Invasores voraces.

Desconectado Jose Quinto

  • El verano muere siempre ahogado.
  • Superclula
  • ******
  • 8721
  • Sexo: Masculino
  • Ese pequeo y palido punto azul.
Invasores voraces.
« en: Martes 20 Mayo 2003 13:26:32 pm »
A colacin de la llegada de manera natural del buitre de Rupel en Ciudad Real, he recordado esta noticia de ayer. Sobre el mejilln cebra ya se hablo en este foro en un asunto abierto por Josillo.

Invasores voraces
 
TEXTO: MANUEL TRILLO FOTOS: ABC

ZARAGOZA. La fauna autctona de los ros espaoles se enfrenta a la seria amenaza de un amplio espectro de especies exticas que, por distintas vas y en algunos casos favorecida por la actuacin de las propias administraciones, han ido ganando espacio y desplazando a los pobladores tradicionales. El mejilln cebra, que se reproduce a una velocidad de vrtigo hasta cubrir los fondos fluviales y atascar tuberas y canalizaciones; el galpago de Florida, una popular mascota hace unos aos; el cangrejo americano y distintas especies de peces para la pesca deportiva son algunos de estos invasores.

No existe an conciencia del riesgo que este fenmeno supone para el equilibrio natural de los ecosistemas, pese a algunas llamadas de atencin como la reciente jornada en el galacho de Juslibol, un antiguo meandro del Ebro en el trmino municipal de Zaragoza que qued abandonado por el ro en la histrica riada de 1961 y en el que se estn dejando notar los efectos.

Mejilln cebra. Denominado as por las bandas blancas y oscuras en zigzag sobre su concha, este pequeo primo de los que se cran en las Ras gallegas, de tan slo tres centmetros, es ms peligroso de lo que parece. Procedente del Mar Caspio y el ro Ural, se est expandiendo a lo largo del ro Ebro a travs de las embarcaciones o material deportivo y ya se encuentra a la altura del embalse de Ribarroja. Llega a formar colonias de hasta 700.000 individuos por metro cuadrado, con lo que tapiza todo tipo de sustrato duro al que se adhiere con fuerza. De esta manera, coloniza tuberas y conducciones de agua, poniendo en peligro el abastecimiento de agua y causando prdidas de miles de millones de euros, como ya ha sucedido en otras zonas de Europa, Asia y Amrica del Norte. En el ecosistema provoca alteraciones, amenazando a especies autctonas como el blenio o la margaritifera auricularia. Lo peor es que, por ahora, no tiene solucin, lamenta el bilogo Henri Bourrut, experto en este problema. Por ahora -explica- slo se puede retrasar la invasin para que no llegue a aguas donde an no est. Se estudia alguna bacteria patgena para eliminarlo, pero seguramente afectara a otras especies, aade.

Galpago de Florida. Fue una de las mascotas ms populares en las dcadas de los 80 y 90. El problema lleg cuando haba que deshacerse de aquellas pequeas tortugas, que luego han ido creciendo. Convencidos de que se actuaba con sentido cvico encomiable, se liber a muchos de estos galpagos en los entornos de las grandes ciudades sin advertir el peligro que supona para los ecosistemas existentes. Sucede que estos animales tienen gran capacidad de adaptacin y no slo sobreviven, sino que se expanden, compitiendo con dos especies autctonas, el galpago leproso y el galpago europeo, mucho ms pequeos, apunta Mario Izquierdo, monitor del galacho de Juslibol. De esta manera, desplaza a estas especies a sitios peores y reduce sus posibilidades de alimentarse y aparearse, aade.

Peces. Son numerosas las especies exticas que se han ido adueando de los ros favorecidos por la pesca deportiva, hasta alcanzar un tercio de las existentes en los ros espaoles. La perca, el lucio, la carpa, el alburno o el blackbass son slo algunos de los invasores. En este caso las instituciones pblicas han actuado como patrocinadores de la introduccin progresiva de las nuevas especies, que daan a otros peces autctonos porque son depredadores, lo que trae como consecuencia una prdida de la biodiversidad, constata Izquierdo.

Cangrejo americano. La introduccin de este terrible invasor responde a motivos econmicos. El cangrejo americano es un gran depredador de otros organismos del ro y se le atribuye la responsabilidad, incluso, de la desaparicin de los tritones en el Ebro, un anfibio en peligro de extincin, al tiempo que ha desplazado al cangrejo de ro autctono, explica Olga Conde, del servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza.

La introduccin de especies exticas en los ros espaoles amenaza seriamente a la fauna autctona. La expansin del mejilln cebra, el galpago de Florida, el cangrejo americano y distintos peces incorporados por la pesca deportiva puede tener consecuencias impredecibles
 
« ltima modificacin: Martes 20 Mayo 2003 13:27:28 pm por Jose V. »
Caminante, son tus huellas
el camino y nada ms;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrs
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

Desconectado Gustavo

  • Superclula
  • ******
  • 8031
Re:Invasores voraces.
« Respuesta #1 en: Martes 20 Mayo 2003 15:39:27 pm »
Desgraciadamente, la presencia de estas especies en la peninsula rara vez tienen un origen natural, en realidad nunca la tienen. Y no solo eso, ademas tampoco suponen un enriquecimiento de nuestro patrimonio faunistico, como podria ser el caso del Buitre de Ruppell (si no se trata de un caso meramente excepcional), o como lo ha sido el elanio azul u otras especies, si no que no causan mas que un empobrecimiento de nuestra fauna autoctona en la mayoria de los casos, al tratarse generalmente de depredadores a los que sus victimas, nuestras especies autoctonas, no estan adaptados.

Ademas el dao esta hecho y tiene una muy dificil solucin. No creo que ya podamos deshacernos del cangrejo americano para volver al espaol, por ejemplo.

Desconectado Jose Quinto

  • El verano muere siempre ahogado.
  • Superclula
  • ******
  • 8721
  • Sexo: Masculino
  • Ese pequeo y palido punto azul.
Re:Invasores voraces.
« Respuesta #2 en: Martes 20 Mayo 2003 16:29:42 pm »
Es muy triste. Como paso con los visones americanos que se escaparon de granjas.

Y con el cangrejo americano la gente en general no sabe que el autoctono se cria en agua limpias, no degradadas o al menos no mucho, mientras que el americano se puede criar en aguas casi residuales con el peligro que ello tiene para su consumo, amen del destrozo en las poblaciones autoctonas que ha causado.

En fin que como dices es un gran problema sin solucin.
Caminante, son tus huellas
el camino y nada ms;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrs
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.