroeste de León; los días 25 a 27 con precipitaciones en Galicia y regiones cantábricas; y los días 28 y 29 con precipitaciones de mayor intensidad en Galicia.
Por el contrario, dada la escasez de precipitaciones, cabe destacar que en un 72 % de los observatorios principales la precipitación acumulada del mes fue inferior a 5 mm y sólo en un 16 % la precipitación superó los 10 mm, siendo el número de días de niebla superior al valor normal en más del 60% de los observatorios con diferencias más notables en Galicia, Guipúzcoa, Madrid y ambas mesetas, e incluso en Ceuta y Melilla.

Las mayores precipitaciones diarias de febrero entre observatorios principales se registraron el día 25 con 26 mm en Igueldo_Donostia/San Sebastián y 25 mm en Hondarribia Malkarroa, el día 16 con 20 mm en Santiago de Compostela y Vigo/aeropuerto, y el día 28 con 20 mm en A Coruña y 18 mm en Pontevedra.

         

         

         

         

         

         

Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 12555
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #6 en: Domingo 22 Marzo 2020 13:40:52 pm »
                                     El invierno de 2020 ha sido el más cálido en España del siglo XXI

18/03/2020 - El invierno de 2020 ha sido el más cálido en España de este siglo. El trimestre diciembre-enero-febrero ha registrado la segunda temperatura media más alta de la serie histórica, solo superado por el invierno de 1989-90 y las temperaturas máximas han sido las más elevadas desde 1965. Del 22 al 24 de febrero tuvo lugar el episodio de polvo atmosférico más intenso registrado en la totalidad del archipiélago canario desde que hay datos. El 23 de febrero se detectó un pico máximo en la concentración de partículas PM10 72 veces superior al límite legal de protección de la salud. Se trata del invierno más cálido en Europa desde que hay datos, con una temperatura media 1,4ºC más alta que el anterior récord.

Temperaturas

El invierno 2019-2020 (periodo comprendido entre el 1 de diciembre de 2019 y el 29 de febrero de 2020) ha tenido en conjunto un carácter muy cálido, con una temperatura media de 9,7 ºC, valor que queda 1,8 ºC por encima de la media de esta estación (período de referencia 1981- 2010).
Se ha tratado del segundo invierno más cálido desde el comienzo de la serie en 1965, por detrás del invierno 1989-1990, y se ha tratado del invierno más cálido del siglo XXI.
Destacan los elevados valores de las temperaturas máximas registradas durante el trimestre: la media de las temperaturas máximas fue de 14,6 ºC, superando en 0,2 ºC el anterior valor más alto de la serie de invierno, que correspondía hasta ahora al invierno 2018-2019.

         

El invierno resulto muy cálido o extremadamente cálido en la mayor parte de la España peninsular, mientras que fue muy cálido en Baleares y entre cálido y muy cálido en Canarias.
Las anomalías térmicas fueron en general mayores en regiones montañosas y zonas elevadas de las mesetas, situándose alrededor de +2 ºC en amplias zonas del interior de Galicia, cordillera Cantábrica, sistema Ibérico, sistema Central, Pirineos, Extremadura, Madrid, CastillaLa Mancha, comunidad Valenciana e interior de Andalucía, llegando a registrarse valores cercanos a +3 ºC en algunos puntos de del Pirineo, sistema Ibérico y sistema Central.
En el resto del territorio peninsular español las anomalías se situaron mayoritariamente alrededor de
+1 ºC. En Baleares las anomalías tomaron valores cercanos a +2 ºC en Mallorca y Menorca y de alrededor de +1 ºC en Ibiza.
En Canarias las anomalías térmicas se situaron mayoritariamente en torno a +1 ºC, aunque presentaron una variabilidad significativa de unas zonas a otras.

En siete estaciones principales, situadas en el centro y el sur de la península, la temperatura media del invierno fue la más alta desde el comienzo de la serie (ver tabla adjunta). Además, en veintiuna estaciones principales la media de las temperaturas máximas resultó la más alta de la serie, y en tres, la media de las mínimas fue también la más alta desde el comienzo de la serie.
Las anomalías de las temperaturas máximas se situaron en promedio 2,1 ºC por encima del valor normal del trimestre, mientras que las de las temperaturas mínimas quedaron 1,5 ºC por encima de las normales, resultando, por tanto, una oscilación térmica diaria 0,6 ºC mayor que la normal.

         

El invierno comenzó con un mes de diciembre muy cálido, con una temperatura media que se situó 1,9 ºC por encima de la normal del mes.
Enero resultó cálido, con una temperatura media 0,5 ºC superior a la normal. El mes de febrero tuvo un carácter extremadamente cálido, quedando 3,0 ºC por encima de la media de este mes, resultando el mes de febrero más cálido desde el comienzo de la serie en 1965 empatado con febrero de 1990.

Diciembre resultó cálido en el cuadrante noroeste de la península y muy cálido en el resto de la España peninsular, llegando a ser extremadamente cálido en algunos puntos.
En Baleares fue muy cálido, mientras que en Canarias tuvo un carácter muy variable de unas zonas a otras, predominando el carácter cálido en las zonas altas y el frío en zonas de baja altitud, resultando en conjunto normal.
Se observaron anomalías térmicas cercanas a +2 ºC en Cataluña, centro y sur de Aragón, La Rioja, sur y este de Castilla y León, Madrid, centro y sur de Extremadura, Comunidad Valenciana, interior de Andalucía y en zonas de Castilla-La Mancha y Murcia.
En el resto de la España peninsular predominaron anomalías próximas a +1 ºC, observándose
valores en torno a 0 ºC en algunos puntos de Galicia y Asturias.
En Baleares, las anomalías se situaron alrededor de +2 ºC en las islas de Mallorca y Menorca y de +1 ºC en Ibiza.
En Canarias las anomalías estuvieron mayoritariamente comprendidas entre +1 ºC y -1 ºC.

Enero fue cálido en amplias zonas del tercio norte y del centro de la península ibérica, resultando muy cálido en algunas zonas de montaña e incluso extremadamente cálido en puntos del Pirineo.
Mostró, en cambio, un carácter frío en el interior del valle del Ebro y en puntos del oeste de Castilla y León, donde fueron frecuentes las nieblas, así como en el sureste peninsular y en la costa mediterránea andaluza.
En Baleares enero fue entre cálido y muy cálido, mientras que en Canarias resultó muy variable entre unas zonas y otras, siendo en conjunto frío.
Se observaron anomalías térmicas cercanas a +1 ºC en gran parte de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Pirineos, mitad norte de Cataluña, rebordes montañosos de Castilla y León y sus proximidades, sur de Aragón, Madrid, norte y oeste de Castilla-La Mancha, centro y sur de Extremadura y zonas del interior de Andalucía.
En algunos puntos de montaña de estas regiones las anomalías se situaron por encima de +2 ºC.
En contraste, se observaron anomalías negativas, en torno a -1 ºC, en el interior del valle del Ebro, en zonas del
centro-oeste de Castilla y León cercanas al Duero, y en la costa mediterránea de Andalucía y
de Murcia, llegando a alcanzarse anomalías cercanas a -2 ºC en algunos puntos.
En Baleares las anomalías tomaron valores próximos a +1 ºC en Mallorca y Menorca y cercanos a 0 ºC en
Ibiza, mientras que en Canarias las anomalías se situaron mayoritariamente entre 0 y -1 ºC.

Febrero fue muy cálido o extremadamente cálido en prácticamente todo el territorio peninsular español, con la excepción de algunas pequeñas zonas del cuadrante sureste en las que tuvo un carácter cálido.
En Baleares fue muy cálido, y en Canarias muy cálido o extremadamente cálido.
Se observaron anomalías térmicas superiores a +2 ºC en la mayor parte de la España peninsular, predominando valores en torno a +3 ºC en la mayor parte del norte, centro y este de la península, llegando a alcanzarse anomalías superiores a +4 ºC en regiones montañosas y zonas altas de las mesetas.
En la costa mediterránea andaluza, en cambio, las anomalías se situaron alrededor de +1 ºC.
En Baleares las anomalías fueron cercanas a +2 ºC en Mallorca y Menorca y de alrededor de +1 ºC en Ibiza.
En Canarias las anomalías se situaron alrededor de +2 ºC en zonas bajas mientras que alcanzaron valores significativamente mayores, cercanos a +4 ºC, en zonas altas.

Episodios más destacados

Durante el invierno los episodios fríos fueron escasos y de poca intensidad, destacando únicamente dos episodios del mes de enero: el de los días 12-14, con temperaturas bajas generalizadas, especialmente las mínimas, alcanzándose las temperaturas más bajas del invierno en muchas zonas, y el episodio de los días 19-21 de enero por la llegada de la
borrasca Gloria, que dio lugar a un temporal de viento, nieve, lluvia y oleaje, con temperaturas por debajo de las normales, especialmente las máximas.
En diciembre y febrero no hubo episodios fríos significativos.

Los valores más bajos del trimestre se registraron en los dos episodios fríos de enero, destacando entre estaciones principales el Puerto de Navacerrada, con -10,8 ºC medidos el 20 de enero, Molina de Aragón, con -10,3 ºC el 12 de enero, Teruel, con -8,6 ºC el 13 de enero, y Salamanca/aeropuerto, donde se observaron -6,7 ºC el 12 de enero.

Fueron frecuentes los episodios cálidos durante el invierno, destacando los siguientes: el prolongado episodio cálido que se extendió entre los días 13 y 28 de diciembre, con temperaturas tanto máximas como mínimas por encima de las normales, siendo especialmente elevadas durante los días 20-28; el episodio de los días 28 de enero a 4 de febrero, que afectó tanto a la península ibérica como a los archipiélagos Balear y Canario; y el intenso episodio
cálido de los días 21-25 de febrero, que afectó también a todo el territorio español.
En Canarias destacaron las elevadas temperaturas, tanto máximas como mínimas, que se registraron en este último episodio, que en el archipiélago vino acompañado de una intensa irrupción de polvo sahariano con fuertes vientos de componente este.

Las temperaturas más elevadas del trimestre se registraron en Canarias durante el mes de febrero, destacando entre observatorios principales los 31,9 ºC de Tenerife Sur/aeropuerto el 24 de febrero, los 30,4 ºC de La Palma/aeropuerto el 3 de febrero, los 29,4 ºC de Lanzarote/aeropuerto el 25 de febrero y los 28,6 ºC de Fuerteventura/aeropuerto el 5 de
febrero.
En la zona de la península los valores más altos del invierno correspondieron a Valencia/aeropuerto, con 29,6 ºC, Alicante, con 28,6 ºC, Murcia, con 28,2 ºC, y San Javier/aeropuerto, con 27,6 ºC, temperaturas todas ellas registradas el 4 de febrero.

En cinco estaciones principales la temperatura máxima más alta registrada en el trimestre ha sido también la más elevada desde el comienzo de la serie, y en once la temperatura mínima más alta ha resultado también la mayor de la serie.

Precipitaciones

El invierno ha sido en su conjunto húmedo próximo a normal, con una precipitación media sobre España de 192 mm, valor que queda un 4 % por debajo del valor medio del trimestre según el periodo de referencia 1981-2010.
El trimestre comenzó con un diciembre y un enero húmedos, pero finalizó con un mes de febrero extremadamente seco que además ha resultado ser el más seco de la serie desde 1965.

         

El invierno ha destacado por su gran variabilidad espacial y temporal, resultando húmedo o muy húmedo en un área que abarca desde Aragón y Cataluña hasta Murcia, en zonas al oeste de Castilla y León y en Baleares.
En algunas áreas cerca de Barcelona, provincias de Teruel y Zaragoza, y delta del Ebro ha resultado incluso extremadamente húmedo.
Sin embargo ha resultado seco en algunas zonas de la península y muy seco en el País Vasco, Canarias y
Ceuta, siendo en Melilla donde ha sido extremadamente seco.

Como se puede apreciar en el mapa que se adjunta, las precipitaciones fueron en más de un 25 % superiores a las normales en la vertiente mediterránea desde Aragón y Cataluña hasta el norte de las provincias de Granada y Almería, y también en Mallorca, llegando a duplicar el valor normal entre las provincias de Girona y Barcelona, así como entre Valencia y Alicante, y en una extensa área que abarca el delta del Ebro y parte de Aragón, Cataluña y norte de la
Castellón.
Por el contrario, las precipitaciones no superaron el 75% de su valor normal en Cantabria, País Vasco, oeste de Navarra, sur de Andalucía, extensas zonas de Castilla-La Mancha y diversas áreas del este de Castilla y León, y Extremadura, siendo en gran parte de Canarias donde las precipitaciones no alcanzaron ni el 25 % del valor normal.

         

Se inició el trimestre de invierno con un mes de diciembre húmedo cuya precipitación en conjunto quedó un 37 % por encima del valor normal, en enero las precipitaciones disminuyeron pero todavía quedaron un 11 % por encima de lo normal, mientras que en febrero las precipitaciones tan sólo fueron el 17 % del valor normal, lo que supone un 83 % por debajo de dicho valor.

En diciembre las cantidades acumuladas en el mes superaron los valores normales en gran parte del área peninsular, Mallorca y extremo norte de Tenerife y Gran Canaria, siendo superiores en más de un 50% a los valores normales en extensas áreas del litoral mediterráneo desde Girona hasta Almería, Pirineos, sur de Galicia, Asturias, oeste de Castilla y León, norte de Mallorca, y diversas áreas de Extremadura, Sistema Central, Madrid, Cuenca, y
del norte de las provincias de Huelva y Sevilla.
En zonas al norte de la provincia de León, suroeste de Salamanca y Barcelona, así como en la Comunidad Valenciana, Murcia y en un área que abarca parte de las provincias de Albacete y Granada, se han duplicado los valores
normales.
Por el contrario, las precipitaciones han quedado por debajo del 75% de dichos valores en el centro de Castilla-La Mancha, sur de Andalucía, algunas pequeñas áreas en La Rioja, Menorca e Ibiza y en gran parte de Canarias, siendo en áreas de las provincias de Cádiz y Málaga, así como en Menorca e islas Canarias occidentales, donde no se ha alcanzado ni la mitad de los valores normales.

En enero las precipitaciones estuvieron muy desigualmente repartidas tanto en el espacio como en el tiempo.
En la primera quincena las precipitaciones fueron muy escasas debido a que continuó el tiempo estable y posteriormente hubo precipitaciones abundantes que fueron superiores a las normales en la vertiente Mediterránea, Baleares y algunas zonas del sur de Andalucía y del oeste de Galicia. Se duplicaron los valores normales en un área que abarca Cataluña, Aragón, comunidad valenciana, Murcia y este de Castilla-la Mancha, así como en
zonas de Málaga, e islas de Mallorca y Menorca.
Destacan por triplicarse los valores normales en zonas del noreste y sur de Cataluña, este de Aragón, norte y sur de la comunidad valenciana, norte de las provincias de Alicante y Murcia, y algunas pequeñas áreas en Baleares.
Por el contrario, las precipitaciones no han superado el 75% del valor normal en una amplia extensión del centro peninsular que abarca desde las regiones cantábricas hasta Extremadura y norte de Andalucía, no alcanzándose ni la mitad del valor normal en Cantabria, País Vasco, norte y sur de Castilla y León, algunas zonas de Castilla-La Mancha, norte de Andalucía y en Canarias.

Febrero, con 9 mm de precipitación acumulada para el conjunto de España, fue el mes con menor precipitación de este invierno y el febrero de menos precipitación desde 1965.
Las precipitaciones fueron inferiores a los valores normales en todo el territorio, y en gran parte de él no se alcanzó ni el 25 % de los valores normales.
En Galicia, este de Asturias y norte de Cantabria, País Vasco y Navarra, las precipitaciones superaron el 25 % del valor normal, siendo en zonas de Galicia y norte de Guipúzcoa donde las precipitaciones estuvieron entre el
50 % y el 100 % del valor normal.

Episodios más destacados

A lo largo del trimestre de invierno 2019-2020 hubo varios episodios de precipitaciones intensas destacables.
En diciembre: los días 2 al 4 en que la presencia de una depresión aislada en niveles altos (dana) provocó precipitaciones intensas en la vertiente mediterránea, Baleares y Canarias; el día 12 con precipitaciones en la franja norte desde Galicia hasta el Pirineo de Lleida; los días 15 al 17 en que se produjeron precipitaciones intensas en la mitad oeste peninsular al paso de la borrasca Daniel; y los días 18 al 21 en que al paso de la borrasca Elsa seguida de la borrasca Fabien se produjeron precipitaciones en todo el territorio peninsular y Baleares, siendo muy intensas en Galicia, Pirineos, sistema Central, sistema Bético y sierra de Cádiz.

En enero el episodio de precipitaciones intensas más destacado tuvo lugar entre los días 18 al 23.
Las precipitaciones afectaron a gran parte del territorio con precipitaciones muy intensas en la vertiente mediterránea, que se iniciaron bajo la influencia de la borrasca denominada Gloria entre los días 18 al 20, con precipitaciones superiores a 150 mm en zonas de Baleares y en un área al sur de Valencia y norte de Alicante.
Los días siguientes las precipitaciones, en ocasiones acompañadas de tormentas y de granizo, afectaron en mayor medida a las provincias de Girona, Tarragona y este de Aragón, siendo en varias zonas de la península y en especial en las provincias de Teruel y noroeste de Castellón, donde parte de la precipitación fue en forma de nieve.
Otros episodios de enero fueron: los días 15-16, con precipitaciones en el cuadrante noroeste peninsular que fueron intensas al oeste de Galicia; y los días 24-25, en que las precipitaciones fueron más intensas en el cuadrante suroeste peninsular y en especial en la provincia de Málaga.
Durante el mes de febrero no hubo ningún episodio destacado por intensidad o abundancia de las precipitaciones.

El valor más elevado de precipitación máxima diaria registrado en este invierno en un observatorio principal fue de 137 mm en Tortosa el día 21 de enero, seguido de 109 mm en Vigo/aeropuerto el día 12 de diciembre, 108 mm en Girona/aeropuerto el 20 de enero, 106 mm en Castellón-Almassora el día 4 de diciembre y 102 mm en San Javier/aeropuerto el día 2 de diciembre.
El valor de precipitación máxima diaria de un mes de febrero en Tortosa ha superado el anterior valor más alto de su correspondiente serie, así como el valor de 71 mm registrado en Colmenar Viejo/Famet el día 19 de diciembre.

Histórico episodio de polvo atmosférico en Canarias

Entre el 22 y el 24 de febrero tuvo lugar un intenso episodio de polvo atmosférico del Sáhara que afectó a la totalidad del archipiélago canario, que estuvo causado por una profunda baja situada en las proximidades, que levantó polvo en la zona del Sáhara Occidental y lo inyectó sobre el archipiélago mediante una corriente en chorro de niveles bajos con vientos cercanos a los 100 Km/h a unos 1.500 m de altitud. Este episodio, a falta de una confirmación de los registros históricos, ha sido el más intenso registrado en Canarias desde que se dispone del instrumental necesario para cuantificar el contenido de aerosoles en la atmósfera.

El episodio consistió en tres eventos de polvo que tuvieron lugar en tres días consecutivos. El ocurrido el 23 de febrero fue especialmente intenso: presentó un pico máximo que sobrepasó los 3600 ?g/m3 de PM10 (material particulado de un diámetro menor a 10?m) en torno a las 18h en Santa Cruz de Tenerife, de acuerdo a las observaciones del Observatorio atmosférico de Santa Cruz (Centro de Investigación Atmosférica de Izaña; AEMET). Eso supone 72 veces más del límite legal de PM10 para protección de la salud, que es de 50 ?g/m3 de media diaria

         

         

         

         

         












Desconectado AURIA

  • Cb Incus
  • *****
  • 3882
  • Sexo: Masculino
  • República climática independiente
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #7 en: Domingo 22 Marzo 2020 17:04:30 pm »
Buenas tardes,

Simplemente comentar, que los datos que da Aemet acerca de esa efeméride de temperatura media en Ourense para un mes de febrero, es completamente falsa. La verdad es que no sé que pretenden.

Por si hubiera alguna duda, podemos coger los datos de la estación de calidad del aire de MeteoGalicia, que no registra heladas y solo funciona con días nublados o con poca oscilación térmica ( es una aberración de estación)....y suele ( no siempre) dar 1/2 de más tanto en mínimas o en máximas....Para ésta estación la temperatura media de febrero  fue de 11,8ºC.

Con respecto a los datos de Aemet... la temperatura media de febrero fue de 11,5ºC (11,48ºC)

Con respecto a la estación de MeteoGalicia-Ourense...la temperatura media de febrero fue de 11,1ºC

Por tanto, yo no sé que coj...dice ésta gente.

Máxima/Mínima/media Ogimet....



Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 12555
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #8 en: Viernes 10 Abril 2020 12:50:19 pm »
                     Marzo de 2020 casi duplica los valores de precipitación normal del mes,
                                     después de un febrero extremadamente seco


07/04/2020 -Ha sido el cuarto marzo más húmedo de este siglo y el séptimo desde 1965. Ha quedado, además, registrado como el séptimo marzo más cálido del siglo XXI.

Temperaturas

El mes de marzo ha sido en conjunto cálido, con una temperatura media sobre España de 11,8 ºC, valor que queda 0,5 ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010). Se ha tratado del decimotercer marzo más
cálido desde el comienzo de la serie en 1965 y del séptimo más cálido del siglo XXI.

         

Marzo mostró un carácter térmico muy variable de unas zonas a otras.
Resultó entre cálido y muy cálido en el noroeste de Castilla y León, en el sureste peninsular y en el archipiélago balear, y cálido en zonas de Galicia, Asturias occidental, Pirineos y puntos de Andalucía y del centro peninsular, observándose anomalías térmicas próximas a +2 ºC en León y Zamora y en torno a +1 ºC en el resto de estas zonas.
En contraste, fue frío, con anomalías cercanas a -1 ºC, en zonas del sur de Castilla y León, Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias oriental, Aragón y Andalucía, llegando a tener un carácter muy frío en puntos aislados de Extremadura, CastillaLa Mancha y Andalucía.
En el resto del territorio peninsular español marzo fue normal, con anomalías cercanas a 0 ºC.
En Canarias predominó el carácter normal o frío en zonas bajas, con anomalías térmicas entre 0 y -1 ºC, y el carácter cálido en zonas altas, con anomalías que se situaron en torno a +1 ºC.

Las temperaturas máximas diarias coincidieron en promedio con el valor normal de marzo, mientras que las mínimas diarias fueron 0,9 ºC superiores a las normales, resultando por tanto una oscilación térmica diaria 0,9 ºC menor que la
normal del mes.

Durante los 5 primeros días de marzo las temperaturas se situaron en valores ligeramente por encima de los normales para la época del año.
Los días 6-7 se observó un descenso térmico de breve duración, tras el cual dio comienzo un episodio cálido, con temperaturas tanto máximas como mínimas claramente por encima de las normales, que se extendió hasta el día 15, alcanzándose temperaturas especialmente elevadas durante los días 10-12.
El día 16 se observó un brusco descenso de las temperaturas, que pasaron a situarse por debajo de los
valores normales.
Los días 18 y 19 las temperaturas volvieron tomar valores ligeramente por encima de los normales.
El 20 de marzo se observó un descenso térmico generalizado que dio lugar a un largo episodio frío, con temperaturas por debajo de las normales, que se prolongó hasta el final del mes, destacando las bajas temperaturas observadas los dos últimos días del mes, en los que se produjeron nevadas en numerosas zonas del norte y centro de la península.

Las temperaturas más elevadas se registraron en el episodio cálido de la primera quincena del mes, destacando entre observatorios principales los 31,9 ºC medidos en Murcia, los 31,5 ºC de Alcantarilla/base aérea, los 31,0 ºC de Sevilla/aeropuerto y los 30,8 ºC de Morón de la Frontera, valores observados todos ellos el día 11.
En las estaciones principales de Navacerrada y Morón de la Frontera la temperatura máxima registrada el día 11, que fue de 18,9 ºC y 30,8 ºC, respectivamente, resultó la más alta para un mes de marzo desde el comienzo de las respectivas series.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos en estaciones principales correspondieron al Puerto de Navacerrada, con -5,7 ºC medidos el día 7, León, con -4,7 ºC el día 31, Molina de Aragón, con -4,2 ºC el día 8, y
Burgos/aeropuerto, donde se registraron -4,0 ºC el día 27.
Se observaron heladas en zonas de montaña y en ambas mesetas, destacando entre estaciones principales los 19 días de helada del Puerto de Navacerrada, los 13 días de helada de Izaña, los 12 días de Molina de Aragón, y los 10 días de Salamanca/aeropuerto.

Precipitaciones

Marzo ha sido en su conjunto muy húmedo, con una precipitación media sobre España de 92 mm, valor que supera en un 95% al valor normal del mes que es de 47 mm (Periodo de Referencia 1981-2010).
Con la información disponible, marzo 2020 ocupa el séptimo lugar en la correspondiente serie desde 1965 empezando por el más húmedo y el cuarto lugar en lo que llevamos del siglo XXI.

         

Las precipitaciones a lo largo del mes han sido abundantes, resultando un mes muy húmedo e incluso extremadamente húmedo en zonas de la mitad este peninsular, este y suroeste de Castilla y León, oeste de Extremadura, suroeste de Andalucía, y pequeñas áreas al este de Baleares y norte de Tenerife, mientras que, tan sólo ha sido seco en zonas al oeste de Girona, sur de las islas Canarias más occidentales, Ibiza y norte de Mallorca, y Melilla.

En cuanto al porcentaje de precipitación respecto al valor normal, la mayor parte del territorio ha estado por encima de dichos valores.
Las precipitaciones han superado en un 50% los valores normales en extensas áreas de la mitad este peninsular, Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía, así como en zonas al este y sur de Castilla y León, interior de Galicia, extremo sureste de Mallorca y norte de las islas de Gran Canaria y Tenerife.
Las precipitaciones han llegado a superar el triple de los valores normales en una extensa área que abarca
desde el sur de Navarra, la Rioja, provincia de Zaragoza y gran parte de las de Teruel y Castellón, hasta Murcia, oeste de Alicante y algunas zonas del litoral de Almería.
Por el contrario, las precipitaciones no han superado los valores normales en diversas áreas del norte de Castilla y León, este de Cataluña, interior de Andalucía, sur de Canarias, Baleares y Melilla, siendo en Ibiza y sur de las islas
Canarias más occidentales donde no se ha alcanzado ni la mitad del valor normal.

En la primera decena las precipitaciones se extendieron a casi toda el área peninsular y Mallorca, siendo superiores a 30 mm en algunas zonas del sistema Central e Ibérico, al noreste de Extremadura y en toda la franja norte desde Galicia hasta el noroeste de la provincia de Lleida. Se superaron los 100 mm en extensas áreas de Galicia, extremo noroeste de la provincia de León, y en un área que abarca desde el este de Cantabria hasta el pirineo oscense.

En la segunda decena hubo precipitaciones en todo el territorio y se acumularon más de 30 mm en gran parte del cuadrante noreste peninsular, oeste de Extremadura, diversas áreas de las provincias de Huelva y Cádiz, y en la franja
norte peninsular desde el norte de Galicia hasta el norte de Lleida.
En algunas zonas del pirineo central, interior de la provincia de Castellón y sur de la de Teruel, así como al este de la Rioja y oeste de Cáceres las precipitaciones superaron los 60 mm y puntualmente al oeste de Castellón se superaron los 100 mm.

En la tercera decena de nuevo las precipitaciones se extendieron a todo el territorio, siendo superiores a 30 mm en gran parte de la mitad sur peninsular, Madrid, provincias de Castellón y Guadalajara, litoral de Cataluña, este de Baleares y algunas zonas al norte de Canarias.
En extensas áreas del sureste y levante peninsulares, se acumularon más de 100 mm, siendo en algunas zonas de
Castellón y del litoral de Murcia donde se superaron los 150 mm.

Durante el mes de marzo se sucedieron diversos episodios con precipitaciones intensas, siendo tan sólo en la segunda semana de marzo cuando las precipitaciones fueron escasas.
Los episodios más destacados fueron: los días 1 al 6 de marzo bajo la acción de diversas borrascas denominadas Karine, Myriam y Norberto, se produjeron precipitaciones en gran parte del territorio que fueron más intensas en la franja norte peninsular; los días 15 al 17 debido a la presencia de una dana (depresión aislada en niveles altos) las precipitaciones afectaron a todo el territorio siendo intensas en el cuadrante nordeste, sistema Central y Cádiz;
el día 20 las precipitaciones se extienden principalmente al oeste peninsular siendo intensas al oeste de Extremadura; los días 21 al 24 se produjeron precipitaciones en todo el territorio y fueron de mayor intensidad en la comunidad valenciana, sureste peninsular y Canarias ; los días 26 y 27 las precipitaciones afectan al sureste peninsular y Baleares; y los dos últimos días del mes se produjeron precipitaciones en el área peninsular que fueron más intensas al oeste de Andalucía, zonas del interior peninsular y en Castellón, donde se acumularon más de 120 mm el día 31.
En varios de los episodios mencionados se produjeron nevadas principalmente en zonas de la mitad norte peninsular, siendo más intensas los días 30 y 31, así como los días 15 y 16.

Las mayores precipitaciones diarias de marzo entre observatorios principales se registraron el día 31 con 150 mm en Castellón-Almassora, seguido del día 23 con 68 mm en Alcantarilla/Base Aérea, 66 mm en San Javier/aeropuerto y 65 mm en Murcia, y del día 15 con 62 mm en Igueldo/Donosita-San Sebastián.
Las precipitaciones diarias mencionadas en Castellón-Almassora, Alcantarilla/base aérea y Murcia, han supuesto los valores más altos de las correspondientes series en un mes de marzo y lo mismo ha ocurrido en otros 5 observatorios principales (ver tabla adjunta).
En cuanto a la precipitación total del mes, también en tres observatorios se ha superado el anterior valor más elevado de la correspondiente serie: Castellón-Almassora con 205 mm y Logroño/Agoncillo y Teruel ambos con 105 mm.

         

         
                                 

Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 12555
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #9 en: Lunes 11 Mayo 2020 22:52:41 pm »
            Abril de 2020, un mes cálido pese a la ausencia de sol

08/05/2020 -Abril de 2020 ha quedado registrado como el sexto abril más cálido de este siglo y el séptimo desde el comienzo de la serie en 1965, en gran parte motivado por ser el tercer abril con una temperatura mínima media más alta. Es la primera vez desde 1965 que se registra un periodo tan largo, 12 meses consecutivos de mayo de 2019 a abril de 2020, con anomalías positivas en todas las temperaturas medias mensuales. Ha sido el segundo abril menos soleado desde 1983. Además, durante la cuarentena del 15 de marzo al 23 de abril, España ha sido el país europeo con menos horas de sol. En cuanto a precipitación, ha sido el séptimo abril más húmedo de este siglo.

Temperaturas

El mes de abril ha sido en conjunto muy cálido, con una temperatura media sobre España de 14,4 ºC, valor que queda 1,4 ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010). Se ha tratado del séptimo abril más cálido desde el comienzo de la serie en 1965 y del sexto más cálido del siglo XXI.
Fueron especialmente elevadas las temperaturas mínimas diarias, las cuales quedaron 2,3 ºC por encima del valor normal, resultando el tercer mes de abril con una temperatura mínima media más alta desde 1965, por detrás tan solo de los meses de abril de 2011 y 2014.

Abril mostró un carácter térmico muy variable de unas zonas a otras, resultando más cálido el norte que en el sur.
En la mitad norte de la península resultó muy cálido, llegando a ser extremadamente cálido en el País Vasco y en zonas de Cantabria, norte de Burgos, norte de Navarra y en puntos del sistema Ibérico y del pirineo aragonés y catalán.
En el centro de la península el mes fue entre cálido y normal, mientras que en el tercio sur predominó el carácter normal, llegando a ser frío o incluso muy frío en algunos puntos de Andalucía y del sureste peninsular.
En Baleares abril fue muy cálido, mientras que en Canarias tuvo un carácter muy variable de unas zonas a otras, resultando en conjunto algo cálido.

Se observaron anomalías cercanas a +3 ºC en zonas de Cantabria, País Vasco, noreste de Castilla y León, norte de Navarra y en puntos del pirineo aragonés y catalán, mientras que se registraron valores en torno a +2 ºC en amplias zonas de Galicia, Asturias, centro y norte de Castilla y León, La Rioja, sur de Navarra, mitad occidental de Aragón, noroeste de Cataluña y noreste de Castilla-La Mancha.
En el resto del norte y centro de la península las anomalías se situaron mayoritariamente alrededor de +1 ºC, mientras que en el tercio sur predominaron valores cercanos a 0 ºC, llegándose a alcanzar valores próximos a -1 ºC en algunos puntos de la costa mediterránea andaluza y de sierras del interior.
En Baleares las anomalías tomaron valores comprendidos entre +1 y +2 ºC, mientras que en Canarias se situaron
mayoritariamente entre 0 y +1 ºC.

         

Destaca la pequeña oscilación térmica diaria observada en abril, 1,8 ºC menor que la normal del mes: mientras que las temperaturas mínimas diarias quedaron en promedio 2,3 ºC por encima del valor normal, las temperaturas máximas diarias quedaron tan solo 0,5 ºC por encima del valor normal de abril.

El mes de abril comenzó con un episodio frío que había comenzado a finales de marzo y que se extendió hasta el 3 de abril.
A partir del día 4 se observó un ascenso térmico generalizado tras el cual las temperaturas, especialmente las mínimas, pasaron a situarse por encima de los valores normales para la época del año, situación que se mantuvo sin grandes cambios hasta el final de mes.
Las temperaturas más elevadas se registraron los últimos días del mes, destacando entre observatorios principales los 28,3 ºC medidos en Murcia, los 28,2 ºC de Alicante/aeropuerto y Alcantarilla/base aérea, y los 27,9 ºC de Castellón, valores observados todos ellos el día 30.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos se registraron en el episodio frío de los primeros días del mes, destacando entre estaciones principales los -3,1 ºC medidos en Burgos/aeropuerto el día 4, los -3,0 ºC de Molina de Aragón el día 4, los -2,0 ºC de Vitoria/aeropuerto también el día 4, y los -1,9 ºC registrados en el Puerto de Navacerrada y en Soria los días 2 y 3, respectivamente.
En 11 estaciones principales la media de las temperaturas mínimas diarias fue la más alta para un mes de abril desde el comienzo de las respectivas series (ver tabla adjunta).
Asimismo, en la estación principal de Palma de Mallorca/aeropuerto se observó el día 19 una temperatura mínima de 16,8 ºC, la cual resultó la más alta de un día de abril desde el comienzo de la serie.

Se registraron algunas heladas en zonas de montaña y en ambas mesetas, destacando entre estaciones principales los 7 días de helada de Izaña, los 6 días del Puerto de Navacerrada y los 2 días de helada observados en Burgos/aeropuerto, Molina de Aragón, Segovia, Soria, Vitoria/aeropuerto y Valladolid/aeropuerto.

Precipitaciones

Abril ha sido en su conjunto muy húmedo, con una precipitación media sobre España de 91 mm, valor que supera en un 40 % al valor normal del mes que es de 65 mm (Periodo de Referencia 1981-2010).
Con la información disponible, abril 2020 ocupa el onceavo lugar en la correspondiente serie desde 1965 empezando
por el más húmedo y el séptimo lugar en lo que llevamos del siglo XXI.

         

Las precipitaciones a lo largo del mes han sido abundantes, y en muchas ocasiones han ido acompañadas de tormentas, resultando un mes muy húmedo en gran parte de la franja que abarca desde el sur de Galicia y oeste de Castilla y León hasta el litoral catalán y provincia de Castellón, así como en extensas áreas de Extremadura, en Baleares y algunos puntos de Murcia, Alicante, Andalucía y Melilla, resultando incluso extremadamente húmedo en el interior de Castilla y León y litoral catalán, mientras que tan sólo ha resultado seco o muy seco en las regiones
cantábricas y norte de Navarra.

En cuanto al porcentaje de precipitación respecto al valor normal, la mayor parte del territorio ha estado por encima de dichos valores.
Las precipitaciones han superado en un 50% los valores normales en Castilla y León, en la franja mediterránea desde Girona hasta Almería, en gran parte de Extremadura y Baleares, así como en algunas zonas de Andalucía, centro peninsular, La Rioja, sur y norte de Aragón, sur de Navarra y extremo suroeste de Galicia.
Las precipitaciones han llegado a superar el triple de los valores normales en el litoral mediterráneo de las provincias de Girona y Barcelona, al suroeste de Cáceres y en algunos puntos de Baleares.
Por el contrario, las precipitaciones no han superado los valores normales en gran parte de Galicia, regiones cantábricas, Pirineos y Canarias, y en algunas pequeñas áreas del interior de Aragón, sur de Ciudad Real, y puntualmente en la costa de Málaga. Al noroeste de Asturias y en algunas áreas de Cantabria y de
Canarias, las precipitaciones no alcanzaron ni la mitad de los valores normales.

En la primera decena las precipitaciones se extendieron al área peninsular, Baleares e isla de La Palma. Se acumularon más de 30 mm en extensas áreas del cuadrante noroeste peninsular, en un área que abarca parte de Aragón, Castellón y Tarragona, en zonas del Sistema Central y Extremadura, así como en algunas pequeñas áreas de las provincias de Toledo, Ciudad Real y Guadalajara.
Se superaron los 60 mm al suroeste de Cáceres, norte de Burgos y oeste de Galicia.

En la segunda decena hubo precipitaciones en todo el territorio y se acumularon más de 30 mm en gran parte de la mitad oeste peninsular, Pirineos, provincias de Guadalajara y Soria, franja mediterránea desde Girona hasta algunas zonas de las provincias de Alicante y Murcia, Baleares y puntos al norte de la isla de Tenerife.
En algunas zonas de la cordillera Cantábrica, Sistema Central, provincias de Girona y Barcelona, y norte de la isla de Mallorca, las precipitaciones superaron los 100 mm.

En la tercera decena las precipitaciones disminuyeron, aunque de nuevo se extendieron a gran parte del territorio. Precipitaciones superiores a 30 mm se registraron en extensas áreas de la franja norte peninsular desde Galicia hasta el norte de Cataluña, en La Rioja y en diversas áreas del sistema Ibérico, sistema Central y de Andalucía.
Se acumularon más de 100 mm en la provincia de Girona, noreste de la de Barcelona y al suroeste de Galicia.

En el mes de abril casi todos los días se han producido precipitaciones, muchas debidas a tormentas, destacando por su intensidad los siguientes episodios: los días 1 y 2 con precipitaciones en el área peninsular que fueron de mayor
intensidad en zonas de Cataluña, Aragón y Baleares; los días 9 al 12 con precipitaciones más abundantes en la mitad oeste peninsular y Baleares; los días 14 a 16 con precipitaciones en el área peninsular que fueron más intensas en
puntos del Sistema Central; y los días 18 al 21 en que las precipitaciones fueron generalizadas incluyendo Canarias, siendo más intensas en zonas del noreste de Cataluña y en Baleares.

Las mayores precipitaciones diarias de abril entre observatorios principales se registraron el día 19 con 79 mm en Barcelona/aeropuerto, seguido del día 24 con 71 mm en Rota/Base naval, el día 21 con 64 mm en Girona/aeropuerto, el día 15 con 52 mm en el Puerto de Navacerrada, el día 16 con 50 mm en Vigo/aeropuerto y el día 18 con 48 mm en Soria.
Las precipitaciones máximas diarias mencionadas en los observatorios de Rota/Base naval y Soria, junto con la precipitación de 35 mm registrada en Madrid/Torrejón el día 18 han supuesto los valores más elevados de
la correspondiente serie en un mes de abril.
En cuanto a la precipitación total del mes, también en dos observatorios se ha superado el anterior valor más elevado
de la correspondiente serie: Barcelona/aeropuerto con 264 mm y Valladolid con 114 mm (ver tabla adjunta).
Además en varios observatorios principales se ha registrado el número más alto de días de lluvia y de tormenta de la
correspondiente serie en un mes de abril.

Horas de sol

El promedio de horas de sol en abril de 2020 en España ha sido de 171, 4, lo que supone 58,2 horas por debajo de la media del mes y lo convierte en el segundo abril menos soleado desde 1983.

Se hace necesario mencionar lo sucedido entre el 15 de marzo y el 23 de abril por su especial singularidad climática. Durante este intervalo de tiempo España recibió muy pocas horas de sol, siendo el país de Europa y del norte de África que menos insolación registró durante estos 40 días. En el otro extremo tenemos Hungría, Eslovaquia, Luxemburgo y Alemania que registraron en promedio más de 370 horas de sol, frente a las 223 de España. Dentro de España, en varios observatorios de los situados a orillas del Mediterráneo como València, Castelló o Málaga, éste ha sido el periodo de 40 días con menos horas de sol de toda su serie histórica, y en otros muchos se sitúa entre los tres menos soleados. La causa de la escasez de insolación fue una situación de bloqueo anticiclónico escandinavo, que fue persistente al principio y final del periodo y que propició, en líneas generales, la circulación de borrascas sobre la Península con toda su sus estructuras nubosas asociadas.

         

         

         

         

         



Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 12555
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #10 en: Lunes 08 Junio 2020 23:27:35 pm »
                     El mes de mayo de 2020 ha sido el más cálido desde 1965
08/06/2020 -Los ocho mayos más cálidos se han registrado este siglo. Las mayores anomalías térmicas, cercanas a los 4ºC, se observaron en zonas del interior de Galicia y del noroeste de Castilla y León

Temperaturas

El mes de mayo ha sido en conjunto extremadamente cálido, con una temperatura media sobre España de 19,3 ºC, valor que queda 2,7 ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010).
Se ha tratado del mayo más cálido desde el comienzo de la serie en 1965, habiendo superado en 0,2 ºC a mayo de
2015, que era hasta ahora el más cálido de la serie.
Los ocho meses de mayo más cálidos de la serie corresponden hasta el momento a meses del siglo XXI.

         

Mayo resultó extremadamente cálido en prácticamente todo el cuadrante noroeste de la península, mientras que en el resto de la España peninsular, así como en los archipiélagos de Baleares y Canarias, fue entre muy cálido y extremadamente cálido.
Las mayores anomalías térmicas, cercanas a +4 ºC, se observaron en zonas del interior de Galicia y del noroeste de Castilla y León, así como en algunos puntos del Pirineo de Huesca y de Lleida.
Las anomalías se situaron en torno a +3 ºC en la mayor parte del resto de Galicia y de Castilla y León, interior de Asturias, Pirineos, sistema Ibérico, y en zonas de Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y Cataluña.
En el resto del territorio peninsular español predominaron anomalías térmicas de alrededor de +2 ºC, si bien en algunas zonas del litoral mediterráneo andaluz y de Murcia tomaron valores cercanos a +1 ºC.
En Baleares las anomalías  se situaron en torno a +2 ºC, mientras que en Canarias tomaron valores entre +1 y
+2 ºC en zonas bajas y próximos a +3 ºC en zonas elevadas.

Tanto las máximas como las mínimas diarias fueron muy superiores a las normales: las temperaturas máximas diarias quedaron en promedio 3,1 ºC por encima del valor normal de mayo, mientras que las mínimas diarias fueron 2,3 ºC superiores a las normales, resultando, por tanto, una oscilación térmica diaria 0,8 ºC mayor que la normal del mes.

En 28 estaciones principales la temperatura media de mayo resultó la más alta para un mes de mayo desde el comienzo de la serie (ver tabla adjunta).
Además, en 13 estaciones principales la temperatura media de las máximas fue la más alta de mayo desde el comienzo de la serie, y en 27 estaciones principales la temperatura media de las mínimas fue también la más alta de su serie de mayo.

El mes de mayo comenzó con un episodio cálido que se prolongó hasta el día 9, con temperaturas tanto máximas como mínimas por encima de las normales para la época del año.
Entre los días 10 y 17 las temperaturas pasaron a situarse por debajo de los valores normales, especialmente las temperaturas máximas.
A partir del día 18 se observó un ascenso térmico generalizado que dio paso a un segundo episodio cálido, más intenso y prolongado que el de comienzos del mes, y que se extendió hasta el final de mayo, con máximas y mínimas diarias muy por encima de los valores normales.

Las temperaturas más elevadas se registraron durante el episodio cálido de finales de mayo, destacando entre observatorios principales los 38,0 ºC de Córdoba/aeropuerto medidos el día 23, los 37,5 ºC de Sevilla/aeropuerto el día 24, los 36,9 ºC de Jerez de la Frontera el día 23, y los 36,6 ºC de Morón de la Frontera medidos también el día 23. En tres estaciones principales la temperatura más alta registrada resultó la más alta para un mes de mayo desde el comienzo de la serie.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos se registraron a mediados del mes, destacando entre estaciones principales los -2,3 ºC medidos en Izaña el día 15, los 0,9 ºC del Puerto de Navacerrada el día 14, los 1,3 ºC de Burgos/aeropuerto el día 17, y los 2,0 ºC registrados en Molina de Aragón el día 6.
En cuatro estaciones principales la temperatura mínima diaria más alta registrada en mayo fue también la más alta para un mes de mayo de sus respectivas series.

Precipitaciones

Mayo ha sido en su conjunto normal, con una precipitación media sobre España de 54 mm, valor que supone el 89 % del valor normal del mes que es de 61 mm (Periodo de Referencia 1981-2010).

         

Las precipitaciones han estado muy desigualmente repartidas tanto en el espacio como en el tiempo, y en muchas ocasiones han ido acompañadas de tormentas, resultando un mes muy húmedo al oeste de Cuenca, en el litoral atlántico de Andalucía y en una extensa área que abarca el este de Navarra, norte de Aragón y oeste de Cataluña, mientras que ha resultado muy seco en la mitad norte de Galicia y en la provincia de Soria.

En cuanto al porcentaje de precipitación se han superado los valores normales en amplias zonas de la vertiente mediterránea así como en Andalucía, Aragón, este de Castilla-La Mancha y de Madrid, sur de Navarra y también en algunas áreas de Extremadura y Castilla y León.
Las precipitaciones han superado en un 50% dichos valores en el oeste y centro de Andalucía, en zonas de las provincias de Cuenca, Albacete y Badajoz, y en una extensa área que abarca el sur de Navarra, gran parte de Aragón y zonas de las provincias de Tarragona, Lleida y Castellón, llegándose a duplicar los valores normales en el suroeste de Andalucía, zonas del centro de Aragón, suroeste de Cataluña y en Ceuta. Por el contrario, las precipitaciones no
han alcanzado el 75% de los valores normales en extensas áreas del cuadrante noroeste peninsular así como también en el nordeste de Castilla y León, zonas de las provincias de Girona, Almería, Murcia y Badajoz, gran parte de Baleares,
Canarias y algunas áreas del centro de Castilla-La Mancha, no alcanzándose ni el 25% de dichos valores en el norte de Galicia, litoral de Almería y extensas áreas de Canarias.

En la primera decena las precipitaciones se extendieron a gran parte del territorio, siendo superiores a 10 mm en el tercio norte peninsular, extensas áreas del cuadrante suroeste, isla de Mallorca y Menorca, y una pequeña zona al oeste de Albacete.
Se acumularon más de 40 mm al oeste de Galicia, regiones cantábricas, norte de Aragón y Cataluña, zona elevada del interior de Tarragona y al norte de Castellón.
En el extremo nordeste de Gipuzkoa se acumularon más de 100 mm.

En la segunda decena las precipitaciones se extendieron a todo el territorio siendo superiores a 40 mm en una extensa área que abarca amplias zonas desde el Pirineo hasta el oeste de Andalucía, así como en la mitad norte de Extremadura, sistema Central y oeste de la provincia de Toledo.
Se registraron precipitaciones superiores a 60 mm en pequeñas áreas de la provincia de Cádiz, norte de Cáceres y
de Cuenca.

En la tercera decena las precipitaciones disminuyeron registrándose precipitaciones superiores a 10 mm en zonas del cuadrante nordeste, sistema Central, sur de Castilla y León, oeste de Castilla-La Mancha y sierra de Cádiz.
Se acumularon más de 40 mm tan sólo en algunos puntos del Pirineo y de Aragón.

Las precipitaciones del mes de mayo estuvieron muy desigualmente repartidas siendo en la segunda semana cuando debido a la presencia de diversas borrascas y sus frentes asociados, se acumuló más de la mitad de la precipitación del mes.
Durante el mes se produjeron tormentas que localmente dieron lugar a que parte de la precipitación fuera en forma de granizo.
Los episodios más destacados de precipitaciones intensas fueron: los días 9 y 10 con precipitaciones más abundantes en regiones cantábricas y nordeste peninsular; los días 11 al 16 en que precipitaciones intensas afectaron a extensas áreas de la mitad este peninsular así como del oeste de Andalucía y Extremadura; el día 25 con precipitaciones de carácter tormentoso en zonas del cuadrante nordeste y centro peninsulares, y el día 31 con precipitaciones en la mitad norte y centro peninsulares así como en la sierra de Grazalema.

Las mayores precipitaciones diarias de mayo entre observatorios principales se registraron el día 10 con 90 mm en Hondarribia/Malkarroa y 46 mm en Igueldo/San Sebastián, el día 9 con 67 mm en Foronda-Txokiza y 40 mm en Oviedo, el día 25 con 46 mm en Molina de Aragón, el día 31 con 38 mm en Madrid/Retiro, y el día 14 con 38 mm en Valencia/aeropuerto y 36 mm en Rota.
La precipitación máxima diaria en Foronda-Txokiza ha supuesto el valor más elevado de la correspondiente serie en
un mes de mayo y en cuanto a la precipitación total del mes, destaca A Coruña con 6 mm registrados por ser el valor más bajo de la correspondiente serie.

         

         

         

         
« Última modificación: Lunes 30 Agosto 2021 19:48:08 pm por Pedroteño »

Desconectado Pedroteño

  • Moderador/a
  • Supercélula Tornádica
  • *****
  • 12555
  • Sexo: Masculino
  • Pedro Muñoz (C. Real) cuna del mayo manchego
Re:AEMET 2020 (normas en post 1): avisos, la web, resúmenes climáticos, etc...
« Respuesta #11 en: Sábado 20 Junio 2020 11:34:59 am »
                                                     Avance Climático Nacional de la primavera 2020

Temperaturas

La primavera 2020 (periodo comprendido entre el 1 de marzo y el 31 de mayo de 2020) ha tenido un carácter muy cálido, con una temperatura media de 15,2 ºC, valor que queda 1,5 ºC por encima de la media de esta estación (período de referencia 1981-2010).
Se ha tratado de la cuarta primavera más cálida desde 1965, por detrás de las primaveras de 2017, 2011 y 1997, y
de la tercera más cálida desde el comienzo del siglo XXI.
Destacan las elevadas temperaturas mínimas registradas, habiendo resultado la primavera con una mayor temperatura media de las mínimas desde el comienzo de la serie junto con la primavera de 2011, con una temperatura mínima media 1,8 ºC por encima del valor normal.

         

La primavera resultó entre muy cálida y extremadamente cálida en la mitad norte de la península, mientras que en la mitad sur fue entre cálida y muy cálida, con algunas pequeñas zonas en el norte de Extremadura, el sureste de Castilla-La Mancha, el interior de Murcia y la costa de Cádiz donde fue normal.
En Baleares resultó entre muy cálida y extremadamente cálida, mientras que en Canarias mostró un carácter muy variable de unas zonas a otras, resultando en conjunto cálida.

Las mayores anomalías térmicas se observaron en el noroeste de Castilla y León, donde llegaron a superar los +3 ºC en algunas zonas.
Se registraron anomalías térmicas cercanas a +2 ºC en la mayor parte de Galicia, interior de Asturias y Cantabria, norte y centro de Castilla y León, País Vasco, mitad norte de Navarra y en zonas de los Pirineos, sistema Ibérico y sistema
Central.
En el resto del territorio peninsular español las anomalías tomaron valores cercanos a +1 ºC, salvo en algunos puntos de Extremadura, sureste de Castilla-La Mancha, Murcia y costa mediterránea andaluza en los que tomaron valores próximos a 0 ºC.
En Baleares las anomalías se situaron mayoritariamente entre +1 y +2 ºC, mientras que en Canarias predominaron valores cercanos a +1 ºC, aunque en algunos puntos se observaron anomalías ligeramente negativas.

         

Las anomalías de las temperaturas máximas se situaron en promedio 1,2 ºC por encima del valor normal del trimestre, mientras que las de las temperaturas mínimas fueron 1,8 ºC superiores a las normales, resultando una oscilación térmica diaria 0,6 ºC inferior a la normal.

En 11 estaciones principales la temperatura media de la primavera resultó la más alta desde el comienzo de la serie (ver tabla adjunta).
Asimismo, en 27 estaciones principales la temperatura media de las mínimas fue la más alta de la serie, y en una estación, Palma de Mallorca-CMT, la temperatura media de las máximas fue también la más alta de la serie.

La primavera comenzó con un mes de marzo cálido, con una temperatura media que se situó 0,5 ºC por encima de la normal del mes.
Abril fue muy cálido, con una temperatura 1,4 ºC por encima de la normal, mientras que mayo fue extremadamente cálido, con una temperatura 2,7 ºC superior a la media del mes, resultando el mes de mayo más cálido desde el comienzo de la serie en 1965, habiendo superado en 0,2 ºC a mayo de 2015, que era hasta ahora el más
cálido de la serie.

Marzo mostró un carácter térmico muy variable de unas zonas a otras.
Resultó entre cálido y muy cálido en el noroeste de Castilla y León, en el sureste peninsular y en el archipiélago
balear, y cálido en zonas de Galicia, Asturias occidental, Pirineos y puntos de Andalucía y del centro peninsular, observándose anomalías térmicas próximas a +2 ºC en León y Zamora y en torno a +1 ºC en el resto de estas zonas.
En contraste, fue frío, con anomalías cercanas a -1 ºC, en zonas del sur de Castilla y León, Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias oriental, Aragón y Andalucía, llegando a tener un carácter muy frío en puntos aislados de Extremadura,
Castilla-La Mancha y Andalucía.
En el resto del territorio peninsular español marzo fue normal, con anomalías cercanas a 0 ºC. En Canarias predominó el carácter normal o frío en zonas bajas, con anomalías térmicas entre 0 y -1 ºC, y el carácter cálido en zonas altas, con
anomalías que se situaron en torno a +1 ºC.

Abril mostró un carácter térmico muy variable de unas zonas a otras, resultando más cálido el norte que en el sur.
En la mitad norte de la península resultó muy cálido, llegando a ser extremadamente cálido en el País Vasco y en zonas de Cantabria, norte de Burgos, norte de Navarra y en puntos del sistema Ibérico y del pirineo aragonés y catalán. En el centro de la península el mes fue entre cálido y normal, mientras que en el tercio sur predominó el carácter
normal, llegando a ser frío o incluso muy frío en algunos puntos de Andalucía y del sureste peninsular.
En Baleares abril fue muy cálido, mientras que en Canarias tuvo un carácter muy variable de unas zonas a otras, resultando en conjunto algo cálido.
Se observaron anomalías cercanas a +3 ºC en zonas de Cantabria, País Vasco, noreste de Castilla y León, norte de
Navarra y en puntos del pirineo aragonés y catalán, mientras que se registraron valores en torno a +2 ºC en amplias zonas de Galicia, Asturias, centro y norte de Castilla y León, La Rioja, sur de Navarra, mitad occidental de Aragón, noroeste de Cataluña y noreste de Castilla-La Mancha.
En el resto del norte y centro de la península las anomalías se situaron mayoritariamente alrededor de +1 ºC, mientras que en el tercio sur predominaron valores cercanos a 0 ºC, llegándose a alcanzar valores próximos a 1 ºC en algunos puntos de la costa mediterránea andaluza y de sierras del interior.
En Baleares las anomalías tomaron valores comprendidos entre +1 y +2 ºC, mientras que en Canarias se situaron mayoritariamente entre 0 y +1 ºC.

Mayo resultó extremadamente cálido en prácticamente todo el cuadrante noroeste de la península, mientras que en el resto de la España peninsular, así como en los archipiélagos de Baleares y Canarias, fue entre muy cálido y extremadamente cálido.
Las mayores anomalías térmicas, cercanas a +4 ºC, se observaron en zonas del interior de Galicia y del noroeste de
Castilla y León, así como en algunos puntos del Pirineo de Huesca y de Lleida.
Las anomalías se situaron en torno a +3 ºC en la mayor parte del resto de Galicia y de Castilla y León, interior de Asturias, Pirineos, sistema Ibérico, y en zonas de Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y Cataluña.
En el resto del territorio peninsular español predominaron anomalías térmicas de alrededor de +2 ºC, si bien en algunas zonas del litoral mediterráneo andaluz y de Murcia tomaron valores cercanos a +1 ºC.
En Baleares las anomalías se situaron en torno a +2 ºC, mientras que en Canarias tomaron valores entre +1 y +2 ºC en zonas bajas y próximos a +3 ºC en zonas elevadas.

Episodios más destacados

A lo largo de la primavera fueron frecuentes los episodios cálidos, con temperaturas por encima de las normales, destacando el de los días 8-15 de marzo, el largo episodio cálido que se extendió entre el 5 de abril y el 9 de mayo, y el intenso episodio de los días 19-31 de mayo.

Las temperaturas más elevadas de la primavera se registraron durante el episodio cálido de finales de mayo, destacando entre observatorios principales los 38,0 ºC de Córdoba/aeropuerto medidos el 23 de mayo, los 37,5 ºC de Sevilla/aeropuerto el 24 de mayo, los 36,9 ºC de Jerez de la Frontera el 23 de mayo, y los 36,6 ºC de Morón de la Frontera, medidos también el 23 de mayo.
En tres estaciones principales la temperatura máxima diaria registrada en la primavera resultó también la más alta de sus respectivas series de primavera.

En cuanto a episodios fríos, destacan el breve episodio frío de los días 6-8 de marzo y el intenso y prolongado episodio frío de los días 20 de marzo a 3 de abril, con temperaturas bajas generalizadas que vinieron acompañadas de nevadas en numerosas zonas del norte y centro de la península.

Las temperaturas más bajas en estaciones principales se registraron en el Puerto de Navacerrada, con -5,7 ºC el 7 de marzo, León, con -4,7 ºC el 31 de marzo, Molina de Aragón, con -4,2 ºC el 8 de marzo, y Burgos/aeropuerto, donde se midieron -4,0 ºC el 27 de marzo.
En cuatro estaciones principales la temperatura mínima diaria más alta registrada en la primavera superó el anterior valor más alto de sus respectivas series.

Precipitaciones

La primavera ha sido en su conjunto muy húmeda, con una precipitación media sobre España de 237 mm, valor que queda un 37 % por encima del valor medio del trimestre según el periodo de referencia 1981-2010.
Con la información disponible, la primavera 2020 ha resultado ser la octava más lluviosa desde 1965 y la quinta más lluviosa en lo que llevamos del siglo XXI.
El trimestre comenzó con un marzo y abril muy húmedos, y finalizó con un mayo normal en cuanto a precipitaciones.

         

La primavera ha destacado por haber sido húmeda o muy húmeda en gran parte del área peninsular y Baleares así como en Ceuta y pequeñas zonas de Canarias, llegando a ser extremadamente húmeda en Cádiz, oeste de la provincia de Cáceres, algunos puntos de Barcelona, sur de Navarra y norte de Murcia, y en una extensa área que abarca el sur de Aragón y parte de las provincias de Castellón, Cuenca y Guadalajara.
No obstante, ha resultado seca en el noroeste de Galicia, y algunas pequeñas áreas de las regiones
cantábricas, así como al sur de las islas Canarias.

         

Como se puede apreciar en el mapa que se adjunta, las precipitaciones fueron en más de un 50 % superiores a las normales en gran parte del tercio este peninsular, La Rioja, este de Madrid y Castilla-La Mancha, centro de Castilla y León, extensas áreas de Extremadura y del sur de Andalucía, y sur de la isla de Mallorca.
Las precipitaciones incluso duplicaron el valor normal al oeste y sur de Aragón, sur de Navarra, entorno de Barcelona, provincia de Castellón e interior de la comunidad valenciana, oeste de la provincia de Cáceres y litoral de Cádiz.
Por el contrario, las precipitaciones fueron inferiores a los valores normales en gran parte de Galicia , regiones cantábricas y Canarias occidental, así como en algunas áreas de las islas de Ibiza y Menorca.
En el norte de Galicia, noroeste de Asturias y zonas de Canarias occidental las precipitaciones no han alcanzado el 75 % del valor normal.

Se inició el trimestre de primavera con un marzo muy húmedo cuya precipitación quedó un 95% por encima del valor normal. Abril también fue muy húmedo y las precipitaciones volvieron a superar el valor normal en un 40 %, mientras que en mayo las precipitaciones disminuyeron quedando un 11 % por debajo del valor normal.
En abril y mayo las precipitaciones en muchas ocasiones fueron acompañadas de tormentas.

En marzo las precipitaciones en la mayor parte del territorio estuvieron por encima de los valores normales y se registraron a lo largo de todo el mes, siendo tan sólo en la segunda semana cuando las precipitaciones fueron escasas.
Se superaron en más de un 50% los valores normales en extensas áreas de la mitad este peninsular, Extremadura, Madrid, Castilla La Mancha y Andalucía, así como en zonas al este y sur de Castilla y León, interior de Galicia,
extremo sureste de Mallorca y norte de las islas de Gran Canaria y Tenerife.
Destaca que las precipitaciones alcanzaran el triple de los valores normales en una extensa área que abarca desde el sur de Navarra, la Rioja, provincia de Zaragoza y gran parte de las de Teruel y Castellón, hasta Murcia, oeste de Alicante y algunas zonas del litoral de Almería.
Por el contrario, las precipitaciones no superaron los valores normales en diversas áreas del norte de Castilla y León, este de Cataluña, interior de Andalucía, sur de Canarias, Baleares y Melilla, siendo en Ibiza y sur de las islas Canarias más occidentales donde no se alcanzó ni la mitad del valor normal.

En abril las precipitaciones volvieron afectar a gran parte del territorio superándose en un 50% los valores normales en Castilla y León, en la franja mediterránea desde Girona hasta Almería, en gran parte de Extremadura y Baleares, así como en algunas zonas de Andalucía, centro peninsular, La Rioja, sur y norte de Aragón, sur de Navarra y extremo suroeste de Galicia.
Las precipitaciones alcanzaron el triple de los valores normales en el litoral mediterráneo de las provincias de Girona y Barcelona, al suroeste de Cáceres y en algunos puntos de Baleares.
Por el contrario, las precipitaciones no superaron los valores normales en gran parte de Galicia, regiones cantábricas, Pirineos y Canarias, y en algunas pequeñas áreas del interior de Aragón, sur de Ciudad Real, y puntualmente en la costa de Málaga.
Al noroeste de Asturias y en algunas áreas de Cantabria y de Canarias, las precipitaciones no alcanzaron ni la mitad de los valores normales.

En mayo las precipitaciones estuvieron muy desigualmente repartidas tanto en el espacio como en el tiempo siendo en la segunda semana cuando debido a la presencia de diversas borrascas y sus frentes asociados, se acumuló más de la mitad de la precipitación del mes.
Se superaron los valores normales en amplias zonas de la vertiente mediterránea así como en Andalucía, Aragón, este de Castilla-La Mancha y de Madrid, sur de Navarra y también en algunas áreas de Extremadura y Castilla y León.
Se acumularon cantidades de precipitación superiores en un 50 % a los valores normales en el oeste y centro de Andalucía, en zonas de las provincias de Cuenca, Albacete y Badajoz, y en una extensa área que abarca el sur de
Navarra, gran parte de Aragón y zonas de las provincias de Tarragona, Lleida y Castellón, llegándose a duplicar los valores normales en el suroeste de Andalucía, zonas del centro de Aragón, suroeste de Cataluña y en Ceuta.
Por el contrario, las precipitaciones no alcanzaron el 75% de los valores normales en extensas áreas del cuadrante noroeste peninsular así como también en el nordeste de Castilla y León, zonas de las provincias de Girona, Almería, Murcia y Badajoz, gran parte de Baleares, Canarias y algunas áreas del centro de Castilla-La Mancha.

En el norte de Galicia, litoral de Almería y extensas áreas de Canarias no se superó ni el 25 % de dichos valores.

Episodios más destacados

A lo largo del trimestre de primavera 2020 hubo varios episodios de precipitaciones intensas destacables.
En marzo: los días 1 al 6 bajo la acción de diversas borrascas denominadas Karine, Myriam y Norberto, se produjeron precipitaciones en gran parte del territorio que fueron más intensas en la franja norte peninsular; los días 15 al 17 debido a la presencia de una dana (depresión aislada en niveles altos) las precipitaciones afectaron a todo el territorio siendo intensas en el cuadrante nordeste, sistema Central y Cádiz; los días 21 al 24 se produjeron precipitaciones en todo el territorio y fueron de mayor intensidad en la comunidad valenciana, sureste peninsular y Canarias, y los dos últimos días del mes se produjeron precipitaciones en el área peninsular que fueron más intensas al oeste de Andalucía, zonas del interior peninsular y en Castellón.
En varios de los episodios mencionados se produjeron nevadas principalmente en zonas de la mitad norte peninsular, siendo más intensas los días 30 y 31, así como los días 15 y 16.

En abril hubo precipitaciones casi todos los días del mes destacando por su intensidad: los días 1 y 2 con precipitaciones en el área peninsular que fueron de mayor intensidad en zonas de Cataluña, Aragón y Baleares; los días 9 al 12 con precipitaciones más abundantes en la mitad oeste peninsular y Baleares; los días 14 a 16 con precipitaciones en el área peninsular que fueron más intensas en puntos del Sistema Central; y los días 18 al 21 en que las precipitaciones fueron generalizadas incluyendo Canarias, siendo más intensas en zonas del noreste de Cataluña y en Baleares.

En mayo los episodios más destacados fueron: los días 9 y 10 con precipitaciones más abundantes en regiones cantábricas y nordeste peninsular; los días 11 al 16 en que precipitaciones intensas afectaron a extensas áreas de la mitad este peninsular así como del oeste de Andalucía y Extremadura; el día 25 con precipitaciones de carácter tormentoso en zonas del cuadrante nordeste y centro peninsulares, y el día 31 con precipitaciones en la mitad
norte y centro peninsulares así como en la sierra de Grazalema.

El valor más elevado de precipitación máxima diaria registrado en esta primavera en un observatorio principal fue de 150 mm en Castellón-Almassora el día 31 de marzo, seguido de 90 mm en Hondarribia/Malkarroa el día 10 de mayo, 79 mm en Barcelona/aeropuerto el día 19 de abril, 71 mm en Rota/base naval el día 24 de abril, 68 mm en Alcantarilla/base aérea el día 23 de marzo y 67 mm en Foronda/Txokiza el día 9 de mayo.
Los valores de precipitación máxima diaria mencionados en Foronda-Txokiza, Rota/Base naval y Castellón-Almassora han superado el anterior valor más alto de su correspondiente serie de primavera.
En cuanto a precipitación total acumulada en los meses de primavera existen tres observatorios en los que
también se han registrado los valores más elevados de la serie, y son, Castellón-Almassora con 296 mm, Lleida con 197 mm y Teruel con 215 mm.

         

         

         

         

« Última modificación: Lunes 30 Agosto 2021 18:58:46 pm por Pedroteño »