Eólicas y urogallos

Desconectado betula

  • Cb Calvus
  • ****
  • 1159
  • Sexo: Masculino
Eólicas y urogallos
« en: Martes 31 Mayo 2011 22:12:05 pm »
Fianza millonaria para ENEL, la eléctrica italiana que se hizo con Endesa, por no respetar la ley y saltarse a la torera (cosa que seguirá sin duda haciendo) la protección de una zona donde aún habitan urogallos, para instalar un parque eólico:

http://www.diariodeleon.es/noticias/noticia.asp?pkid=609671

http://cronicaverde.blogspot.com/2011/05/fianza-millonaria-para-salvar-al.html
« Última modificación: Martes 31 Mayo 2011 22:16:16 pm por betula »
Valle del Valcarce, (El Bierzo),600 msnm, NW Península Ibérica
Fb.: arboretum V.

Desconectado Yo_mismo

  • Supercélula
  • ******
  • 6972
  • Sexo: Masculino
Re: Eólicas y urogallos
« Respuesta #1 en: Martes 31 Mayo 2011 23:11:06 pm »
Qué sirvergüenzas y sobretodo, qué abuso de poder.
Fuengirola, Málaga

Desconectado betula

  • Cb Calvus
  • ****
  • 1159
  • Sexo: Masculino
Re: Eólicas y urogallos
« Respuesta #2 en: Miércoles 01 Junio 2011 12:17:10 pm »
Noticia relacionada, sobre la presencia de urogallos, linces y osos en Zamora y provincias limítrofes:

http://www.laopiniondezamora.es/comarcas/2011/06/01/grupo-naturalistas-asegura-urogallo-lince-oso-campean-montes-zamoranos/521860.html
Valle del Valcarce, (El Bierzo),600 msnm, NW Península Ibérica
Fb.: arboretum V.

Conectado Javi S.

  • Cumulus Congestus
  • ***
  • 812
  • Sexo: Masculino
Re: Eólicas y urogallos
« Respuesta #3 en: Miércoles 01 Junio 2011 12:39:26 pm »
Es lo que hay con los molinitos de los cojones, en mi pueblo han construido un parque en la zona de cría del águila imperial ibérica, el ayuntamiento se llevó su dinero y todos tan contentos.
Nambroca, en la provincia de Toledo (672 msnm)

Desconectado Toxo

  • Cb Calvus
  • ****
  • 1677
Re: Eólicas y urogallos
« Respuesta #4 en: Miércoles 01 Junio 2011 14:05:09 pm »
Noticia relacionada, sobre la presencia de urogallos, linces y osos en Zamora y provincias limítrofes:

http://www.laopiniondezamora.es/comarcas/2011/06/01/grupo-naturalistas-asegura-urogallo-lince-oso-campean-montes-zamoranos/521860.html

¡Vaya!

No tenía ni idea de que aún quedaban urogallos fuera de la cordillera, daba por perdido todo o casi todo a partir de finales de los 90.

Del Lince por Zamora ya había leído algo.
Lugo 450m ou nunha viliña vendo o mar

Desconectado Llerenes

  • Cb Calvus
  • ****
  • 1349
  • - León -
Re: Eólicas y urogallos
« Respuesta #5 en: Viernes 03 Junio 2011 18:03:29 pm »
Hay constancia de la presencia estable de urogallo, con citas de cantaderos ocupados fuera de los límites de la Cordillera Cantábrica al menos desde los años 2.001-2005, en las comarcas leonesas de Omaña, Cepeda y valle de Boeza, en hábitats mediterráneos de melojares. El año pasado se publicaba este artículo en la prensa leonesa al respecto, aunque tiene algunos errores de bulto como lo del Teleno, ya que no consta siquiera que haya llegado aún a la Cabrera leonesa, con lo que a priori es bastante difícil que haya pasado a Zamora, ojalá fuera así, pero entre los cielos abiertos de Laciana y ahora los eólicos, el tema de conectividad va a ser casi una utopía.  

Volviendo al tema original, lo triste es que se han autorizado (y en algunos casos construido) más de 20 parques eólicos con sus respectivas líneas de evacuación, caminos etc en estas comarcas, llegando al absurdo de invadir zonas en las que la propia Junta de Castilla y León tenía datos de reproducción de la especie. La suerte (o desgracia) del parque al que se hace referencia en el artículo de El País fue precisamente la existencia de un ejemplar radiomarcado que pudo demostrar la afección de estas instalaciones a la integridad del animal, y se pudieron parar a tiempo las obras, pero no es un caso aislado ni mucho menos, en otros parques muy próximos a este las obras han seguido hasta el final, con los operarios haciendo fotos con el móvil al urogallo mientras montaban los aerogeneradores o abrían las pistas.  Otra circunstancia muy grave es que el Plan de Recuperación en CyL se aprobara el año 2009 (tras más de cinco años de constancia de su presencia) y estas zonas hayan quedado fuera del Plan para que se pudieran construir los parques eólicos con total impunidad. Mucho me temo que para cuando llegue la justicia ya no haya nada que proteger.
23 km. al noroeste de León capital, en el Piedemonte de la Comarca de Luna, Otero de las Dueñas, La Magdalena. (1.009 msnm.)

Webcam Otero de las Dueñas

Asociación Meteorológica del Noroeste Peninsular NOROMET

Desconectado Llerenes

  • Cb Calvus
  • ****
  • 1349
  • - León -
Re:Eólicas y urogallos
« Respuesta #6 en: Jueves 25 Mayo 2017 10:27:05 am »
La muerte de un urogallo desvela la trama éolica de Castilla y León



La muerte a principios de año de una hembra de urogallo cantábrico en un parque eólico del norte de León está alimentando todas las dudas sobre la independencia de la Junta de Castilla y León.

Según sus técnicos, en esa zona no existe tan amenazada especie ni hay peligro por tanto de que los más de 100 aerogeneradores cuya instalación autorizó puedan afectar a sus maltrechas poblaciones.

Según los científicos expertos en el ave, la zona era una de las más importantes del mundo. Lo dicen en pasado, pues en muy poco tiempo se ha venido abajo por culpa, aventuran, de estas instalaciones.

La noticia de la muerte del urogallo se ha mantenido en secreto durante casi cinco meses, hasta que un periodista de iLeón ha logrado sacarla a la luz. En la Junta de Castilla y León niegan tal secretismo. Aseguran que la información no se ha divulgado porque nadie la había solicitado hasta entonces. Que el ave apareció muerta el pasado 27 de enero en un parque eólico de Folgoso de la Ribera pero no le dieron importancia a pesar de ser el urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) uno de los taxones más amenazados de extinción en Europa.



Si aparece un oso muerto, lo habitual es activar un complicado proceso de investigación que determine las causas de su muerte, por si pudiera ser un delito. Y rápidamente se da la noticia dado el interés mediático. La investigación oficial se ha hecho y la necropsia confirma la muerte de la urogallina por traumatismo. Todo apunta a una colisión contra el aerogenerador bajo el cual fue localizada, que de confirmarse sería la segunda muerte de un urogallo en Europa por culpa de un parque eólico, habiéndose registrado la primera en Suecia hace años. Toda esta información no se hizo pública.

Entre 230 y 260 osos pardos viven hoy en la cordillera Cantábrica, pero quedan menos de 150 machos de urogallo, cuando hace 30 años había casi 600.

“Los de la Junta silban y miran al cielo; se han hecho los idiotas”, critica sin tapujos uno de los que más saben sobre esta especie y que pide el anonimato por miedo a posibles represalias. En su opinión, “es obvia la ocultación de información respecto a una especie para la que se está gastando mucho dinero en su conservación y que se están cargando”. Un silencio que muchos relacionan directamente con la investigación sobre la trama eólica de Castilla y León, 21 investigados y presuntas comisiones de más de 80 millones de euros.

La única población mediterránea de una especie atlántica

“Los urogallos cantábricos son, de las doce subespecies, los más raros de todos los urogallos, y ahora sabemos que dentro de ellos los hay más raros aún”, señalaba hace años a DiCYT Manuel Antonio González, responsable de una investigación científica que describió una singular población en el noroeste de León. En lugar de ocupar zonas de montaña con vegetación y clima típicamente eurosiberiano, como es habitual en la especie, esta población se distribuye por el Bierzo Alto y el sur de las comarcas de Omaña y Cepeda; un corredor ecológico de transición entre la Cordillera Cantábrica y los Montes de León donde en lugar de hayedos y abedulares ocupa mediterráneos melojares de rebollo.

Es la población más sureña del planeta. Y lo que resultaba aún más sorprendente, en esos bosques sobrevivía la mejor población de toda la subespecie cantábrica, catorce machos y al menos nueve cantaderos, según el trabajo de González. Pero nuevamente hay que hablar en pasado.

La treintena de individuos censados hace una década y que representaban el diez por ciento de todos los urogallos que quedaban en la Cordillera Cantábrica se ha hundido. Fragmentación del hábitat, incendios forestales e infraestructuras humanas como los parques eólicos instalados masivamente han acabado con el animal.

Nuevamente faltan censos recientes y fiables, pero los datos parciales que manejan los expertos ratifican el batacazo. Según ha confirmado uno de estos especialistas a La Crónica Verde, este año no se ha podido detectar ni un solo nido en la zona. Y el número de cantaderos también se ha venido abajo. La situación es crítica.

Lo demuestra un reciente estudio publicado en la revista científica Bird Conservation International. En él sus autores confirman el desastre: la población más rara y amenazada del mundo de una de las especies más amenazadas está totalmente desprotegida. Ni es parque natural ni Red Natura 2000. En realidad es ahora mismo una gran zona industrial a cielo abierto dedicada a la explotación masiva de energías renovables. Este hecho lo ratifica otro importante trabajo científico. Apenas cinco años después de la llegada de los aerogeneradores los urogallos se han venido abajo. Dado el gran impacto ambiental de estas infraestructuras por culpa de una muy mala ubicación, la energía producida allí en lugar de verde es negra.

Un daño irreversible

El problema no es tan solo el impacto directo de los aerogeneradores para las aves, contra los que pueden chocar accidentalmente o cuyo ruido incesante espanta. Tampoco por los nuevos tendidos eléctricos contra los que chocan o se electrocutan.

El mayor impacto se produce en el hábitat por culpa sobre todo de las grandes pistas que se abren a través de los bosques para llegar a zonas prácticamente inaccesibles. Pistas que cuartean el territorio, fragmentándolo irremediablemente. Y que permiten la llegada fácil de depredadores generalistas que de otra forma nunca habrían podido alcanzar esos territorios donde el urogallo criaba con tranquilidad. Zorros y jabalíes pero también cazadores furtivos.

La prueba del delito

La aparición del cadáver confirma los estudios de los biólogos, que han demostrado reiteradamente la presencia de urogallos en esta zona, y contradice a los técnicos de la Junta de Castilla y León, quienes impidieron que las zonas donde se han proyectado hasta 27 parques eólicos en el denominado “nudo de Villameca” fueran protegidas como “áreas críticas” para la conservación de la especie.

Los estudios de impacto ambiental realizados como paso previo para autorizar esos parques eólicos obviaron su presencia o, según los ecologistas de la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, la ocultaron intencionadamente para favorecer la implantación de las infraestructuras eléctricas. El Plan de Recuperación del Urogallo Cantábrico de Castilla y León (Decreto 4/2009, de 15 de enero) también lo ignoró.

Sentencias definitivas exigen el desmantelamiento

Gracias al trabajo de los ecologistas, con datos científicos y luchando en los tribunales en desigual pelea contra las grandes empresas e incluso contra la Administración responsable de velar por la conservación de hábitats y especies, varias sentencias firmes han anulado varios parques eólicos ya construidos y en funcionamiento, como es el caso de La Espina o Peña del Gato.

Esta misma semana el Tribunal Supremo ha confirmado, en una sentencia, la ilegalidad del parque eólico de Valdesamario y anula definitivamente la autorización administrativa que permitía su funcionamiento. Al carecer de los permisos necesarios deberá dejar de funcionar y ser desmantelado.

El fallo del tribunal, aunque llega tarde, destaca el trabajo ejemplar de lucha ciudadana contra este desmadre capitaneado por SEO/BirdLife y en el que igualmente ha sido fundamental la lucha más silenciosa y continuada desarrollada por la asociación ecologista Urz y de la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica.

Según informa el diario digital iLeón, estos tres parques vieron anuladas sus autorizaciones en el Tribunal Supremo y el TSJ por obviar la Junta de Castilla y León la afección de los mismos a una de las especies en mayor peligro de extinción de la península ibérica, el urogallo cantábrico.

Con su decisión, el Supremo cierra, después de trece años,  el ciclo de recursos presentados por SEO/BirdLife ante las irregularidades observadas en el nudo eólico Villameca, que planteaba la construcción de 22 parques eólicos más.  Solo seis fueron construidos y entraron en funcionamiento: los tres anulados por el Alto Tribunal y otros tres que la ONG ambiental no pudo recurrir ante la Justicia.

Un cadáver en el congelador ratifica ahora el desastre.



Bibliografía citada:

M. A. González , S. García-Tejero , E. Wengert & B. Fuertes (2015) Severe decline in Cantabrian Capercaillie Tetrao urogallus cantabricus habitat use after construction of a wind farm. Bird Conserv. International, 26: 256–261.

M. A. González, Fuertes, B., Blanco-Fontao, B., & De Frutos, Á. (2017). The edge also matters: Human threats in a rare Mediterranean habitat for Cantabrian Capercaillie. Bird Conservation International, 1-12. doi:10.1017/S0959270916000587
23 km. al noroeste de León capital, en el Piedemonte de la Comarca de Luna, Otero de las Dueñas, La Magdalena. (1.009 msnm.)

Webcam Otero de las Dueñas

Asociación Meteorológica del Noroeste Peninsular NOROMET

Conectado brañagallorus

  • Cumulus Húmilis
  • **
  • 169
  • Asturies o Trabayes??
Re:Eólicas y urogallos
« Respuesta #7 en: Jueves 25 Mayo 2017 17:30:46 pm »
R I P  para toda la especie cantábrica, entre todos la mataron, y ella sólo se murió :confused:
Hay mas tiempo que vida........

Desconectado Llerenes

  • Cb Calvus
  • ****
  • 1349
  • - León -
Re:Eólicas y urogallos
« Respuesta #8 en: Miércoles 04 Octubre 2017 09:38:41 am »
Cuando ni los jueces protegen al urogallo



“¿Cómo no iban a saber que aquí hay urogallo?”, se pregunta Tomás Vega, alcalde de Folgoso de la Ribera, un pueblo de poco más de 1.100 habitantes en el Bierzo Alto (Léon). “Ya cuando estaba haciendo yo la carrera de ingeniero técnico forestal nos contaba el profesor, que luego trabajó en la Junta de Castilla y León, que aquí había una población de las importantes”. Desde el pueblo ni se ven ni se oyen, pero a pocos centenares de metros 12 aerogeneradores encaramados en las estribaciones de la sierra de Gistredo forman el parque eólico de Valdelín. Y se sitúan en paralelo a una ruta senderista muy conocida llamada... Camino del Urogallo.

Por si aún se necesitaban más pruebas de la presencia de esta especie en la zona, hace unos meses apareció junto a una turbina eólica el cadáver de una hembra. La causa de la muerte: traumatismo. El urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) acaba de ser declarado “en situación crítica” por estar al borde de la extinción. Se calcula que su número ha caído a la mitad en los últimos 15 años, en parte debido a que su hábitat cada vez está más fragmentado.

Hábitat que en esta zona de León (entre las comarcas del Bierzo, Cepeda y Omaña) comparte con un megaproyecto que preveía construir, aprovechando el viento de las cumbres, hasta 22 parques eólicos de los que, tras la lucha de los ecologistas en los tribunales, solo se levantaron seis. Ahora los jueces acaban de dar el enésimo revés al llamado nudo de Villameca: tres sentencias anulan sus autorizaciones por afectar a poblaciones de urogallo.

La subestación eléctrica Ponjos, que recoge la producción de los parques, y la línea eléctrica de alta tensión que la evacua hasta el punto de conexión con Red Eléctrica de España en Villameca son ilegales, según un juez de León, que ha declarado nulas sus autorizaciones. En ambos casos, por no tener en consideración en la evaluación de impacto ambiental la presencia de esta especie. “Los jueces anulan todo el tendido eléctrico, lo que obliga a cerrar los parques eólicos al no poder sacar la energía que producen”, asegura Juan Carlos Atienza, de la Sociedad Española de Ornitología (SEO-BirdLife), la organización que ha recurrido los permisos que la Junta de Castilla y León ha dado a estas infraestructuras. Enel ha recurrido ambas decisiones.

Una tercera sentencia, a la que también ha tenido acceso EL PAÍS, ha anulado la licencia ambiental y urbanística que el Ayuntamiento de Riello dio al parque eólico de Valdesamario. En los tres fallos, el magistrado recuerda que las evaluaciones de impacto ambiental no recogieron los posibles efectos acumulativos de los parques eólicos y las líneas de alta tensión. Una portavoz de Enel aseguró que han decidido no recurrir la sentencia y obtener una nueva licencia. Los ecologistas llevan años denunciando que el gran proyecto del nudo de Villameca se troceó en distintos parques precisamente para intentar sortear la evaluación ambiental.

El caso de los parques eólicos leoneses es llamativo por lo reiterado de las sentencias contrarias. De los seis que finalmente se construyeron, tres han sido anulados en el Supremo después de batallas legales de hasta 13 años. Pese a ello, uno sigue en funcionamiento y el otro paró la semana pasada, días después de que EL PAÍS preguntara por qué no se estaba cumpliendo el fallo judicial, de mayo pasado. Este último es Valdesamario, de Enel Green Power, y el que aún funciona es Espina, que pertenece a Gas Natural Fenosa y cuya autorización anuló el Supremo en abril pasado. “No hemos recibido orden de pararlo”, dice una portavoz.

El único parque que lleva tiempo sin funcionar es el de Peña del Gato (Enel), el de mayor potencia de la provincia y uno de los mayores de España, con 25 aerogeneradores. Hace un año que no produce en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Castilla y León que anuló la declaración de impacto ambiental. Pero según el alcalde de Igüeña, Alider Presa, “volverá a funcionar enseguida”. La Junta aprobó una nueva declaración de impacto ambiental en mayo pasado. Según SEO, el nuevo texto no modifica nada: no se mueve un molino ni se cierra una pista o se quita un metro de tendido eléctrico. La empresa afirma haber hecho un estudio sobre el urogallo según el cual la actividad del parque es compatible con los objetivos de conservación de la especie.

Las obras de este polémico parque empezaron a principios de 2008, pero su autorización administrativa no se publicó hasta un año después. Para cuando SEO la impugnó, las obras habían terminado. El abogado de los ecologistas explica que es la misma práctica que se empleó en los casos de Espina y Valdesamario, lo que ha permitido el funcionamiento de estas instalaciones durante años a pesar de las “graves irregularidades de sus declaraciones de impacto ambiental, deficiencias confirmadas por el Supremo”.

Manuel Melcón, alcalde de Valdesamario, asegura que los municipios se limitan a permitir lo que previamente la Junta de Castilla y León ha autorizado. Añade que no hay oposición a los parques eólicos. “Estos pueblos viven de esos ingresos. Sin ellos probablemente morirían”, asegura. En muchos casos, los aerogeneradores se sitúan en montes de utilidad pública, por lo que son las juntas vecinales las que reciben el dinero de las empresas. Sobre el urogallo, es contundente: “Es un invento de los ecolojetas para cobrar subvenciones astronómicas. Mi abuelo murió con 102 años y nunca me dijo que los hubiera visto”.

UNA LARGA HISTORIA EN LOS TRIBUNALES

El proyecto llamado “nudo eólico de Villameca” (formado por parques eólicos, subestaciones eléctricas y líneas de evacuación de la energía) acumula un total de 22 sentencias judiciales.

18 de ellas son favorables a los ecologistas y anulan las autorizaciones con las que se permitió su construcción.

La presión administrativa y judicial hizo que solo seis de los 22 parques proyectados llegaran a construirse.

Tres de esos parques (Peña del Gato, Espina y Valdesamario) han sido anulados por el Tribunal Supremo una década después. Las sentencias consideran probado que son ilegales por afectar a poblaciones de urogallo. La Junta intenta volver a legalizarlos aprobando nuevas evaluaciones de impacto ambiental.

UN CADÁVER INCÓMODO



El 28 de enero llegó un cadáver de hembra de urogallo al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid. La necropsia determinó que la causa de la muerte fue una contusión en el pecho. Pese a que el urogallo está en peligro de extinción, y que noticias como la muerte de un ejemplar en Huesca (urogallo pirenaico, en situación vulnerable) acosado por turistas hace unos meses tienen amplia repercusión en los medios, de este caso nadie se enteró. Era la primera vez que aparecía un ejemplar muerto en el entorno de un parque eólico, el de Valdelín, en Folgoso de la Ribera.

Para los conservacionistas, el hallazgo debería zanjar la discusión sobre si hay o no hay urogallos en la zona y si les afectan los parques. No es el primer caso que demuestra que los aerogeneradores ocupan zonas sensibles para la especie. En el parque de Valdesamario un vecino fotografió un urogallo paseándose por las pistas de la instalación, como publicó EL PAÍS hace tres años.

La Junta de Castilla y León niega haber ocultado la muerte. Asegura que, simplemente, no informó de ella, como tampoco lo hace con otros casos que no considera relevantes. La necropsia señala que el golpe no parece “compatible con el impacto con las aspas”, pero no descarta que sucediera con un tendido u otra infraestructura.

“En Europa solo hay otros dos casos registrados de muerte de un urogallo en un parque eólico, en Suecia, donde la especie no está en peligro de extinción. Donde hay poblaciones amenazadas no se instalan parques eólicos. Salvo en León”, asegura Manuel Antonio González, biólogo especializado en este animal. "En Suecia hay más de 200.000 urogallos. En León, menos de 200", recuerda.
23 km. al noroeste de León capital, en el Piedemonte de la Comarca de Luna, Otero de las Dueñas, La Magdalena. (1.009 msnm.)

Webcam Otero de las Dueñas

Asociación Meteorológica del Noroeste Peninsular NOROMET